S?bado, 29 de marzo de 2008


   PALMA DE MALLORCA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   foto
El reconocido psiquiatra, José Cabrera, destacó hoy que la cocaína, las anfetaminas y el éxtasis se han convertido en las drogas más extendida en España y, en este sentido, apuntó que la adicción a estas sustancias químicas no responde a un único prototipo sino que su consumo se ha generalizado en todas las edades y en los distintos niveles sociales.

   "Nadie está a salvo de ser consumidor de sustancias químicas en nuestro país", apuntó Cabrera, quien incidió en la idea de que la presencia de la cocaína está "super extendida" en la sociedad actual, cuyos efectos se traducen principalmente en "trastornos mentales" que no son percibidos hasta que al menos pasan seis años desde el inicio del consumo.

   Cabrera viajó hoy hasta Palma para participar en unas jornadas que ha organizado Proyecto Hombre, bajo el lema 'Veinte años de prevención y tratamiento de la drogodependencia en Baleares', en las que participan más de 300 expertos locales y nacionales para profundizar en las nuevas tendencias, perfiles y patronos de consumo.

   El psiquiatra centrará su intervención esta tarde en analizar el cambio del patrón de consumo de la heroína a la cocaína, que va asociado al policonsumismo de sustancias -alcohol y cannabis- y que está asociado al ocio de fin de semana y a la fiesta, explicó al respecto.

   "La cocaína se ha convertido en la reina de la noche, mientras que la heroína se ha quedado relegada a un consumo súper reducido", remarcó.

   CONSUMOS RECREATIVOS

   Otro de los ponentes del encuentro, el sicólogo y experto en drogodependencias, Emiliano Martín, coincidió en señalar que los "consumos recreativos" están asociado en la actualidad a la "diversión", y responde a personas que están "totalmente integradas en la sociedad, lejos de lo que ocurría con los heroinómanos que estaban totalmente marginados".

   Los cambios en los patronos de consumo implica una mayor incidencia de las adicciones entre el colectivo mujeres, puesto que, afirmó, éstas tienden a consumir drogas menos agresivas, como  cannabis, tabaco y alcohol, y que tienen efectos menos latentes que la heroína, puntualizó.

   El encuentro, que se desarrolla desde hoy y hasta el próximo sábado, servirá para conmemorar los 20 años de trayectoria de Proyecto Hombre en Baleares y evaluar el trabajo realizado durante estas dos décadas en la lucha contra la droga.

   Las jornadas, que se celebran en el Auditórium del Hospital de Son Llátzer, fueron inauguradas esta mañana por el conseller de Salud y Consumo, Vicenç Tomàs. Está prevista la asistencia de prestigiosos expertos locales y nacionales para profundizar en los diversos ámbitos que afectan a las drogodependencias.



No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 12:18  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar

El consenso internacional sobre prevención del sida propone una estrategia con tres elementos: abstinencia para los jóvenes sin pareja, fidelidad en las parejas y, cuando lo anterior no sea posible, preservativo para reducir el riesgo. En cambio, las campañas de “sexo seguro” realizadas en España en los últimos quince años solo difunden el tercer mensaje. En el último número de Cuadernos de Bioética (enero-abril 2008), José Jara Rascón y Esmeralda Alonso Sandoica, médicos, analizan los presupuestos y resultados de esas campañas. Ofrecemos un extracto de su trabajo.

El ejercicio de la sexualidad en la población adolescente se ha convertido en un campo de confrontación ideológica. Simplificando las posturas, se podría afirmar que el debate se reduce a dos líneas argumentales. Por un lado se afirma que la única actitud posible, en un Estado donde existe un amplio pluralismo de opiniones, es la promoción del “sexo seguro” mediante la utilización de preservativos u otros métodos de barrera en las relaciones sexuales para evitar tanto embarazos no deseados como posibles enfermedades de transmisión sexual.

Frente a esto, se situaría la opinión por la cual, precisamente debido a esta variedad de estilos de vida, el Estado debe promocionar las conductas que ofrezcan mejores posibilidades de conseguir una estabilidad afectiva y emocional a largo plazo en la vida sexual de sus ciudadanos. Se estaría hablando en esta última opción de “sexo responsable” y esto requeriría una actuación más integral en el campo de la educación abordando diversas facetas.

Los embarazos precoces no bajan

Desde 1995, periódicamente se repiten las campañas de salud sexual por parte del Ministerio de Sanidad. Los matices y lemas escogidos entre dichas campañas suelen oscilar poco, teniendo habitualmente como población diana a los adolescentes y a la población joven. La justificación aducida para su puesta en marcha suele ser la constatación del aumento del número de abortos, la propagación de la epidemia de la infección por el VIH (sida) o el aumento de enfermedades de transmisión sexual (ETS), y la propuesta que se ofrece a la población es siempre la misma: el uso de métodos de barrera mediante la utilización del preservativo.

Dado que cada una de estas campañas tienen un alto coste económico (la iniciada en 2004 bajo el lema “Por ti, por todos, úsalo” requirió la inversión de 1,4 millones de euros), parece ineludible plantearse qué resultados se están obteniendo. Concretamente, ¿se ha logrado, al menos, la estabilización de las cifras de abortos, la punta del iceberg de los embarazos no deseados, en los últimos años?

Según datos del Instituto de Economía y Geografía del CSIC, en el año 2000 cuatro de cada diez adolescentes españolas entre 15 y 19 años que estaban embarazadas optaron por interrumpir la gestación durante ese año. Esa proporción resulta ser el doble de la encontrada en 1990.

Esta línea ascendente en el número de abortos entre los adolescentes se ha mantenido sin apenas mesetas en los informes oficiales emitidos en años sucesivos sin que las sucesivas campañas realizadas hayan sido capaces de frenarla. De hecho, el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) en su informe “Juventud en España 2004” señalaba que, a pesar de que los jóvenes tienen hoy más información que nunca sobre temas sexuales y métodos anticonceptivos, todo indica que no es suficiente: una de cada diez jóvenes españolas se queda embarazada sin desearlo, la mayoría (un 75%) entre los 15 y los 21 años.

Estas importantes cifras de gestaciones interrumpidas y embarazos no deseados en la adolescencia parecen relacionarse con bastante probabilidad con el descenso en la edad de inicio en las relaciones sexuales. De hecho, una encuesta sobre “Sexualidad y anticoncepción en la juventud española”, realizada recientemente con más de 2.000 entrevistas personales a jóvenes entre 15 y 24 años, reveló que en sólo tres años la media de edad de la primera relación sexual había bajado de estar por encima de los 17 años a situarse en los 16 años.

Más infecciones

Por otra parte, llama la atención los escasos (más bien casi nulos) resultados alcanzados con la “píldora del día siguiente” (PDS), de la que se dispensaron en farmacias y hospitales durante 2005 medio millón de unidades.

Sin embargo, como se ha mencionado previamente, la cifra de abortos ha mantenido su evolución progresiva al alza sin inflexiones desde la introducción de este nuevo recurso de anticoncepción de emergencia. La explicación de este fenómeno es fácil de comprender si se tiene en cuenta que las posibilidades de embarazo tras una única relación sexual se sitúan en sólo un 8% y la eficacia de la píldora disminuye en relación al tiempo transcurrido desde el coito hasta su ingesta, por lo que no siempre es eficaz. Por tanto, un enorme número de píldoras dispensadas no habrán servido para interrumpir ningún embarazo, sencillamente porque dicho embarazo no se había producido. En cambio, la publicidad mediática desarrollada en torno a esta PDS, haciendo pensar que si se produce un embarazo no deseado la ingesta de la PDS resolverá el problema, parece aumentar el número de relaciones sexuales de riesgo, por lo que el efecto final conseguido es el inverso al previsto.

Respecto a las infecciones de transmisión sexual, la evolución de los últimos años, después de varias campañas consecutivas, tampoco permite demasiados optimismos respecto a los logros obtenidos. Frente a las 700 infecciones de sífilis y a las 805 de gonorrea declaradas en 2001, en 2005 se registraron 1.255 y 1.174, respectivamente, según datos del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria.

Visión simplista de la sexualidad

El ejercicio de la sexualidad conlleva una gran carga ética al implicar un acto de interrelación humana mediante el cual dos personas ponen en contacto no sólo sus cuerpos sino también su intimidad más profunda, entrando ahí en juego sentimientos, confianza, compromisos, afectividad e incluso disponibilidad para asumir todo lo que supone engendrar una nueva vida. Por el contrario, cuando lo que predomina es una vivencia contraria a la ética, el acto sexual puede ser también expresión de egoísmos, utilización de otra persona en beneficio propio, engaños, deslealtades e incluso ejercicio de vejaciones humillantes para la pareja.

Por tanto, plantear la educación sexual únicamente como aprendizaje de medidas de protección para no contagiarse de posibles infecciones o evitar embarazos parece una visión demasiado simplista de la sexualidad. Cuando este enfoque se vuelca sobre los jóvenes el resultado esperable es lo que se ha denominado una educación tipo “parche”, incapaz de atajar problemas, insuficiente, tardía y demasiado biológica.

