Viernes, 18 de mayo de 2007


Un estudio espa?ol en ratones ha demostrado c?mo la adicci?n a la coca?na altera la estructura de las neuronas de la corteza cerebral.
Redacci?n 18/05/2007
El consumo cr?nico de coca?na podr?a alterar la estructura de las neuronas de la corteza cerebral, seg?n concluye un estudio coordinado Javier de Felipe, del Instituto de Neurobiolog?a Ram?n y Cajal del CSIC, en Madrid, que se publica en el ?ltimo n?mero de Neuroscience. Adem?s del laboratorio de Javier de Felipe, en el estudio han colaborado Olga Valverde y Rafael Maldonado, de la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona.

Estas modificaciones se unir?an a otros efectos adversos asociados a esta droga, como los cambios funcionales que registran el cerebro y la actividad mental.

De Felipe ha contextualizado el hallazgo: "A partir de estos primeros datos, parece que la coca?na podr?a ser una droga mucho m?s peligrosa para el cerebro humano de lo que previamente se pensaba".

El trabajo trataba de responder si la coca?na ten?a ?nicamente efectos psicoactivos o tambi?n pod?a alterar la estructura del cerebro. "M?ltiples estudios han demostrado que el consumo continuado de este potente psicoestimulante genera modificaciones bioqu?micas y funcionales en el cerebro. Sin embargo, existe poca informaci?n sobre los posibles cambios estructurales que produce", ha a?adido De Felipe.

Entre otras conclusiones, demostraron en un modelo animal que la coca?na induce una disminuci?n de los ?rboles dendr?ticos y provoca una menor densidad de las espinas de las c?lulas piramidales.

Los investigadores se han centrado en el efecto cr?nico de la coca?na en las c?lulas piramidales de la corteza cerebral, las que el premio Nobel espa?ol Santiago Ram?n y Cajal bautiz? como mariposas del alma, porque constituyen el principal tipo neuronal de la corteza cerebral.

Mariposas del alma
Como explica De Felipe, estas c?lulas son las ?nicas que trasladan la informaci?n que se procesa en las distintas ?reas de la corteza cerebral a otras ?reas corticales o subcorticales. Son cruciales en el funcionamiento del enlace global de la percepci?n sensorial, un mecanismo con el que el cerebro integra simult?neamente toda la informaci?n procesada en ?reas corticales para producir una percepci?n unificada, continua y coherente.

Cada espina dendr?tica, una de las terminaciones que tienen las c?lulas piramidales, establece una sinapsis excitadora, uniones mediante las que las neuronas se env?an se?ales entre s?, o bien a c?lulas no neuronales. Las espinas son adem?s claves en la plasticidad del cerebro (caracter?stica propia del cerebro que le permite adaptarse al entorno).

La repercusi?n del consumo cr?nico de coca?na observado en el estudio sugiere que la administraci?n de esta droga puede alterar las funciones de la corteza cerebral mediante alteraciones pl?sticas y duraderas de los circuitos corticales.

Reto de futuro
Para el investigador del CSIC, conocer en profundidad los mecanismos que rigen la corteza cerebral constituir? el gran reto de la ciencia en el futuro: "La actividad de esta parte del cerebro est? relacionada con las capacidades que distinguen al hombre de otros mam?feros. Por este motivo, es fundamental saber c?mo podemos mantener un cerebro sano y qu? sustancias pueden perjudicarlo, como las drogas de abuso".

'(Neuroscience 2007; DOI: 17467187)'.




No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 13:58  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios