Viernes, 22 de febrero de 2008


Los resultados a 144 semanas del estudio GS 934 indican que un régimen de TDF/FTC y EFV mantiene la eficacia virológica durante más tiempo y que el perfil lipídico también es positivo, en comparación con el régimen de ZDV/3TC y EFV.


Esther Román Cantón 22/02/2008


Los resultados del estudio GS 934 acumulados durante tres años de seguimiento indican que un régimen de tenofovir disoproxil fumarato (TDF), emtricitabina (FTC) y efavirenz (EFV) presenta una duración superior de la supresión de la carga viral y un mejor perfil de seguridad y morfológico que otro de zidovudina/lamivudina (ZDV/3TC) y EFV.

La investigación, en la que ha participado José Ramón Arribas, del Servicio de Medicina Interna del Hospital de La Paz, en Madrid, se publica en el último número de Journal of Acquired Immune Deficit Syndrome. Los pacientes tratados en este estudio tienen una media global de 37 años, el 14 por ciento de ellos son mujeres, con una carga viral de 5,0 de media y un recuento de CD4 de 237 células/mm.

El régimen de TDF/FTC y EFV demostró unos efectos virológicos, inmunológicos y morfológicos superiores a los de un régimen de ZDV/ 3TC en dosis fijas y EFV durante 96 semanas en un ensayo abierto aleatorizado. Al cabo de 96 semanas, los pacientes tratados con TDF más FTC cambiaron a una combinación TDF/FTC en dosis fijas.

Según ha explicado Arribas a Diario Médico, "al cabo de 144 semanas de tratamiento, el número de pacientes infectados por el VIH tratados con un régimen de TDF/FTC y EFV que lograron y mantuvieron la supresión virológica a < 400 copias/ml fue significativamente mayor (71 por ciento) que el de los que comenzaron con un régimen de ZDV/3TC y EFV (58 por ciento)".

Retiradas
"A las 48 semanas pudimos comprobar que abandonaba más gente en la rama de AZT por anemia y efectos adversos gastrointestinales. En este punto se da claramente peor tolerancia por el paciente de AZT/3TC que por TDF/FTC". Las tasas acumuladas de retiradas por fracaso virológico y acontecimientos adversos siguieron siendo mayores en el grupo de ZDV/ 3TC, en el que también fue más frecuente la aparición de M184V. En ningún paciente se desarrolló la mutación K65R.

Por otro lado, los pacientes del grupo de TDF/FTC presentaron aumentos más pequeños de las concentraciones de colesterol total y triglicéridos en ayunas que los del grupo de ZDV/3TC y la grasa total en las extremidades fue significativamente mayor en los tratados con TDF/FTC que en los tratados con ZDV/3TC.

"Estos resultados acumulados a las 144 semanas amplían los datos previos obtenidos a las 48 y 96 semanas de una supresión virológica superior con una régimen de TDF/FTC una vez al día en comparación con otro de ZDV/3TC dos veces al día", ha señalado Arribas. La seguridad renal global fue equiparable en los dos grupos, con cantidades pequeñas parecidas de pacientes que presentaron aumentos graduados de la creatinina y proteinuria en ambos grupos durante 144 semanas.

Según el internista de La Paz, los efectos beneficiosos que arroja esta investigación podrían potenciarse aún más por la disponibilidad reciente de la formulación conjunta de TDF/FTC/EFV en un solo comprimido de administración una vez al día. "Es el estudio más largo hasta la fecha con los componentes de dicha combinación".




No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 11:43  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 21 de febrero de 2008


ROMA, domingo, 17 febrero 2008 (ZENIT.org).- El asunto de la distribución masiva de preservativos acapara una vez más los titulares. En los días anteriores a las celebraciones de carnaval en Brasil, las autoridades anunciaron la distribución gratuita de 19,5 millones de preservativos, informaba el 28 de enero Reuters.

La revista médica británica The Lancet criticaba también recientemente a la Iglesia por su oposición a los preservativos. El editorial de 26 de enero de la revista regañaba a Benedicto XVI por no cambiar la enseñanza de la Iglesia para que los católicos pudieran utilizar preservativos para evitar las infecciones de sida.

No obstante, la asunción simplista de que los preservativos son la solución para las enfermedades de transmisión sexual se está probando cada vez más que es falsa. En su número del 26 de enero, el British Medical Journal publicaba un forum sobre los preservativos, con artículos a favor y en contra del tema.

Incluso el artículo a favor de los preservativos, de Markus Steiner y Willard Cates, admitía que además de los preservativos es necesario «evitar el riesgo y reducir las relaciones de riesgo». Tales medidas, explicaban, incluyen retrasar la iniciación de las relaciones sexuales, y fidelidad mutua.

En su artículo oponiéndose, Stephen Genius indicaba claramente: «En primer lugar, los preservativos no pueden ser la respuesta definitiva a las enfermedades de transmisión sexual porque no proporcionan suficiente protección contra la transmisión de muchas enfermedades comunes».

Genius también apuntaba que: «La investigación epidemiológica muestra repetidamente que la familiaridad con el preservativo y el conocimiento del riesgo no dan como resultado elecciones sexuales más seguras en la vida real».

Más de lo mismo

Frente a tales argumentos sobre los fallos de los preservativos y de las campañas de educación sexual, la reacción suele ser pedir más de lo mismo. Un ejemplo típico han sido las noticias recientes de Australia, donde se descubrió que el 60% de las mujeres australianas que habían tenido embarazos no planeados usaban píldoras anticonceptivas y preservativos.

Según un reportaje el 30 de enero en el periódico Age de Melbourne, los grupos de planificación familiar respondían pidiendo más programas de educación sexual.

Sin embargo, en su artículo del British Medical Journal, Genius resaltaba la falacia de tales argumentos. En relación al preservativo y a las campañas de «sexo seguro», decía: «El implacable aumento de las infecciones de transmisión sexual en medio de una educación sobre ello sin precedentes y la promoción de preservativos es la prueba de la falta de éxito de esta postura».

«En numerosos estudios importantes, los esfuerzos concertados de promover la utilización de preservativos han fallado de forma constante a la hora de controlar los índices de infecciones de transmisión sexual - incluso en países con programas de educación sexual avanzados como Canadá, Suecia y Suiza».

En países como Tailandia y Camboya, donde las infecciones de transmisión sexual han disminuido, Genius sostenía que un análisis cuidadoso de los datos revela que los cambios son producto no de la utilización del preservativo, sino de cambios en el comportamiento sexual.

«Innumerables adolescentes, saturados con la educación sexual centrada en los preservativos, no logran que se atiendan sus necesidades humanas fundamentales y terminan contrayendo infecciones de transmisión sexual», concluía Genius.

La experiencia de África

El año pasado, un libro criticaba la excesiva confianza en los preservativos para combatir el sida en África. Helen Epstein, en «The Invisible Cure: Africa, The West, And the Fight Against Aids» (Farrar, Strauss and Gioux) (La Cura Invisible: África, Occidente y la Lucha contra el Sida) también tiene reservas sobre las campañas de abstinencia sexual, pero admite la importancia de cambiar el comportamiento sexual.

Al intentar encontrar las causas del alto nivel de infecciones en África, los investigadores encontraron que una proporción relativamente alta de hombres y mujeres africanos tenía relaciones sexuales simultáneas con dos o tres parejas. Comparada con la monogamia más común de los países occidentales, las relaciones concurrentes aumentan en gran manera el riesgo de una rápida difusión de las enfermedades sexuales.

Epstein se muestra muy crítica con las campañas contra el sida de organizaciones occidentales. Organizaciones como Population Services Internacional, Family Health Internacional y Marie Stopes Internacional se ocuparon primeramente de los esfuerzos de control de población, observaba. En los últimos años, su actividad en campañas de promoción del uso del preservativo dio como resultado una publicidad que promocionó de hecho la actividad sexual, y en algunos casos «rozó la misoginia», añadía Epstein.

El mensaje ha sido que el sexo casual no era nada de lo que preocuparse, siempre que se usara un preservativo. A parte de promover un comportamiento que sólo da pie a infecciones, Epstein también comentaba que las campañas suelen entrar en conflicto con la sensibilidad local en cuanto a la decencia y al respeto propio.

Cambiar el comportamiento

Epstein también criticaba a las organizaciones y las Naciones Unidas por apostar por el papel de la infidelidad en la extensión del sida. Recordaba su experiencia en una conferencia internacional sobre sida en Bangkok, donde los investigadores que presentaron evidencias sobre la importancia de la fidelidad para prevenir la infección «fueron prácticamente expulsado con rechifla».

Otro libro publicado el año pasado, «The AIDS Pandemic: The Collision of Epidemiology With Political Correctness» (Radcliffe Publishing) (La Pandemia de Sida: La Colisión de la Epidemiología con lo Políticamente Correcto), también apuntaba la necesidad de cambiar el comportamiento sexual, en lugar de una confianza al por mayor en los preservativos.

James Chin, profesor de epidemiología en la Universidad de California en Berkeley, dedicaba una gran parte de su libro a un análisis del número de quienes sufren sida, aclarando cómo se suelen inflar las cifras de forma desmesurada.

Chin también sostenía que son infundados los miedos de una infección a gran escala en la población en general, dado que el comportamiento sexual de la mayoría de la gente no la hace presa del sida. El riesgo mayor de ser infectado se encuentra entre los homosexuales y aquellos que tienen parejas múltiples y concurrentes, explicaba.