De hecho, hay que asumir que el sexo no es, en contra de lo que a simple vista pueda parecer, una práctica estrictamente privada. Su repercusión social es enorme, con claras implicaciones sobre la demografía de los países y la necesidad de un amplio consumo de recursos si se realiza un mal ejercicio. Los embarazos de menores de 19 años, por ejemplo, suponen en una gran cantidad de casos rupturas de la trayectoria biográfica de esas personas, con déficits posteriores en su escolarización y consecuentes dificultades en su entorno social, laboral y familiar que requerirán posteriormente, en muchos casos, la ayuda de diferentes agentes sociales.

Imposible neutralidad

Sin embargo, posiblemente, las autoridades sanitarias, no sólo en España sino en el amplio entorno europeo occidental, se planteen que su función a la hora de diseñar estrategias de prevención en salud sexual para adolescentes debe mantener una postura neutral, lejos de ser calificada como “moralista”, teniendo en cuenta siempre las diferentes sensibilidades sociales ante la sexualidad. Pero, ¿es posible ser neutral en esta materia?

Se puede afirmar que existen dos posturas antagónicas respecto al modo de entender la sexualidad. En un extremo estaría el sentimiento de que la sexualidad se debe ejercer de modo libre, sin ataduras ni compromisos. En la contrapartida a esto, se situaría la idea de que los actos sexuales se deberían realizar en un contexto de amor, lo que implicaría lógicamente un compromiso, ya que no se entiende fácilmente un “amor” que sea de usar y tirar. Por todo ello, es difícil asumir que realmente se pueda mantener una postura estrictamente neutra al promover estilos de conducta sexual. O se acepta promover la estabilidad en las relaciones sexuales de nuestros jóvenes o se estará cayendo insensiblemente, aún sin proponérselo, en promover conductas de sexo entendido como un acto lúdico más, sin compromiso y sin amor.

La prevención realista

Debido a esto, el amplio grupo de expertos que, como expresión de un importante consenso, firmaron un artículo publicado en The Lancet bajo el título “Ha llegado el momento para una actuación conjunta en la prevención de la transmisión sexual del HIV”, optaban por desideologizar el debate sobre estrategias de prevención, en principio aplicables al sida, pero también extrapolables a actitudes y comportamientos de riesgo en cualquier actividad sexual. Mencionaban que una política sanitaria realista de prevención de infecciones por vía sexual debería incluir la promoción de la abstinencia entre los jóvenes sin pareja estable y de la fidelidad entre parejas estables ya constituidas, además de la promoción del preservativo para aquellos que ya hubieran optado decididamente por la promiscuidad.

Al igual que ante cualquier riesgo de epidemia, se intentaría así frenar su expansión disminuyendo el tiempo de exposición a los posibles agentes causantes de la infección y, simultáneamente, disminuyendo el número de posibles contactos capaces de propagar el agente infeccioso. Esta línea de actuación propuesta, básica ante cualquier riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas, no ha sido aceptada en nuestro entorno cultural. Sin embargo, no se han dado razones sanitarias, epidemiológicas, para rechazarla.

En el mismo sentido se ha manifestado la Academia Americana de Pediatría, la cual, a través de su Comité sobre la Adolescencia, elaboró recientemente un informe incluyendo entre sus recomendaciones “promover la abstinencia sexual entre los pacientes adolescentes en el momento apropiado” para conseguir disminuir situaciones de riesgo. Posteriormente, este mismo Comité ha aportado nuevas reflexiones sobre la influencia de los medios de comunicación en la sexualidad de la adolescencia concluyendo de modo bastante realista que parece imprescindible buscar la colaboración de los medios en la promoción de actitudes saludables como la abstinencia y la fidelidad en los adolescentes. Estos postulados, no se ofrecen desde ninguna postura ideológica o religiosa preconcebida, sino que se argumentan exclusivamente en base a motivaciones de prevención en salud pública.

Un clima social favorable

Sin embargo, no se debería caer en posturas demasiado simplistas o excesivamente optimistas, asumiendo que bastaría con promover la abstinencia sexual entre los jóvenes, mediante slogans atractivos en carteles publicitarios, para que el comportamiento de éstos cambiase en un importante porcentaje, lográndose así disminuir las tasas de abortos, embarazos no deseados o ETS.

Para maximizar las posibilidades de éxito en la prevención de actitudes de riesgo promoviendo un ejercicio responsable de la sexualidad, se deberían intentar actuaciones en un doble plano: la formación a nivel educativo (involucrando tanto a profesores como a los propios padres de los adolescentes) y la creación de un clima social favorable (cooperación de medios de comunicación, agentes sociales, apoyo político institucional).

Respecto al clima desarrollable cara a cara con los adolescentes, tanto en la escuela como en las familias, parece básico señalar que sólo una educación integral en valores puede aportar el marco apropiado para que se comprendan conceptos como la lealtad en las relaciones de pareja, el respeto hacia la otra persona, el autodominio en el control de la afectividad, la aceptación del compromiso como un valor positivo, la apertura hacia la entrega que supone aceptar una gestación, etc.

En este sentido, se deberían propiciar encuentros con los padres para encarar posibles dudas sobre la educación de los hijos adelantándose a problemas futuros. Se intentará así fomentar la madurez afectiva del adolescente, intentando prevenir que las primeras relaciones sexuales obedezcan a presiones del grupo que le rodea, por seguir una moda más o menos impuesta pero no deseada o como consecuencia de situaciones de alcoholismo o consumo de drogas de fin de semana. Este último tipo de relaciones compulsivas, precipitadas, realmente no reflexionadas, son las que pueden con más facilidad dejar secuelas psicológicas o dar lugar a embarazos no deseados, de los cuales un importante porcentaje acabará engrosando el número de abortos ya existente.

Esta visión integradora de la sexualidad debe ser respaldada por la sociedad para no crear un clima de esquizofrenia intelectual entre las enseñanzas recibidas en el entorno próximo del adolescente y lo que se percibe a través de otras fuentes de información. De esto se deriva una gran responsabilidad para los poderes públicos, que pueden propiciar un clima favorable a un ejercicio responsable de la sexualidad o favorecer que se considere como una simple actividad lúdica más. El diseño de campañas de salud sexual donde se recuerde a los adolescentes que “las relaciones no son un juego” puede favorecer la aceptación de normas de autocontrol por parte de los jóvenes, al crearse un clima favorable para ello, del mismo modo que se ha propuesto en relación con el abandono del tabaquismo o del consumo de drogas.



No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 12:12  | sexo seguro safe sex
Comentarios (0)  | Enviar

El 85 por ciento de los africanos seropositivos también padece tuberculosis, un problema creciente que preocupa hoy a expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ginebra, 18 mar (PL)

Según el informe "Control Mundial de la Tuberculosis 2008", divulgado la víspera, en 2006 se diagnosticaron 9,2 millones de nuevos casos de tuberculosis, 700 mil de los cuales estaban también infectados con el VIH.

Se calcula que ese año murieron 1,5 millones de tuberculosos. Además, otras 200 mil personas fallecieron de tuberculosis asociada al virus del SIDA, indica el documento.

Peter Piot, Director Ejecutivo de ONUSIDA, indicó que se han tenido avances indudables, pero se debe seguir trabajando para dar un enfoque conjunto y real de la reducción de la mortalidad por tuberculosis en los pacientes con VIH.

El informe muestra que estamos lejos de proporcionar acceso universal a servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento y atención de gran calidad para ambas dolencias, aseveró.

Por otro lado, el texto destaca que la tuberculosis multirresistente alcanzó el máximo nivel registrado hasta ahora.

En ese sentido, Margaret Chan, directora general del organismo internacional señaló que la situación es alarmante. La tuberculosis multirresistente puede contagiarse de persona a persona y es 100 veces más costosa de curar, apuntó la experta.

Dada la escasez de equipos de diagnóstico y profesionales entrenados, así como los insuficientes tratamientos, se prevé que en 2008 sólo el 10 por ciento de los pacientes recibirán la terapia adecuada.

Asimismo el informe documenta la escasez de fondos para enfrentar la enfermedad.

Pese al aumento de los recursos, especialmente del Fondo Mundial y de algunas naciones de medianos ingresos, los presupuestos destinados a la tuberculosis se mantienen estáticos en casi todos los países con mayor carga de enfermos.

Esperamos colaborar y alcanzar las metas de la lucha antituberculosa para 2015, manifestó Michel Kazatchkine, Director Ejecutivo del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria.




No al sida

Tags: Tuberculosis

Publicado por C.I.A.S @ 11:55  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar

Lamentablemente, dos pruebas que estaban muy avanzadas, han resultado ser fallidas. Los científicos intentan aplicarse las razones de los fracasos. 