Un estudio publicado el año pasado por la RAND Corporation reconocía la aportación positiva que la religión puede hacer para cambiar el comportamiento sexual. Según el estudio, «Religiosity, Denominational Affiliation and Sexual Behaviors Among People with HIV in the US» (Religiosidad, Afiliación a Denominaciones y Comportamiento Sexual entre la Gente con VIH en Estados Unidos) es más probable que la gente que es seropositiva, y dice que la religión es una parte importante de sus vidas, tenga menos parejas sexuales y es menos probable que extiendan el virus.

«La religiosidad es un recurso sin aprovechar en la guerra total contra el VIH y el sida, y debería considerarse más a fondo», comentaba Frank Galvan, director del estudio, en una nota de prensa el 3 de abril acompañando el informe.

Concepto cristiano de la sexualidad

Sin embargo, el punto de vista de la Iglesia sobre los preservativos no se basa en qué medida pueda ayudar a resolver los problemas de salud. La sexualidad, explica el No. 2.332 del Catecismo de la Iglesia Católica, afecta a toda la persona humana, cuerpo y alma. Implica la afectividad, la capacidad de amar y de procrear, y formar comunión con los demás.

La sexualidad es verdaderamente humana y personal cuanto se integra en la relación de una persona con otra, una relación que es un don mutuo, completo y de por vida de un hombre y una mujer, observa el Catecismo (número 2337).

Benedicto XVI trató el tema del sida en un par de discursos recientes pronunciados al recibir las credenciales de nuevos embajadores. El 13 de diciembre, en su discurso a Peter Hitjitevi Katjavivi, de Namibia, el Papa reconocía la urgente necesidad de parar la difusión de las infecciones.

«Aseguro a las personas de su país que la Iglesia seguirá asistiendo a cuantos sufren de sida y sosteniendo a sus familias», indicaba el Papa.

La aportación de la Iglesia a la meta de erradicar el sida, continuaba el Pontífice, «no puede sino inspirarse en la concepción cristiana del amor y la sexualidad humanas». Esta visión ve el matrimonio como una comunión de amor total, recíproca y exclusiva entre un hombre y una mujer, explicaba Benedicto XVI.

El mismo día, en un discurso a Elizabeth Ya Eli Harding, nueva embajadora de Gambia ante la Santa Sede, el Papa indicaba que, aunque la medicina y la educación juegan un papel en la lucha contra el sida: «Una conducta sexualmente promiscua es la causa radical de numerosos males morales y físicos y debe superarse promoviendo la cultura de la fidelidad conyugal y de la integridad moral».



No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 7:26  | Campa?as contra el Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 20 de febrero de 2008

Revista Nro.121
"Cuando beba, no conduzca", recomienda la publicidad. Y no, "Cuando beba, use casco". Pero ante el sida, no existe la misma claridad, explica el presidente del Comité Independiente Antisida, el español Pedro Pérez Cárdenas. Aquí expone los riesgos de una campaña basada en el uso del preservativo.

¿Son efectivas las campañas del sida que recomiendan el uso del preservativo?
- No están siendo efectivas estas campañas. 20 años de campañas realizadas casi exclusivamente en la confianza de que el forro sería la solución han demostrado que el sida y la transmisión del VIH no han dejado de crecer.

¿Por qué?
- Porque se ha confiado en un medio que reduce, pero no elimina el riesgo de transmisión (OMS). Porque no se ha estudiado el efecto boomerang o contraindicaciones de las campañas, ya que en muchas personas, especialmente los jóvenes, alienta a una promiscuidad que es el clima favorable en el que más tarde o más pronto, el virus logra su objetivo: trasmitirse a otra persona más. Porque el látex tiene poros, falla, se rompe, se desliza, no se siguen instrucciones, no se dispone siempre de él, etc. Porque muchas personas han sido engañadas, y confiaban en el sexo seguro. Porque convierten en un juego o deporte la sexualidad humana...

¿No es el preservativo de todas formas un recurso adicional de protección, junto con otras medidas?
- Si hubiera que pensar en más recursos indignos adicionales de protección, alguien podría añadir sustancias reductoras de la líbido, o cinturones de castidad. Todos son indignos de la persona, por un extremo o por el contrario.

¿Por qué cree que en nuestro país se centró la campaña exclusivamente en el uso del preservativo?
- Como en muchos otros lugares, por acudir a lo fácil, cómodo, y popular, aunque no sea lo eficaz. Incluiría también un populismo barato que desea más el voto que la salud del ciudadano. Beneficios económicos de empresas de amigos, con coimas de por medio. Dirigismo ideológico. Chantaje de los poderosos en un mundo globalizado en el que quieren imponer políticas de "salud reproductiva".

¿Cuál es el peligro de estas campañas?
- Ante todo, el aumento imparable del sida. Otros daños añadidos son: la banalización de la sexualidad humana; distorsión de las relaciones humanas, reduciendo al hombre y mujer a un objeto de placer; aumento de la violencia doméstica, la prostitución, las violaciones, etc.

¿Quiénes podrían verse perjudicados con este tipo de campañas?
- Los adolescentes, sin duda. Las personas con poca cultura. Éstos, seguramente, no podrán reclamar daños y perjuicios a los apologistas del condón, cuando después de seguir sus consejos e infectarse, se pregunten ¿Cómo fue que me infecté? ¡Si me lo daban en mano como sexo seguro!
Muchos otros casos se darán de jóvenes con comportamientos de riesgo. Crecerán los casos de chicas víctimas de abusos sexuales "protegidos". Muchos otros jóvenes adquirirán otras Infecciones de Transmisión Sexual, como el VPH (virus del papiloma humano) ante el que basta el roce de zonas genitales para que haya transmisión.

¿Cuál es la experiencia en otros países con campañas similares?
- Algunos países de África se han sembrado de preservativos, y allí precisamente es donde más ha avanzado el sida. En Sudáfrica no había casos en 1990; bastaron 10 años para que en el 2000 ya tuvieran 10 millones de afectados. Las noticias que a veces difunden los medios de comunicación acerca de que disminuye la incidencia del sida (no de la trasmisión VIH ), hay que agradecérselo básicamente a la medicación retroviral, que no cura, pero impide el avance de la enfermedad y por lo tanto la entrada en la fase sida.

¿Qué tipo de campaña debería implementarse entonces?
- Más que implementarse, deben comenzar a hacerse. Como decía el descubridor del virus VIH, Luc Montagnier, son necesarias campañas contra las prácticas sexuales contrarias a la naturaleza biológica del hombre, y sobre todo hay que educar a la juventud sobre el riesgo de la promiscuidad sexual y el vagabundeo sexual.

¿Cuáles son los resultados en aquellos países que han fomentado la fidelidad y la abstinencia?
- Pocos han sido, por desgracia, pero Uganda muestra un éxito clamoroso, ya que es el único país que está reduciendo la tasa de sida desde que el gobierno aconseja a los matrimonios hacia la monogamia y fidelidad y a los jóvenes a saber esperar. En otros países, tienen que ser pequeñas fundaciones u ONGs las que, casi sin medios económicos, hagan apenas oír su voz.

¿Es posible aspirar a la abstinencia en una sociedad hiper erotizada?
- Sí, del mismo modo que una casa sucia y abandonada puede de nuevo hacerse habitable. Habrá que comenzar limpiando lo más gordo. La prostitución galopante, la pornografía, la droga, el alcoholismo juvenil, etc. Tendrán que colaborar muchos en la limpieza: políticos, jueces, policía, medios de comunicación, etc. Pero, sobre todo, será el mundo de la educación, de maestros y padres, los que tendrán que desembarazarse de complejos y volver a educar a los niños y jóvenes en las virtudes.

Pedro Pérez Cárdenas es Licenciado en Cs. Químicas y Doctor en Psicopedagogía de la Universidad de Valladolid. Desde hace 10 años preside el Comité Independiente Antisida, asociación que lucha contra el contagio del VIH y promueve campañas de educación (www.sinsida.com).
Estuvo recientemente en Chile para participar en el Seminario "Juventud y sexualidad", organizado por la Municipalidad de Puente Alto.


No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 13:50  | sexo seguro safe sex
Comentarios (0)  | Enviar


por Pedro Pérez Cárdenas

No se están usando, por prejuicios, todas las armas contra el sida, y lo peor del caso es que la que mayoritariamente se emplea, se nos vuelve en contra, nos sale el tiro por la culata.

El sida es una pandemia que no cesa. Ante el asombro de todos, las muertes, y sobre todos, los contagios de VIH crecen inexorablemente. El IV Congreso Internacional sobre el sida, de Julio del 2007 en Sydney, revelaba que por cada persona infectada a la que se consigue medicar, seis más se infectan. ¿A dónde llegaremos?

Hay que preguntarse con valentía si le estamos dando con todo al sida, si estamos usando todas las armas contra el sida. Investigación, medicación y prevención son las tres batallas que se están librando para vencer al enemigo VIH que está poniendo en jaque a la humanidad. En la investigación y medicación estamos mejorando, pero en la prevención fracasando, además de que el tiempo corre en nuestra contra, pues los virus se reproducen y atrapan a muchos más individuos.

Los generales que dirigen esta guerra contra el VIH deberían mejorar y cambiar sus estrategias preventivas, o..., ser cambiados ellos.

Usar todas las armas contra el sida, es usarlas todas, salvo que alguna pudiera dañarnos a nosotros mismos más que al enemigo, o produjera unos daños colaterales imposibles de asumir.