 

David Brown
Fuente: THE WASHINGTON POST. ESPECIAL

 

La búsqueda durante dos décadas de una vacuna para el VIH/Sida se encuentra en crisis luego de que dos pruebas de campo de los candidatos más promisorios no sólo no lograron proteger a la gente del virus sino que la expusieron a un riesgo de contagio más alto.


Los resultados de estas pruebas, que incluyeron a voluntarios de cuatro continentes, originaron intensas preguntas entre la comunidad científica, que intenta averiguar qué pasó.


Las dos pruebas fueron detenidas en septiembre del año pasado en tanto que otras siete -de vacunas de un diseño similar- fueron o bien suspendidas o prorrogadas de forma indefinida. Algunas podrían ser modificadas y otras suspendidas por completo. Los expertos se cuestionan tanto la premisas científicas como la estrategia general de la búsqueda de una vacuna, que cuenta con una financiación de 500 millones de dólares cada año por parte del gobierno estadounidense.


"Esto se ubica en el mismo nivel de catástrofe que el desastre del Challenger" que destruyó a un transbordador de la NASA, dijo Robert Gallo, uno de los descubridores del VIH (virus de inmunodeficiencia humana) y titular del Instituto de Virología Humana en Baltimore, EE.UU.


El Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, que financió los dos estudios -el STEP y el Phambili- convocará a una reunión la semana que viene para reconsiderar sus programas. Pero algunos científicos ya llegaron a un veredicto. "Ninguno de los productos que se están probando tienen chances razonables de ser efectivos" dijo Ronald Desrosiers, genetista molecular en la Universidad de Harvard.



No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 9:41
Comentarios (1)  | Enviar

 

Las estadísticas del Ministerio de Sanidad de España muestran que la mejor prevención es cambiar ese estilo de vida.

La Gaceta


El desarrollo material del último medio siglo ha traído un espectacular progreso en salud. La mejora de la higiene, la alimentación y la asistencia sanitaria ha dado sonadas victorias contra las infecciones, que en otros tiempos provocaban gran mortandad. Pero en los últimos años se observa una excepción en el retroceso general de las infecciones: la expansión de enfermedades de transmisión sexual (ETS), precisamente porque van unidas a un estilo de vida.


Como señala un estudio publicado la semana pasada en la revista The Lancet Infectious Diseases, "desde 1996, la sífilis se ha extendido en muchos países de Europa". También da la voz de alarma un estudio de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, presentado en el último Congreso Nacional sobre Prevención de ETS (Chicago, 10-13 de marzo). Según se deduce de una encuesta de salud, el 40% de las chicas norteamericanas de 14-19 años que declaran tener relaciones sexuales ha contraído alguna de las ETS más comunes (virus del papiloma humano, clamidia, herpes genital y tricomoniasis). Las chicas infectadas (unos 3,2 millones) son el 26% de las de su edad, lo que invita a suponer que la mayoría ha tenido contactos sexuales. El 15% del total padece dos o más de esas infecciones.


Las jóvenes de 15-19 años, seguidas a corta distancia por las de 20-24, presentan la mayor prevalencia de clamidia, con gran diferencia sobre los demás grupos de edad, según las estadísticas de los CDC relativas a 2006. Estos mismos datos muestran que esta y otras ETS experimentan un repunte últimamente. El mayor aumento, sin interrupción desde 2001, es el de la sífilis, registrado en su mayor parte entre hombres homosexuales. La incidencia de la sífilis se considera un buen indicador de promiscuidad sexual y también de propagación del sida, pues facilita la transmisión del VIH.

 
Se estima que la probabilidad de convertirse en seropositivo se multiplica por cinco si existe una infección previa de sífilis. De hecho, en Estados Unidos ya se observa un nuevo aumento de las infecciones con el VIH en los homosexuales.


En España, las estadísticas del Ministerio de Sanidad revelan igualmente un ascenso de las ETS desde el cambio de siglo, después de una considerable reducción en la década anterior. Los casos de sífilis pasaron de 1,77 por 100.000 habitantes en 2000 a 4,31 en 2006; los de gonorrea, de 2,65 a 3,59 en el mismo periodo.


El preservativo, recomendación única y continua del ministerio, tiene utilidad limitada, como se está comprobando. Lo mejor sería intentar cambiar ese estilo de vida, como las autoridades sanitarias hacen con otros. A mediados de marzo se dio a conocer en España los resultados de la Encuesta Nacional de Salud correspondiente a 2006. En el capítulo sobre estilos de vida, junto a datos menos halagüeños, aparece que el 26,4% de los mayores de 16 años fuman a diario. En 1993, la proporción era casi el doble. Si a la vez que se obtienen tan grandes avances contra el tabaquismo rebrotan las ETS, habría que plantear un cambio de estrategia.