En los países donde abunda la transmisión VIH por jeringas de droga, se plantean si repartir a cualquier sospechoso jeringas nuevas, o hasta encerrarles para impedir que se droguen. ¿Qué arma es mejor para parar el sida por drogadicción? ¿qué daños colaterales estamos dispuestos a soportar? Toda una discusión.

Pero, como en el mundo, es la transmisión sexual de VIH la mayoritaria, es aquí donde mas hay que analizar.

Un conjunto de armas contra el sida son las restrictivas y otro las educacionales. Lo mismo que se aplica para otros problemas sociales: los accidentes de auto, el tabaquismo, la violencia, etc. Parece que con el sida, las medidas restrictivas no existieran, hay prejuicios o miedos para aplicarlas, pero voy a hablar de ellas, para las metes abiertas, aunque a ciertos progres les parezca pecado.

¿qué tal si les pusiéramos obstáculos al mercado del sexo? Si en un mercado de alimentos se estuviera transmitiendo un virus o una bacteria...¿Qué medidas se aplicarían?

NO sólo por ser una degradación de la persona, perjudicar a la familia, etc, lo que nos fijamos aquí es en el gran poder de difusión del VIH que supone la prostitución. ¿los usuarios usarán cierta protección?: utópico, basta subir un poco el precio sabiendo que no es lo mismo.

¿se está desalentando el comercio del sexo, o se promociona? ¿se analiza al menos a estas personas con frecuencia? ¿se lucha contra el turismo sexual? ¿la prostitución infantil?

¿En los días del Congreso de Sydney, cuántos de los 6000 congresistas reunidos con todos los gastos pagados, compraron compañía?

No se está luchando contra el sida con todas las armas.

Entre las medidas educativas, cambiadoras de comportamientos, están las propiamente educativas, transmisoras de valores, y las puramente técnicas o instrumentales. De todas estas, básicamente hasta ahora se ha confiado en el condón como barrera frente al VIH.

No ha sido así, el instrumento, además de no ser completamente efectivo se nos ha venido en contra pues tiene el curioso efecto de alentar a la multiplicación de contactos riesgosos. Nadie estará ciego ante la sociedad en la que vivimos.

De nuevo, en este ámbito de medidas, se ve que el arma de la educación ha quedado sin usar. El arma de la educación que considera que transmitir valores como la responsabilidad, el autodominio, amor responsable, moderación, fidelidad, etc. En la travesía de la vida hay que fletar un barco seguro, hay que enseñar a nadar, y no creer que con dar flotadores a los jóvenes ya están salvados.

Pareciera que desde la antigua Gracia, estoicos y epicúreos pugnan también ahora. A los estoicos no se les deja hablar, y mientras tanto, el VIH nos atrona con sus carcajadas.

Ahora, paso apuntar algo sobre otras medidas que también podrían tener beneficio en la lucha contra el sida. Podemos decir que estas medidas pertenecen al ámbito de la información. Es indudable que difundir entre toda la población los modos de transmisión de esta enfermedad es muy necesario. Y por supuesto, advertir a todos que lejos de la seguridad que intentan transmitir los apologistas del condon, la OMS hace tiempo aseguró que el "preservativo" reduce pero no elimina el riesgo de infección.

Hablaré, sin embargo, del derecho a la información. Considero que una buena tarea preventiva sería alentar a la población a hacerse la prueba del VIH. En ocasiones, será bueno que sea obligatorio. Sería quizá también apropiado y sostenible económicamente, hace la prueba a todos los individuos de un país, cada tres años.

Además del beneficio personal de saber uno mismo su estado de salud para cuidarse, es de imaginar que esas personas harían todo lo posible para no poner en el mas mínimo riesgo a otras de transmitirles el VIH.

Las personas que conviven íntimamente con un infectado, también deberían tener derecho a estar informadas de los riesgos que corren.

Llevo años preguntándome si , como las mujeres casadas en la India, la medida de que todo infectado VIH llevara una marca en la frente, sería buena. Seguro que seria buena para reducir la transmisión de VIH, pues mucha gente, o todos, se infectan por desconocer que el otro, era VIH+. ¿Cuántos odios, marginaciones, etc. crearía esta medida? Es posible que este efecto colateral pudiera reducirse con campañas a la población, pero, es que ante todo, hay que estar dispuesto a sufrir dolor si la humanidad quiere curarse o contener esta terrible epidemia.

Los derechos, las libertades, no son lo máximo. La prioridad para una persona, para la humanidad, es tener vida, tener salud; sin ello, de nada valen las libertades ni los derechos.

Parece que siempre llegamos a este punto, a esta encrucijada, a nivel individual o a nivel social, ¿qué estamos dispuestos a pagar para evitar o detener el sida? En la cuestión de medidas profilácticas, como el condón, que reduce el riesgo de infección, pareciera que no les importa -quizá lo buscan- que la juventud tome el sexo a juego, con todos los problemas que se derivan.

Sin embargo, apelan al derecho de la confidencialidad, para no sentirse obligado a hacerse una prueba VIH, ni que el medico pueda informar a la esposa de la seropositividad del marido que adquirió la infección extramaritalmente.

No se están usando, por prejuicios, todas las armas contra el sida, y lo peor del caso es que la que mayoritariamente se emplea, se nos vuelve en contra, nos sale el tiro por la culata.

¿Cuántos años mas seguiremos así?

·- ·-· -······-·
Pedro Pérez Cárdenas

 


No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 12:30  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar
Forja Libre es una Asociación sin ánimo de lucro, de ayuda contra la droga, que tiene su sede en el Distrito de Carabanchel de Madrid, y que realiza actividades desde 1998



La Asociación está integrada en FERMAD (Federación Madrileña de Asociaciones de Asistencia a Drogodependiente y su Familia) y en AEVOL (Asociación Española de Voluntariado).

Lo que caracteriza a Forja Libre y constituye su aspecto diferencial en relación con otras organizaciones de ayuda contra la droga, es el desarrollo de sus actividades todos los días de la semana y en especial los sábados y domingos (mañana y tarde); días en los que las personas a las que van dirigidos los Programas no encuentran fácilmente Centros públicos o privados en los que se les atienda.

¿Qué les movió a desarrollar este programa de reinserción en Forja Libre?, ¿en qué año comenzaron este programa?

Las personas que pusimos en marcha nuestra Asociación estábamos sensibilizadas, cada una por diversos motivos, con el tema de la droga. Una persona que nos conocía a las tres -fuimos tres las que empezamos- nos puso en contacto, y nos animó a que organizáramos una Asociación con un sello personal traducido en esperanza, alegría y lucha por la vida. Siempre volver a empezar y nunca tirar la toalla por difíciles que sean las circunstancias personales de cada uno. Esto que acabo de decir supone una filosofía de la vida, que en nuestro caso está fundamentada en la certeza de que cada uno es hijo de Dios y que Él nos quiere como somos.

Así es como nos lanzamos a esta aventura, con la convicción de que, como dijo Juan Pablo II y nos ha vuelto a recordar recientemente Benedicto XVI, "Vale la pena trabajar para el hombre", y haciendo nuestra esa frase de Goethe que dice "Todo lo que puedas pensar o imaginar ponte a hacerlo, la audacia lleva consigo genio, poder y magia, empieza ahora", nos pusimos a ello. Después de unos meses de preparación, abrimos la sede de la Asociación Forja Libre, el 1 de septiembre de 1999, centrándonos al inicio en dos proyectos: Prevención con menores y jóvenes, y Reinserción con adultos. Después, dando respuesta a nuevas necesidades, la actividad de la Asociación se ha ido ampliando también al ámbito familiar y a la ayuda de mujeres inmigrantes, capacitándolas en el campo laboral de las ciencias domésticas.

¿Cómo se dan a conocer para que la gente acuda a recibir la ayuda de este proyecto?

Todos los recursos sociales -los CAD, los CAID, Cruz Roja, los CASI, Albergues y Asociaciones- que trabajan con esta población en el Distrito de Carabanchel donde estamos ubicados y de otros Distritos conocen nuestras actividades y son ellos quienes básicamente nos derivan a los usuarios.

¿Cuántos voluntarios participan y cuántos se benefician de este programa?

En 2007 han participado once voluntarios en las actividades de Reinserción Psicosocial, y cuarenta y tres en las actividades de Prevención con menores y jóvenes.

El número de beneficiarios de los Programas de Reinserción y Prevención han sido 150 y 213 personas respectivamente.

Los números hablan por sí mismos del balance positivo, ¿cuál cree que ha sido la clave del éxito?

Éxito para las personas que trabajamos con esta población significa que, aunque caigan una y otra vez en lo mismo, vuelvan a levantarse y a empezar de nuevo. En este sentido sí que son positivos los resultados obtenidos.

¿Cuál es su opinión sobre el efecto que la colaboración en el programa produce en los voluntarios?

En primer lugar, se dan cuenta del deterioro horrible que produce en las personas la droga; esto es importante porque la mayoría de los voluntarios que colaboran con ellos son gente joven. En segundo lugar los voluntarios son un referente de vida normalizada para los drogodependientes. Esto supone un estímulo para los beneficiarios.

Desde la experiencia de este programa, ¿en qué debe apoyarse una persona que ha caído en la drogadicción y que desea salir de ella?