No al sida


Tags: ETS, Sida, infecciones, abstinencia, sífilis, condom, preservativo.

Publicado por C.I.A.S @ 9:39
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 27 de marzo de 2008
No al sida

EL SIDA, Y SU SUPUESTA PREVENCIÓN,  AL SERVICIO DE INTERESES CREADOS. LAS CAMPAÑAS DE PRESERVATIVOS SÓLO HAN SERVIDO PARA GENERAR PRECOCIDAD SEXUAL Y AUMENTO DE LAS RELACIONES SEXUALES INDISCRIMINADAS. COLECTIVOS EN MAYOR RIESGO DERIVADO DE ESTAS CAMPAÑAS: MENORES Y HOMOSEXUALES. 

Ana María Vázquez Rodríguez. Doctora en Medicina. Especialista en Psiquiatría.


Según datos oficiales (Plan Nacional sobre SIDA 2008-2012) , el VIH (virus causante del SIDA) se ha expandido por el mundo generando una pandemia de grandes proporciones que ha afectado gravemente a la demografía y la economía de numerosos países. La propagación del virus continúa, y en el año 2007 se infectaron 2,5 (1,8 - 4,1) millones de personas. Mientras los nuevos diagnósticos debidos a consumo de drogas intravenosas caen claramente año tras año, los atribuidos a transmisión sexual tienden a estabilizarse, sobre todo en relaciones homosexuales de hombres (HSH). En el periodo 2003-2005, el 46,1% de los nuevos casos diagnosticados en España de infección por VIH, eran menores de 35 años.

Desde que apareció el SIDA en España, la supuesta prevención se ha centrado en España y en la mayor parte del mundo, casi con exclusividad, en las campañas de preservativos, lo cual no ha variado a pesar de tener la constatación de la no disminución del contagio del virus del contagio del virus del SIDA por vía sexual con estas medidas.

Hoy tenemos datos de lo que fácilmente se podía predecir: Sólo se produce una disminución de la transmisión del virus del SIDA en países no centrados en estas campañas, sino que en los países en los que se promovió la abstinencia y la fidelidad, en su caso, como primera medida. Por el contrario, las campañas de preservativos han aumentado la transmisión por vía sexual del virus del SIDA y han aumentado otras enfermedades de transmisión sexual como gonorrea y sífilis (tras años de descenso continuado de estas últimas enfermedades); todo esto como consecuencia del efecto de las campañas de preservativos sobre la precocidad sexual y relaciones sexuales indiscriminadas; todo ello también ha supuesto aumento del uso de anticonceptivos, embarazos no deseados y abortos, así como sus indudables perjuicios.

Las campañas de preservativos incitan y avalan las relaciones sexuales indiscriminadas; además, dan información falsa con respecto a la eficacia del preservativo. De hecho, en las últimas recomendaciones del Ministerio de Sanidad sobre qué hacer para evitar el SIDA, se refiere, fraudulentamente: "El uso del preservativo impide la transmisión sexual del VIH, otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados". Los slogans de las campañas de preservativos son lo suficientemente explícitos acerca de su contenido e intención; así, tenemos "Póntelo, Pónselo", en 1989, "El preservativo es divertido, juega sin riesgos", en 1989, "No cambies tu vida por el SIDA" (con numerosas fotografías de preservativos) , también en 1989, "Póntelo, pónselo", en 1990; en 1995: "Iguales ante el sida"; en 1998: "Juega sin riesgos", en 1999: "Por ti, por mï". en 2006: "Si no tomas precauciones, ¿sabes quién actúa?; así como la campaña de este año para homosexuales: "Entre nosotros: usa preservativo". No informan, con respecto a las relaciones homosexuales, de la importante prevalencia de la enfermedad en esta población, del alto riesgo de contagio ante una relación en la que uno de ellos esté contagiado, sobre todo si el contagiado no es el receptor, en relación con el aumento de traumatismos durante estas prácticas, así como de la no infrecuencia de roturas de preservativos durante el sexo anal. También reconoce el Plan Multisectorial frente al VIH/SIDA, que las "mujeres transexuales" son especialmente vulnerables a la infección. No se informa de las graves consecuencias del SIDA, del riesgo real del contagio con preservativo. Una prueba más del fracaso de las campañas de preservativos con respecto a la evitación del virus del SIDA, es la preocupación que muestra el Plan por la detección de las supuestas 35.000 personas en España que se suponen están contagiadas sin saberlo, refiriendo que han detectado una mayor eficacia al actuar sobre los contagiados. señal de que no eran tan eficaces los preservativos, y menos las campañas de ellos. Con respecto a la evitación de la infección, no se informa siquiera de la posibilidad de la abstinencia sexual, 100% segura.