Ellos son conscientes de que cuando consumen pierden su identidad como persona, y el sentirse escoria humana es algo terrible. Por eso, cuando se sienten queridos y respetados empiezan a pensar que sí hay esperanza para ellos. Esto es lo primero que les permite desear el cambio. Nosotros estamos convencidos que sólo desde el cariño se pueden mejorar las actitudes de las personas. Después, se siguen los pasos ya conocidos por la mayoría de ellos: comunidad terapéutica, etc.

¿Cómo debe ser el entorno para ayudar a una persona a salir de esta situación?

En primer lugar es básico el apoyo familiar, algo que no es fácil debido a su situación personal. La experiencia desde la Asociación es que hay muchas más probabilidades de éxito cuando esto sucede.

En segundo lugar, también es muy importante su grupo social; rodearse de personas de vida normalizada que le hagan sentirse uno más.

¿Cómo puede, a su juicio, prevenirse una situación así?

Fundamentalmente a través de un entorno familiar unido donde se vivan los valores básicos, como el respeto, la sinceridad, el trabajo bien hecho... El entorno social es otro factor importante a tener en cuenta. Y la información a padres e hijos, sobre las drogas y sus consecuencias, juega también un papel básico en la prevención.

[email protected]




Publicado por C.I.A.S @ 11:25  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 15 de febrero de 2008

Dr. Fernando Orrego V.


Facultad de Medicina,
Universidad de los Andes
Chile



El SIDA es una enfermedad grave que se caracteriza por una disminución de las defensas inmunológicas, provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). En Chile produce alrededor de 375 muertes por año y el VIH se transmite por vía sexual, principalmente entre homosexuales [1].

Para prevenir la transmisión del VIH, el gobierno ha lanzado una campaña basada en el uso generalizado de preservativos. Hay una extensa experiencia internacional sobre el tema que vale la pena analizar.

El VIH, a diferencia de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), no es altamente  contagioso. Las cifras de transmisión más altas son las de Kenya, país en el cual un 8,2% de hombres que tuvieron una sola relación sexual con prostitutas se contagió, es decir, se hizo VIH-positivo [2]. En Tailandia, en un estudio hecho con 1115 conscriptos, la probabilidad de infección por cada relación sexual con prostitutas, fue de 3,1% [3]. En cambio, en la mayoría de los estudios realizados en Occidente, el contagio por cada relación sexual es del orden del 0,1% [4], cifra que aumenta 10 veces entre homosexuales [5]. Todos estos datos se refieren a relaciones únicas en que no se usó preservativo.

Estas diferencias en la infección con el VIH (entre el 0,1% al 8,2% por relación sexual), pueden atribuirse a que dicha infección aumenta (hasta 10 veces) con la concentración del VIH (la “carga” viral) en los fluidos corporales de la persona que infecta y con la coexistencia de otras enfermedades asociadas, por ejemplo, las úlceras genitales.

En cuanto a la efectividad de los preservativos, éstos tienen dos clases de efectos. Uno es la de ser una barrera que impide el intercambio de secreciones entre la pareja, a la cual debe su efectividad relativa para impedir infecciones y embarazos. En el caso del VIH, se considera que su efectividad para impedir su transmisión no puede ser mayor que la de impedir embarazos. El otro tipo de efecto ocurre en las  poblaciones, en la que la promoción del uso de preservativo produce cambios conductuales que favorecen la transmisión del VIH y de las ETS.

¿Cuál es la efectividad real de los preservativos en el caso del VIH? La efectividad se mide como la relación (el cociente) entre la incidencia de la transmisión del VIH entre personas que usaron el preservativo de manera “perfecta” (siempre y adecuadamente) y la incidencia entre los que no lo usaron nunca. Estas cifras, en el trabajo más importante realizado, que analizó 25 estudios con 1151 personas inicialmente VIH negativas, que mantenían una relación exclusiva con una pareja heterosexual VIH-positiva [6], dio cifras de incidencia en usuarios del preservativo de 0,9 por 1000 personas-año (esto es, de 1000 personas que mantuvieron relaciones durante un año con su pareja VIH-positiva, 9 se contagiaron). En cambio, en los que nunca usaron el preservativo, la incidencia fue de 6,7 por 1000 personas-año, esto es, por cada 1000 personas que tuvieron relaciones con una pareja VIH-positiva durante un año, 67 se infectaron. De esta relación se calcula una efectividad promedio de los preservativos de 86,6%, cifra que está lejos de un 100% de efectividad. Estos datos fueron obtenidos de estudios controlados en los que se entrenaron a las  personas en el uso “correcto” del preservativo y se les proporcionó preservativos de óptima calidad.  En cambio, en el mundo real, en que hay mucho más fallas de los usuarios o de los preservativos, se acepta que la efectividad de estos es bastante menor.

De las cifras expuestas puede deducirse lo siguiente. En individuos heterosexuales que no usan preservativos, la probabilidad de infección por VIH es entre 0,1 y 8,2% por relación sexual. Si se acepta una cifra promedio de relación sexual de 9 por mes [7], en un año habrá 108 relaciones sexuales y la probabilidad de infección será de 10,8 a 88,6%. Es decir, entre un 10,8 y 100% de las personas se infectará, dependiendo de la propensión a infectarse por parte de la pareja y de la susceptibilidad del contagiado. En cambio, entre los homosexuales, en que la probabilidad de infección es de 1% por relación sexual en un año, el 108% (el total) se infectará. Ahora, si las personas hubieran usado preservativo de manera “perfecta”, las tasas de infección entre los heterosexuales habrían disminuido a una cifra entre un 1,45% (10,8% multiplicado por la probabilidad de falla de los preservativos = 0,134) y un 118,7% (todos infectados) en un año, lo que se calcula por el % de infectados (88,6%) multiplicado por 0,134 (la probabilidad de fallas).

En cuanto a  los homosexuales, no poseo datos acerca de la efectividad de los preservativos. Sólo se sabe que ella es menor que en los heterosexuales, ya que la posibilidad de rotura en ellos es mayor. Por ello, los que están a favor del homosexualismo recomiendan usarlos extra gruesos. En todo caso, con una propensión a infectarse del 1% por cada relación sexual (10 veces mayor que en heterosexuales), y una probabilidad de falla del preservativo bastante mayor que 0,134, se llegaría, en un año, a cifras de infección muy superiores a las que se observan entre parejas heterosexuales.

¿Por qué fallan los preservativos? Existen fallas debidas a los usuarios (no los usan en  forma adecuada) y fallas del material de látex con que se fabrican, a pesar de que ha mejorado en los últimos diez años.

Las fallas más frecuentes se deben al deslizamiento o a la rotura del preservativo, los que sumados dan una  frecuencia promedio de 2,6%, aunque hay estudios en que llega hasta el 16,6% [8]. La FDA permite aprobar un lote de preservativos si cuatro o menos de cada mil, no dejan pasar el agua.  Entre los aprobados, un promedio de 2,6 por mil deja pasar el agua, lo que es importante, ya que el paso del virus a través de los poros del látex depende del paso de fluidos a través de ellos y no del tamaño del virus [9]. Según los prestigiosos Consumer Reports [10], de 23 marcas de preservativos en venta en EEUU estudiadas, 2 tienen tendencia a fallar, incluyendo una repartida por Planned Parenthood (Paternidad Planificada) [11] en consultorios. Por otra parte, las mediciones en consultorios del paso del VIH a través de preservativos varían entre 0 y 54%, según la marca,  excluyendo una en que lo dejaba pasar en el 100% de los casos [12]. En otro estudio [13] también se vio que preservativos de óptima calidad dejan pasar semen durante las relaciones sexuales en el 15% de los casos.

En cuanto a los embarazos, en 6 meses de uso “consistente” (siempre) se embarazó el 1% de las mujeres, tasa que aumentó al 6,3% entre los usuarios “típicos” del preservativo, lo que da tasas anualizadas de falla del 2,2% y 12,6%, respectivamente [14].

Otras causas conocidas de falla de material son el calor (por ejemplo, el guardarlos en la guantera de los automóviles o en las billeteras) y el uso de vaselina como lubricante, lo que puede llevar a la inutilización total del artefacto.

Más serio que lo anterior es la respuesta de las poblaciones a las campañas que incentivan el uso de los preservativos. Ello ocurre porque la gente comienza a creer que el “sexo seguro” es una opción más placentera y carente de riesgos, lo que lleva a que un mayor número de personas, especialmente jóvenes, comiencen a adoptar conductas de riesgo, a aumentar la cantidad de relaciones, con o sin preservativos, generalmente con un mayor número de parejas, lo que va a aumentar la transmisión del VIH y de otras ETS. Esto se ha visto en varios estudios en EEUU, Canadá, y África, y existe un buen modelo matemático que lo describe [15]. En EEUU, a pesar de (o debido a) las intensas campañas pro “sexo seguro” el número de nuevos infectados cada año por ETS, excluyendo el VIH, es de 15 millones de personas, siendo las dos terceras partes menores de 25 años, llevando el total de personas infectadas a unos 68 millones [16]. Y, en lo que se refiere al VIH, en EEUU el número de nuevos infectados se ha mantenido en 40.000 durante los últimos diez años.

Concluyendo, podemos decir que los datos presentados muestran claramente que la protección otorgada por los preservativos es sólo parcial, con una tasa de fallas del 13% y efectos no deseados que, al aumentar la promiscuidad sexual, puede incrementar, más que disminuir el número de infectados por VIH y otras enfermedades sexuales.

Ello ha llevado a que el CDC de EEUU, el más prestigioso centro de control de enfermedades del mundo, afirme: “La manera más segura de evitar la transmisión de ETS es abstenerse de relaciones sexuales, o estar en una relación monogámica de largo plazo con una pareja que usted sabe no está infectada”. Ello se ha aplicado con gran éxito en Uganda. En Chile, en cambio, parece que nos hemos subido a la aerolínea que se estrella en el 13% de sus vuelos.

Notas:

[1]. Ministerio de Salud de Chile.
[2]. Lancet Aug 19, 1989, p. 403.
[3]. Lancet (1994) vol.343: 204.



Publicado por C.I.A.S @ 21:19  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 07 de febrero de 2008



El Banco Mundial ha acusado al foro global contra la pandemia de realizar proyectos fraudulentos en India por valor de 114 millones


Javier T?uler

Madrid. La sombra de la sospecha planea sobre el Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria. Salarios para personas inexistentes o fondos para ONG fantasmas son algunas de las graves acusaciones que figuran en un informe del Banco Mundial contra este organismo internacional. Al parecer, el fondo ha realizado algunas actuaciones con tintes fraudulentos en sus proyectos en India. Un pa?s al que han destinado 114 millones desde 2003 para distintos programas de lucha contra el sida. Y dinero con el que se pod?a haber dispensado tratamiento para 760.000 enfermos.

El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria se cre? en 2002 con el objetivo de financiar proyectos para combatir los seis millones de muertes que causan estas enfermedades en el mundo. Durante los ?ltimos cinco a?os, 1,8 millones de personas han recibido tratamiento retroviral del fondo, que adem?s ha asesorado y realizado pruebas voluntarias a otros 62 millones.

El negocio ?rojo?

En octubre de 2006 ve?a la luz Product Red: un proyecto mundial para que importantes compa??as destinen parte de sus ingresos a la lucha contra el sida. Poco tiempo despu?s fue el lanzamiento en Estados Unidos, liderado por el cantante de U2 Bono. Tras su paseo de compras en Chicago junto a la presentadora de televisi?n Oprah Winfrey y artistas como la espa?ola Pen?lope Cruz, Bono y Winfrey fueron recibidos por Bush. ?Algunas personas no se pondr?n las botas del ej?rcito, as? que tenemos que llegar a la gente donde est?, y est? en los centros comerciales?, dijo el cantante irland?s. ?Ahora estar?n comprando vaqueros y camisetas y pag?ndole a 10 mujeres en ?frica las medicinas de sus hijos con VIH?, recalc? en aquella ocasi?n.

Ahora la marca de ropa Gap ofrece camisetas y vaqueros; Motorola, tel?fonos rojos; Converse una edici?n de zapatillas de edici?n limitada; Apple un iPod y Giorgio Armani una colecci?n de ropa y accesorios. Dell y Microsoft han sacado a la venta ordenadores solidarios. Y American Express, una visa roja. Todos estos productos llevar?n una marca de este color para ser f?cilmente identificables. Hasta el momento han recaudado cerca de 40 millones de euros para el Fondo Mundial. De esa cifra, 15 millones se corresponden a proyectos desarrollados en Ruanda. Las autoridades ruandesas han se?alado que con ese dinero se han construido 33 centros para centros de diagn?stico y tratamiento de sida y que han suministrado 6.000 dosis a mujeres para prevenir la enfermedad de sus beb?s.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, o al menos as? lo consideran algunos grupos que ven con recelo esta pr?ctica solidaria. Desde estos sectores se critica la falta de transparencia de la red de productos rojos. ?S?lo hay que mirar a todas las promociones de los productos que han salido a la venta?, afirma Inger L. Stole, profesora de comunicaci?n en la Universidad de Ilinois. ?Los anuncios parecen hacer referencia m?s a la promoci?n de las compa??as y a lo buenas que son en vez de centrarse en la lucha contra el sida. Basta un ejemplo. El domingo pasado, durante la final de la Superbowl, uno de los anuncios emitidos fue el de un hombre que compraba un port?til de Dell celebrando su adquisici?n por la calle rebosante de alegr?a. Al final del spot, en tres flashes sucesivos aparec?an los mensajes: Compra Dell. ?nete a Red y Salva vidas?.

El papel de la Iglesia

En muchos foros se critica a la Iglesia por su actitud para prevenir el sida y su cerraz?n ante el uso de algunos m?todos para compartir esta pandemia. Sin embargo, en ninguno de estos discursos se habla del importante papel que desempe?a. Porque el 27% de las instituciones que se dedican en todo el mundo a atender a los enfermos de sida son cat?licas.


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 11:19
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 06 de febrero de 2008


Cient?ficos de la Universidad College de Londres han creado un prototipo de humano virtual para simular la eficacia de un f?rmaco que bloquea una prote?na clave usada por el VIH para infectar.



DM 05/02/2008

El concepto de humano virtual consiste en conectar redes de ordenadores de todo el mundo para simular el funcionamiento interno del organismo. Con ?l los cient?ficos pueden estudiar los efectos de un f?rmaco y observar lo que sucede en los ?rganos, los tejidos y a nivel celular y molecular.

Actualmente se encuentra en las fases iniciales de desarrollo, pero los investigadores conf?an en que cuando finalice la investigaci?n los m?dicos podr?n utilizarlo para desarrollar tratamientos personalizados para sus pacientes.

Eficacia del saquinavir


Los investigadores han realizado simulaciones para predecir la eficacia del saquinavir, un f?rmaco inhibidor del VIH, en tres versiones de una prote?na viral llamada proteasa VIH-1. Esta prote?na es utilizada por el virus para propagarse y las formas mutadas de la prote?na est?n asociadas a la resistencia al saquinavir. Los resultados se han publicado en el Journal of the American Chemical Society.

El saquinavir es uno de los nueve f?rmacos dise?ados para bloquear la proteasa VIH-1. Actualmente los m?dicos no disponen de un modo de relacionar estos f?rmacos con el perfil del virus, puesto que muta en cada paciente. Esta es la raz?n por la que se limitan a recetar una serie de f?rmacos y observar si son eficaces analizando la respuesta inmunol?gica del paciente.

Es posible que en el futuro puedan abandonarse gradualmente estos m?todos de ensayo y error, ya que podr?an utilizar el humano virtual para comprobar qu? f?rmacos ser?an m?s eficaces en un paciente determinado.


Potencia inform?tica

La potencia inform?tica necesaria para realizar estas simulaciones es inmensa. En este estudio, la secuencia de simulaciones se realiz? en varios supercomputadores del National Grid Service del Reino Unido y el TeraGrid de Estados Unidos.

El trabajo dur? dos semanas y en ?l se utiliz? la misma cantidad de potencia inform?tica que la necesaria para realizar una previsi?n meteorol?gica de largo alcance. Los cient?ficos conf?an en que en el futuro los avances tecnol?gicos puedan reducir los costes de realizar estas simulaciones para que los servicios sanitarios puedan afrontar dichos costes.


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 11:48  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 05 de febrero de 2008


Aumenta el riesgo de infecci?n de sida en Kenia
Unas 15.000 de las m?s de 250.000 personas que han huido de sus hogares por las tensiones pol?ticas y ?tnicas que vive el pa?s, tras las cuestionadas elecciones presidenciales, est?n infectadas de VIH. Estas cifras han sido elaboradas por el ministerio keniano de Sanidad y han sido difundidas por el programa de Naciones Unidas para el sida (Onudisa).
Europa Press. Nairobi. 30/01/2008

De esas 15.000 personas, unas 2.550 estaban tomando antirretrovirales para contener la infecci?n antes de que estallara la violencia, pero los enfrentamientos han limitado mucho el acceso a los medicamentos, que deben tomarse de forma continuada para que hagan efecto.

Florence Muli-Musiime, la subdirectora general de la Fundaci?n M?dica y de Investigaci?n Africana, ha afirmado que no sabe d?nde est?n sus pacientes. "Ten?amos un muy buen sistema para seguirles la pista utilizando nuestros contactos en las comunidades, pero ahora se ha roto?.

Elisabeth Byrs, la portavoz de la Oficina de Coordinaci?n de Asuntos Humanitarios de la ONU, ha advertido, por otra parte que, "sin una nutrici?n adecuada, agua y sanidad, y los servicios contra el sida, la gente que vive con VIH est? en riesgo de sucumbir a infecciones y a una progresi?n m?s r?pida de la enfermedad".

Byrs ha se?alado tambi?n que el riesgo de transmisi?n del sida es extremadamente alto en los campamentos de refugiados, donde los ataques sexuales contra mujeres y ni?os han aumentado.

Seg?n un informe que ha realizado el Fondo de Poblaci?n de la ONU (Unfpa) y del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), ni?as y mujeres "desesperadas" han estado prostituy?ndose para obtener comida, protecci?n o transporte, lo que incrementa el riesgo de exposici?n al sida.



No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 13:20  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar


Los pacientes infectados por el VIH que ya han desarrollado resistencias m?ltiples a los tratamientos necesitan nuevas alternativas para luchar contra su enfermedad y evitar la progresi?n al sida. En esta l?nea se ha presentado en Espa?a maraviroc, el primer medicamento de una nueva familia conocida como inhibidores del correceptor CCR5.

Esther Rom?n Cant?n 01/02/2008

Hace 26 a?os que se diagnosticaron los primeros casos de infecci?n por el VIH. A pesar del tiempo transcurrido sigue habiendo pacientes que han agotado todas las v?as de tratamiento existentes. La Agencia Espa?ola de Medicamentos y Productos Sanitarios ha dado luz verde a la comercializaci?n en Espa?a de maraviroc, un nuevo medicamento contra el VIH que va dirigido a aquellos pacientes con m?ltiples fracasos en los tratamientos actuales.