 

No es raro, pues, que después de 20 años de campañas de preservativos, se reconozca en este Plan Multisectorial que la percepción del riesgo de transmisión sexual del VIH entre la población general es muy baja, especialmente del riesgo de transmisión heterosexual ; que, según el Eurobarómetro, numerosos jóvenes europeos tienen cada vez menos conciencia del problema, dejando de tomar precauciones por ello, a pesar de que la epidemia de VIH/sida sigue presente en la UE, e incluso se agrava en muchos estados miembros y en países vecinos, y que, en concreto, en España,Italia y Reino Unido, la concienciación ha caído de manera significativa entre 2002 y 2006. Lo mismo ocurre con otras infecciones de transmisión sexual (ITS), a pesar de que suponen uno de los principales factores de riesgo para la infección con el virus del SIDA y, por sí mismas, generan una gran carga de morbilidad y secuelas si no se realiza un diagnóstico y tratamiento precoz. Este Plan Multisectorial también refiere la observación por diferentes encuestas de una tendencia a iniciar las relaciones sexuales con penetración a edades cada vez más tempranas, reconociendo, "en las que la gestión del riesgo es más difícil", y refiere que en jóvenes existen indicadores de prácticas sexuales de riesgo como el importante crecimiento en nuestro país de las interrupciones voluntarias del embarazo, especialmente en menores de 24 años, el empleo cada vez más frecuente de los métodos anticonceptivos de emergencia o el incremento de las ITS. El Instituto Andaluz de la Juventud refiere que cada vez se registran casos de enfermedad de transmisión sexual en pacientes más jóvenes e igualmente, refiere que existe una "excesiva relajación" en las conductas sexuales de los y las jóvenes,lo que provoca una "paulatina generalización de las prácticas de riesgo, como el coito interrumpido o el uso de la píldora postcoital, que llegan a usar como si fuera un caramelo".

También refiere el Plan Multisectorial el incremento de las prácticas de riesgo en homosexuales (después de la disminución inicial como respuesta a la infección por el VIH), evidenciándose un aumento del riesgo del contagio del SIDA en los últimos años, así como también un incremento en la incidencia de ITS. Refiriendo: "Podría afirmarse que existe una disminución de la percepción del riesgo entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH), y que las actuales acciones preventivas no parecen superarlo. Al mismo tiempo la prevalencia de infección en este grupo de población es elevada, por lo que podemos decir que, en España, los hombres con prácticas homosexuales mantienen un elevado nivel de riesgo de infección por el VIH y otras ITS. En esta situación puede esperarse un aumento de la incidencia de VIH,...". Igualmente, se refieren estudios que constatan una tendencia creciente en el número de parejas sexuales, un aumento de la práctica de la penetración anal no protegida, tanto con la pareja estable como con la ocasional, y un porcentaje considerable de parejas serodiscordantes que no se protege en sus prácticas sexuales, en varones homosexuales. Como agravante, en las prácticas homosexuales de los más jóvenes, en menores de 25 años, se notifica una mayor frecuencia, en comparación con otros grupos de edad, de prácticas sexuales con riesgo de infección por el VIH como "sexo oral con eyaculación" y "haber sido penetrado analmente sin condón".

 Está referido en el Plan Multisectorial sobre SIDA 2008-2012, lo siguiente:

"En los últimos 10 años, los estudios del CEEISCAT realizados entre los miembros de la comunidad gay de Cataluña muestran un incremento de la mediana de parejas sexuales (10 en 1995 y 20 en 2004), la práctica de la penetración anal no protegida con la pareja estable (54% en 1995 y 66% en 2004) y con las parejas ocasionales (24% en 1995 y 34% en 2004)."

"Igualmente, se observó que un porcentaje importante de HSH, conociendo su infección por el VIH, tuvo exposiciones sexuales de riesgo. Igualmente, estas relaciones homosexuales se asocian a un alto porcentaje de consumo de tóxicos. Así se refiere que el 63% refirió haber consumido alguna sustancia, fundamentalmente alcohol (55%), poppers (21%) y hachís/ marihuana (20%), antes o durante sus relaciones sexuales, asociándose con la práctica de sexo anal no protegido. En 2004, las drogas más consumidas han sido alcohol (58,2%), nitritos inhalados o poppers (36,1%), hachís (23,4%), cocaína (18,7%), viagra (10,9%) y ketamina (4,1%) y, en menor medida, éxtasis y anfetaminas."