"Maraviroc supone una importante esperanza terap?utica para los pacientes infectados con el VIH-1, con tropismo CCR5 detectable (alrededor del 85 por ciento de los casos de VIH) y con una historia de m?ltiples fracasos en el tratamiento del VIH", ha explicado Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ram?n y Cajal, de Madrid.

Los resultados de maraviroc en combinaci?n con otros tratamientos antirretrovirales en la reducci?n de la carga viral han sido demostrados en los estudios cl?nicos Motivate 1 y 2.

Moreno ha explicado que "los estudios Motivate 1 y 2 realizados en los cinco continentes han conseguido cifras de ?xito en la mitad de los pacientes. La tasa de toxicidad que ha mostrado maraviroc no ha superado a la de los pacientes que recibieron s?lo placebo, lo que demuestra el perfil de seguridad del medicamento".

Maraviroc es el primer f?rmaco de una nueva familia de antirretrovirales conocida como inhibidores del correceptor CCR5: la v?a de entrada predominante del virus en los linfocitos T. En lugar de atacar al virus cuando ya est? en el interior de las c?lulas, maraviroc bloquea la entrada del virus R5 en la superficie exterior, antes de que ?ste penetre en ellas.

Seg?n Moreno, "ahora estamos en posici?n de ofrecer una tasa de indetectabilidad cercana al 50 por ciento en pacientes con m?ltiples resistencias. La eficacia de maraviroc es excelente, as? como su tolerancia: no aumenta los l?pidos, tiene menos efectos t?xicos y no parece que la lipodistrofia vaya a ser un problema".

Ya que maraviroc s?lo es eficaz en pacientes con tropismo CCR5, es necesario realizar un an?lisis del tropismo de cada paciente y determinar si se puede utilizar maraviroc.

Nueva revoluci?n
En el a?o 1996 se produjo la primera revoluci?n en el tratamiento contra el VIH. Seg?n Jos? Ram?n Arribas, adjunto de Medicina Interna de la Unidad de VIH del Hospital La Paz, en Madrid, "entonces aprendimos que la esencia del tratamiento antirretroviral es la terapia triple y, adem?s, aparecieron los inhibidores de la proteasa, lo que redujo dr?sticamente las cifras de mortalidad por VIH".

En 2007 ha estallado una nueva revoluci?n farmacol?gica. Se ha pasado de disponer de tres familias de medicamentos anti-VIH a seis familias. Esto hace que "en los pa?ses desarrollados podamos asegurar al paciente que empieza con la terapia en 2008 que es muy dif?cil que a lo largo de su tratamiento vaya a consumir todas las opciones terap?uticas disponibles", ha apuntado Arribas.

Maraviroc, a disposici?n de los pacientes con el nombre de Celsentri, es un medicamento de la compa??a biom?dica Pfizer y estar? disponible en los primeros d?as de febrero.




No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 13:18
Comentarios (0)  | Enviar


Un estudio del Centro M?dico Southwestern UT realizado en modelo murino sugiere que la utilizaci?n de f?rmacos antirretrovirales (ARV) como profilaxis preexposici?n al VIH podr?a evitar la transmisi?n vaginal del virus. Ahora se deben comprobar los hallazgos en humanos.

DM. Nueva York 14/01/2008

La administraci?n de f?rmacos contra el VIH podr?a prevenir la transmisi?n vaginal del virus, seg?n se desprende de un estudio realizado por investigadores del Centro M?dico Southwestern UT, en Estados Unidos. Los resultados de dicha investigaci?n se publican en el ?ltimo n?mero de la revista PLoS Medicine.

Utilizando una quimera de humano/rat?n muy sofisticada, se descubri? que administrando diariamente f?rmacos antirretrovirales antes y despu?s de la exposici?n al virus del VIH se previene la transmisi?n vaginal del virus. Las quimeras humano/rat?n utilizadas desarrollaron por completo el sistema inmune humano y produjeron las c?lulas que luchan contra la infecci?n concreta del VIH en humanos.

Resultados
Mientras casi el 90 por ciento de los ratones "humanizados" a los que se inocul? vaginalmente el VIH se infectaron con el virus, ninguno de los ratones "humanizados" a los que se administraron f?rmacos antirretrovirales (emtricitabina y tenofovir disoproxil fumarato) manifest? ninguna prueba de infecci?n.

En el mundo, la gran mayor?a de las nuevas infecciones por VIH se producen por mantener relaciones sexuales vaginales con una pareja infectada sin ning?n tipo de protecci?n. Las mujeres son m?s susceptibles que los hombres a la infecci?n por VIH, y la exposici?n vaginal supone la mayor?a de las 6.800 transmisiones diarias estimadas.

"Nuestra motivaci?n es buscar intervenciones que puedan ser instauradas r?pidamente y que tengan el potencial para establecer una gran diferencia", ha explicado V?ctor Garc?a-Mart?nez, principal autor del estudio. "No queremos algo que sirva dentro de diez a?os, queremos medidas de prevenci?n en las mujeres ahora".

Hay 33 millones de personas infectadas con el VIH. Esta investigaci?n supone un gran paso adelante porque ofrece un estudio preliminar de eficacia de que la profilaxis preexposici?n con los antirretrovirales disponibles en la actualidad puede prevenir potencialmente la transmisi?n vaginal del VIH, permitiendo a las mujeres de todo el mundo protegerse de esta enfermedad".

Continuidad
"Los hallazgos de nuestra investigaci?n deben proporcionar m?s ?mpetu para continuar los ensayos cl?nicas utilizando los f?rmacos antirretrovirales como medida de prevenci?n, en particular en las zonas con mayores tasas de infecci?n por VIH".

Sin embargo, Garc?a-Mart?nez advierte de que sus experimentos se han realizado en un modelo murino, no en humanos, por lo que ser? necesario trabajar en la traslaci?n de estas observaciones a los humanos.

No al sida


Tags: ARV

Publicado por C.I.A.S @ 13:08  | Investigaci?n Sida
Comentarios (1)  | Enviar



VIH y Hepatitis

Las consideraciones cl?nicas acerca de la sexualidad y de la medicina de la reproducci?n se desarrollan, por lo general, desde perspectivas filos?ficas, intereses econ?micos, prejuicios religiosos o ideolog?as sexuales. En los debates exclusivos sobre las perspectivas de la moral sexual, m?s que de la evidencia basada en resultados propios de una pol?tica sanitaria cre?ble, se habla de la prevenci?n de las enfermedades de transmisi?n sexual (ETS).
Stephen J. Genuis en British Medical Journal 04/02/2008

Los partidarios del sexo seguro son acusados de corromper a los j?venes con valores faltos de moral y a los que se oponen se les considera fan?ticos despreocupados del hecho cient?fico y que imponen su ortodoxia a la sociedad. Necesitamos mirar m?s all? de los intereses personales para centrarnos en la ciencia cl?nica y en las evidencias de salud p?blica.

Un principio fundamental de la medicina es la adherencia al hecho cient?fico y a la prueba experimental para desarrollar tratamientos y programas que aumenten y sostengan la salud p?blica. La evidencia muestra que el control efectivo de las ETS no vinculadas al VIH entre la ciudadan?a debe ir m?s all? de las aproximaciones centradas en el uso del preservativo.

Alcance de la protecci?n

En primer lugar, los preservativos no pueden ser una respuesta definitiva a las ETS porque no proporcionan suficiente protecci?n contra la transmisi?n de muchas enfermedades comunes.

Las infecciones por contacto d?rmico, como el virus del papiloma humano, el virus del herpes simple, la s?filis, el linfogranuloma ven?reo o el chancroide, se trasmiten frecuentemente a pesar de la barrera de protecci?n. Aunque los preservativos previenen el contacto entre la piel del pene y la mucosa vaginal, las relaciones sexuales generalmente conllevan contacto en el ?rea genital externa, y los preservativos proporcionan una limitada protecci?n contra los pat?genos que se encuentran en la parte externa de los genitales.

Las lesiones cl?nicas y subcl?nicas en el monte de Venus, en la vulva de la mujer o en el escroto del hombre, por ejemplo, no est?n cubiertas y se pueden transmitir f?cilmente a pesar del uso del preservativo. Los pat?genos m?s comunes trasmitidos sexualmente (el virus del papiloma humano y el virus del herpes simple) se dispersan con frecuencia en los genitales infectados y se transmiten a trav?s del contacto f?sico. Las secuelas de estas infecciones comunes incluyen varios tipos de c?ncer, disfunci?n cr?nica sexual o posibilidad de convertirse en fuente de transmisi?n vertical de estos organismos infecciosos.

Pero el principal problema de los preservativos es que la mayor?a de la gente, sobre todo los j?venes, no los usan siempre, a pesar del conocimiento o la educaci?n.

Las investigaciones epidemiol?gicas muestran continuamente que la familiaridad que se toma con los preservativos y la concienciaci?n de los riesgos no est?n funcionando en la vida real. Seg?n un reciente estudio, menos del 8 por ciento de las parejas discordantes para el herpes utilizaban el preservativo en cada acto sexual. Incluso entre las parejas adultas ya consolidadas, que eran discordantes al VIH y que hab?an recibido un extensivo y constante asesoramiento sobre el riesgo de contraer el virus, el uso del preservativo s?lo alcanzaba el 48,4 por ciento de forma habitual.

El implacable aumento de las ETS no tiene precedentes a pesar de los esfuerzos educativos y de la promoci?n de los preservativos, algo que est? ratificado por la falta de ?xito de estas pol?ticas. En numerosos estudios se demuestra que los esfuerzos coordinados para promover el uso del preservativo fallan constantemente como control de las ETS (incluso en pa?ses con programas avanzados de educaci?n sexual, como Canad?, Suecia y Suiza; en la provincia de Alberta, en Canad?, los ?ndices de clamidia y gonorrea se han triplicado desde 1998 a pesar de la omnipresente educaci?n en "sexo seguro").

Los informes con menores ?ndices de ETS como resultado de la generalizaci?n del uso del preservativo vienen de pa?ses como Tailandia o Camboya, que se est?n centrando en los preservativos como estrategia primordial. Sin embargo, el cuidadoso escrutinio de los datos sugiere que los cambios en el comportamiento sexual (menos compa?eros, menos sexo casual y un menor abuso de trabajadoras sexuales) est?n siendo fundamentales para la reducci?n de los ?ndices de infecci?n.

La Organizaci?n Mundial de la Salud estima que dos tercios de las ETS se propagan entre adolescentes y adultos j?venes. Las investigaciones muestran que la arriesgada actividad sexual detectada entre la gente m?s joven puede deberse no a una verdadera necesidad sexual, sino a problemas socioculturales. La promoci?n de los preservativos como respuesta no permite encontrar una soluci?n para dichas necesidades sociales y emocionales que resultan esenciales en los j?venes. Con frecuencia caen en comportamientos sexuales de alto riesgo como consecuencia de diferentes circunstancias dif?ciles de sus vidas.

Despu?s de los continuos fallos, el supuesto "sexo seguro" necesita ser desmantelado en favor de pol?ticas sanitarias p?blicas cre?bles. Aunque se debe incluir informaci?n sobre el uso del preservativo en charlas sobre las ETS, las iniciativas centradas en la utilizaci?n del preservativo deben ser reemplazadas por programas exhaustivos, debatidos en foros m?dicos y que cuenten con pruebas basadas en la evidencia de una verdadera reducci?n de los ?ndices de infecci?n.


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 13:02  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 03 de febrero de 2008


Abstinencia es la mejor forma de evitar enfermedades de transmisi?n sexual

El Dr. Stan Weed del Institute for Research and Evaluation (IRE) en Salt Lake City, Utah, realiz? un estudio que revel? adem?s, que la abstinencia es el mejor m?todo para prevenir las complicaciones psicol?gicas de los adolescentes.

SALT LAKE CITY, 14 Jun. 07 (ACI).-El Dr. Stan Weed del Institute for Research and Evaluation (IRE) en Salt Lake City, Utah, (Estados Unidos) realiz? un estudio que revel? que la abstinencia es el mejor m?todo para prevenir enfermedades de transmisi?n sexual (ETS) as? como las complicaciones psicol?gicas de los adolescentes activos sexualmente antes del matrimonio.

El estudio, titulado "?Abstinencia o Educaci?n Sexual 'integral'?", est? basado en la educaci?n y conducta de m?s de 400 mil j?venes en 30 diferentes estados de Estados Unidos, observados durante 15 a?os.

El Dr. Weed explic? al sitio pro-vida LifeSiteNews que "en Estados Unidos, las tasas de actividad sexual han ido bajando en los adolescentes durante los ?ltimos 12-13 a?os, lo que coincide con el inicio de la educaci?n para la abstinencia. El aborto y los embarazos as? como los nacimientos fuera del matrimonio tambi?n han ido disminuyendo en el mismo periodo de tiempo. Sin embargo, el aborto, los embarazos y los nacimientos fuera del matrimonio se han incrementado en un grupo de m?s edad, 19-25 a?os, al que no se le ha dado educaci?n para la abstinencia".

El estudio tambi?n demuestra que la educaci?n sexual "integral" no explica las limitaciones de los preservativos, y que "muchas consecuencias de la actividad sexual en adolescentes no se previenen con el uso del cond?n". Tras 20 a?os de este tipo de educaci?n, los j?venes no saben que los preservativos "no hacen nada para luchar contra la baja autoestima, la depresi?n" y dem?s complicaciones psicol?gicas que "acarrea la actividad sexual antes del matrimonio".

Al evaluar los programas de abstinencia existentes, tales como Reasons of the Heart, Heritage Keepers, Sex Respect and Teen Aid, el IRE descubri? que los estudiantes participantes en ellos en muy pocos casos eran sexualmente activos. Los programas m?s exitosos subrayan la importancia del autocontrol y la responsabilidad. Le dan tambi?n a los adolescentes una meta positiva que es el compromiso y el matrimonio para los cuales deben trabajar de cara al futuro. El IRE tambi?n descubri? la necesidad de educar en la abstinencia a?o tras a?o.

El Dr. Weeds concluye explicando que "los programas de educaci?n para la abstinencia bien dise?ados e implementados pueden reducir la actividad sexual de los adolescentes hasta la mitad por periodos de uno o dos a?os, con lo que tambi?n se incrementa el n?mero de adolescentes que evitan todos los problemas relacionados a la actividad sexual. Abandonar esta estrategia... ser?a m?s un rumbo marcado por la pol?tica que un deseo por proteger a los adolescentes de Estados Unidos".

El informe competo (en ingl?s en formato PDF) puede leerlo ingresando a:

http://www.abstinence.net/pdf/contentmgmt/Review_of_Comprehensive_Sex_Education_Curricula-2.pdf
No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 16:49  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar


Estas E.T.S. est?n en expansi?n debido al fomento del uso del preservativo. Lo que parecer?a ser una cierta barrera, acaba produciendo un efecto llamada o multiplicador de los contactos sexuales diversos.

Listado de ETS

1. Amebiasis por la infecci?n que origina la ameba Entamoeba histolytica, protozoo rhiz?podo. Perforaciones del intestino o amebiasis cut?nea(?lceras alrededor del ano cuando la disenter?a amebiana es muy intensa) o puede conduciendo a la formaci?n de abscesos en el h?gado, los pulmones, y con menos frecuencia en el coraz?n; en casos raros puede incluso alcanzar y lesionar el cerebro.

2. Campilobacteriosis: por la bacteria Campylobacter jejuni. La fiebre va seguida de n?useas (aunque raramente v?mitos), dolor abdominal intenso, calambres y diarrea, por este orden. La diarrea puede ser tanto acuosa, como mucosa o incluso sanguinolenta. La diarrea se autolimita a los dos o tres dias y el resto de s?ntomas remiten espont?neamente en torno a siete o diez dias.

3. Candidiasis: por el hongo Candida albicans que produce micosis en piel. Lesiones cut?neas (enrojecimiento o inflamaci?n de la piel) acompa?adas de prurito y sarpullido. En las infecciones vaginales, puede presentarse flujo blanquecino, con un caracter?stico olor a levadura.

4. Chancroide: causada por una bacteria gram negativa llamada Haemophilus Ducreyi y su principal s?ntoma son las ?lceras genitales que se rompen despu?s de unos cuantos d?as.

5. Condyloma Acuminata (verrugas genitales): causada por el virus del papiloma humano (VPH). Se transmite al mantener relaciones sexuales por v?a oral, genital o anal con un compa?ero infectado.

6. Criptosporidiosis: enfermedad oportunista causada por el par?sito Cryptosporidium parvum. Suele producir s?ntomas como n?useas, v?mitos, diarrea.

7. Citomegalovirus: es una forma de Herpes virus; en humanos es conocido como Human herpesvirus 5 (HHV-5). Pertenece a la subfamilia Betaherpesvirinae de la familia Herpesviridae. Su nombre significa "virus muy grande". Algunas personas pueden sufrir s?ntomas mononucleosis infecciosa, con fiebre prolongada, y una leve hepatitis. Una vez que una persona ha sido infectada, el virus quedar? latente en esa persona de por vida.

8. Donovanosis: infecci?n bacteriana (causada por el Calymmatobacterium granulomatosis) progresivamente destructiva de la regi?n genital, caracterizada por ulceraci?n e hiperplasia epiteliomatosa.

9. Enfermedad del VIH.

10. Escabiasis: es una ectoparasitosis cut?nea muy contagiosa producida por el ?caro Sarcoptes scabie variedad hominis, par?sito humano obligatorio.

11.Infecciones Ent?ricas.

12. Gardnerella vaginalis (tambi?n Haemophilus): Gardnerella vaginalis es un bacilo implicado en la enfermedad llamada vaginosis bacteriana, que est? caracterizada por un desbalance en la flora normal de la vagina.

13. Giardiasis: es una enfermedad diarreica ocasionada por la Giardia intestinalis (conocido tambi?n como Giardia lamblia).

14. Gonorrea: tambi?n denominada blenorragia, blenorrea y uretritis gonoc?cica, es una enfermedad de transmisi?n sexual provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae o gonococo. En el var?n este germen provoca uretritis y prostatitis. En la mujer, vaginitis y cervicitis, pero tambi?n endometritis, salpingitis (inflamaci?n aislada de las trompas de Falopio) y enfermedad inflamatoria p?lvica aguda. Caracterizada por enrojecimientos en el area genital.

15. Granuloma inguinal.: infecci?n causada por el Calymmatobacterium granulomatosis.

16. Hepatitis.

17. Herpes genital: causada por dos virus que pertenecen al grupo herpesvirus hominus, el HSV-1 y el HSV-2, conocidos, respectivamente, como herpes simple tipo 1 (HSV-1) y como herpes simple tipo 2 (HSV-2). Erupci?n de peque?as ampollas, generalmente dolorosas, sobre los genitales o ano produciendo demasiado ardor o rasqui?a (picaz?n) desesperante. La piel se erupciona haciendo m?s dif?cil su curaci?n.

18. Infecci?n por hongos.

19. Linfogranuloma ven?reo (infecci?n por clamidias).

20. Meningococcemia: infecci?n peligrosa que ocurre cuando el meningococo Neisseria meningitidis invade el torrente sangu?neo. Por lo general hay sangrado dentro de la piel (petequias y p?rpura) y el tejido de esas ?reas puede morir (tornarse necr?tico o gangrenoso). Si el paciente sobrevive, las ?reas sanan dejando cicatrices.

21 Micoplasmas genitales.

22. Molusco contagioso (Molluscipoxvirus Molluscum Contagiosum): es una enfermedad cut?nea de etiolog?a v?rica, concretamente poxvirus.

23. Piojos p?bicos (Pediculosis pubis) (Ladillas).

24. Listeriosis: es una infecci?n debida a la bacteria Listeria monocytogenes. En el adulto, la listeriosis se manifiesta como una gripe, con fiebre y dolores difusos. Suele pasar inadvertida. Sin embargo, puede adoptar una forma m?s grave y transformarse en meningitis o en una infecci?n generalizada.
El feto puede ser contaminado por la madre durante el segundo o el tercer trimestre de la gestaci?n. El ni?o corre el riesgo de morir antes de nacer o de ser prematuro y estar afectado por la enfermedad: septicemia (infecci?n generalizada en la sangre) asociada a meningitis, lesi?n del h?gado o neumon?a.

25. Salmonella.

26. Sarna: La escabiosis es una enfermedad de la piel causada por el ?caro par?sito Sarcoptes scabiei, llamado com?nmente arador de la sarnilla. La picaz?n esta formada por la reacci?n al?rgica del cuerpo ante el par?sito, que causa peque?os granos, ampollas y peque?as ?lceras con costras. No causa fiebre, a excepci?n de que exista infecci?n.

27. Shigelosis: forma de disenter?a, una enfermedad infecciosa ocasionada por un grupo de bacterias Gram negativas llamadas Shigella. La mayor?a de las personas infectadas con shigelosis contraen diarrea, fiebre y dolor abdominal agudo o calambres, tenesmo (dolor rectal con c?lico), v?mitos y n?useas a partir de un d?a o dos despu?s de su exposici?n a la bacteria. La diarrea es a menudo sanguinolenta.

28. S?filis: producida por la espiroqueta Treponema pallidum. Si no se trata a tiempo, puede ocasionar demencia, problemas circulatorios, ceguera, par?lisis, trastornos nerviosos y hasta la muerte. En algunos casos, las personas que supuestamente ya han obtenido la cura todav?a pueden infectar a los dem?s.

29. Tricomoniasis: por la infecci?n del aparato urogenital del hombre y de otros animales por protozoos del g?nero Trichomonas. En las mujeres es habitual encontrarlo en la vagina, donde con frecuencia origina sensaci?n de quemaz?n, prurito y exudado irritativo; en los hombres puede afectar a la pr?stata; y en ambos sexos irritar la uretra y la vejiga.

30. Vaginitis

31. Vaginosis bacteriana

32. Virus del papiloma humano (VPH): es un virus que afecta a los humanos. Los efectos de algunas de sus variedades est?n clasificadas como enfermedades de transmisi?n sexual (ETS). Otras provocan las conocidas verrugas. Algunas de las variedades de VPH que provocan infecciones genitales tambi?n pueden causar c?ncer c?rvicouterino, carcinoma de pene y otros c?nceres genitales.



No al sida

Tags: ETS

Publicado por C.I.A.S @ 16:34  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 01 de febrero de 2008


Efectividad del preservativo en la reducci?n de la transmisi?n del VIH en heterosexuales (Revisi?n Cochrane traducida)

Weller SC, Davis-Beaty K
Resumen en t?rminos sencillos
El uso del preservativo reduce sistem?ticamente la transmisi?n sexual de la infecci?n por VIH.

La mayor?a de los casos de este tipo de infecci?n derivan de las relaciones sexuales y el contacto con hemoderivados contaminados (por ejemplo, mediante el uso de drogas intravenosas). Siempre se indic? el uso de preservativos durante las relaciones sexuales como m?todo para reducir la infecci?n y la propagaci?n de infecciones de transmisi?n sexual, como lo es el VIH. Mediante la revisi?n de los estudios se pudo comprobar que el uso constante del preservativo reduce sustancialmente pero no elimina por completo el riesgo de infecci?n de VIH.

?ste es el resumen de una revisi?n Cochrane traducida. La Colaboraci?n Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistem?ticas. El texto completo de la revisi?n traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990). De La Biblioteca Cochrane Plus, n?mero 3, 2007. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos est?n reservados.

Fecha de la modificaci?n significativa m?s reciente: 19 de noviembre de 2001
Fecha de la traducci?n: 26 de febrero de 2007
Resumen
Antecedentes

A?n no se ha determinado el grado de protecci?n que ofrece el uso de preservativos contra el Virus de inmunodeficiencia humana y otras infecciones de transmisi?n sexual. Los estudios de cohorte de parejas serodiscordantes y sexualmente activas, que incluyeron un seguimiento de los integrantes seronegativos, permiten estudiar casos en los que existe un riesgo comprobado de infecci?n por exposici?n del integrante seronegativo de la pareja, por lo que es posible calcular la incidencia de la enfermedad. Como hay personas que usan preservativos y otras que no, particularmente existen circunstancias en que algunas lo hacen en el 100% de los casos y otras nunca (0%), es posible evaluar la efectividad del preservativo mediante la comparaci?n de las dos tasas de incidencia. La efectividad del preservativo implica una reducci?n proporcional de la enfermedad.
Objectivos

El objetivo de esta revisi?n es evaluar la efectividad del preservativo en cuanto a la reducci?n de la transmisi?n del VIH en heterosexuales.
Estrategia de b?squeda

Se localizaron estudios mediante bases de datos electr?nicas (AIDSLINE, CINAHL, Embase y MEDLINE) y a trav?s de b?squedas manuales en listas de referencias.
Criterios de selecci?n

Se consider? elegibles a aquellos estudios que inclu?an: (1) datos relativos a parejas heterosexuales infectadas con VIH, serodiscordantes y sexualmente activas; (2) dise?o longitudinal; (3) detecci?n del estado de virus mediante serolog?a e (4) informaci?n sobre el uso del preservativo en una cohorte de personas que "siempre" (100%) o "nunca" (0%) utilizaban preservativos.
Recopilaci?n y an?lisis de datos

Los estudios identificados mediante la estrategia de b?squeda mencionada anteriormente y que cumpl?an con los criterios de inclusi?n fueron revisados para su inclusi?n en el an?lisis. Se registraron los tama?os muestrales, la cantidad de seroconversiones y los a?os persona de exposici?n libre de enfermedad para cada cohorte. Siempre que fue posible, se hizo lo propio con la direcci?n de la transmisi?n en la cohorte (hombre a mujer, mujer a hombre), la fecha de reclutamiento del estudio, la fuente de infecci?n en el paciente ?ndice y la presencia de otras enfermedades de transmisi?n sexual (ETS). Se excluyeron los informes duplicados sobre una misma cohorte y los estudios que conten?an informaci?n incompleta o imprecisa. La incidencia del VIH se calcul? a partir de las cohortes de personas que "siempre" usaban preservativos y en funci?n de aquellas de personas que no los usaban "nunca". La efectividad se evalu? sobre la base de estos dos c?lculos de incidencia.

Resultados principales

En el an?lisis final se incluyeron 14 de las 4.709 referencias que hab?an identificado inicialmente. Sobre un total de 13 cohortes de personas que "siempre" utilizaban preservativos, se obtuvo una incidencia de VIH homog?nea de 1,14 (IC 95%: 0,56 a 2,04) por 100 a?os persona. Se registraron 10 cohortes aparentemente heterog?neas sobre personas que "nunca" utilizaban preservativos. En los estudios que incluyeron seguimientos m?s prolongados, en los que se evalu? principalmente a parejas de pacientes hemof?licos y transfundidos, se obtuvo una incidencia de VIH de 5,75 (IC 95%: 3,16 a 9,66) por 100 a?os persona. La efectividad global, o la reducci?n proporcional de seroconversiones de VIH mediante el uso del preservativo, es de alrededor del 80%.
Conclusiones de los revisores

Esta revisi?n indica que el uso constante de preservativos, es decir usar preservativo en todas las relaciones sexuales con penetraci?n vaginal, reduce en un 80% la incidencia de VIH. Dado que en los estudios incluidos no se present? un informe sobre el uso "correcto" del preservativo en cada relaci?n sexual, aqu? se eval?a la efectividad y no la eficacia de su uso. Adem?s, debido a que en la mayor?a de los estudios tampoco se mencionaba el tipo de preservativo utilizado, el c?lculo de la efectividad se aplica generalmente al preservativo masculino, y no al de l?tex espec?ficamente. Por lo tanto, la efectividad del preservativo es similar, aunque inferior, a la de la anticoncepci?n.



No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 21:58  | sexo seguro safe sex
Comentarios (0)  | Enviar