"Los accidentes con el preservativo entre los HSH no son infrecuentes. En el mismo estudio, el 18% de los encuestados refirió que el preservativo se le habí a roto, al menos una vez, durante el último año. La falta de lubricación, la utilización de saliva y la escasa experiencia en su utilización entre los más jóvenes explicarían la mayor parte de las roturas de los condones."

"Otro aspecto relevante es la presencia de ITS, observándose un aumento de los casos de sí filis. Las ITS son un indicador indirecto de prácticas de riesgo y además su presencia aumenta la transmisión. En el perí odo 2002-2003 en la Unidad de ITS de Barcelona se diagnosticaron 102 casos de sí filis infecciosa de los que 88 se dieron en HSH. De ellos, el 34% estaba coinfectado por el VIH."

Además entre HSH, la infección por virus de la hepatitis C, otra enfermedad infecciosa grave, potencialmente mortal, se transmite por vía sexual, tanto entre los infectados por VIH como en los no infectados, y por compartir el material de inhalación para el consumo de drogas no inyectadas.

Con respecto a los menores y jóvenes, sector a los que las campañas incitan a tener relaciones indiscriminadas, el Plan Multisectorial reconoce: "En la adolescencia las relaciones sexuales están sujetas a multitud de influencias externas que pueden favorecer una disminución del control de la situación y una mayor vulnerabilidad. Entre ellas destaca el consumo de alcohol y de otras drogas, la falta de planificación de las relaciones sexuales, la novedad de las parejas, mantener relaciones en lugares incómodos y poco íntimos o el no disponer de preservativos."

Podemos, pues, descartar la evitación del contagio del VIH, como objetivo de las campañas de preservativos. No cabe duda de que el SIDA, y su supuesta prevención, está siendo utilizado para promover un determinado comportamiento en materia sexual, sobre todo en menores; las campañas de preservativos ni disminuyen la posibilidad del contagio del virus del SIDA, ni sirve para concienciar del problema, dando además una información falsa sobre los riesgos reales del uso del preservativo. Lo más grave es que están implicando a menores, a los que la sociedad tiene la obligación de proteger, en situaciones que no saben manejar, sobre las cuales no están en condiciones de decidir libremente, incitándoles a la adopción de ciertas conductas, lo cual les supone un estímulo indebido a su edad, con la posibilidad de ocasionarle un importante riesgo físico y psíquico, pudiendo acarrearle enfermedades físicas con graves secuelas, incluso mortales, poniendo en peligro su salud y felicidad futuras; Igualmente, en el terreno psíquico, existen estudios que confirman que el retraso en las relaciones sexuales en jóvenes y su abstinencia , evita a los menores importantes problemas de adolescencia.

Las campañas de supuesta prevención del SIDA no son campañas independientes, ni están guiadas por motivos sanitarios; Sabemos que la intervención de España con respecto al SIDA responde a compromisos internacionales suscritos por España con la Asamblea General de las Naciones Unidas y con los Objetivos del Milenio de la ONU, los cuales enmarcan el Plan Multisectorial frente a la infección por VIH y el SIDA 2008-2012, elaborado por el Ministerio de Sanidad.

Refiere el Plan Multisectorial, al respecto de la pretensión de que las estrategias para prevenir el SIDA sirvan para promover un determinado comportamiento en materia sexual:

"Sin embargo, la principal estrategia para prevenir la infección por VIH en jóvenes continúa siendo la promoción de la salud sexual y la educación sexual en la escuela, de cobertura universal. Es prioritario destinar los recursos necesarios para implementar esta polí tica educativa. Ésta debe estar integrada de manera formal y continua en el proyecto educativo del centro y abarcar todas las etapas educativas, empezando a trabajar desde primaria, cuando no hay urgencia ni apenas riesgos y la capacidad de asimilación es más alta. El ámbito educativo es también un lugar estratégico para facilitar el acceso al preservativo. La formación permanente del profesorado en el ámbito de la educación afectivosexual es una cuestión fundamental, sin descartar que se pueda complementar la formación del alumnado a través de otros

especialistas externos. Los contenidos y la metodologí a tienen que incorporar la perspectiva de género y estar adaptados a la edad, diversidad cultural y situaciones concretas del alumnado y favorecer su propia participación."

"Los profesionales sanitarios deberán procurar espacios favorables al diálogo sobre sexualidad y salud sexual, con el objetivo no sólo de

informar sobre las formas prevención, sino abordar los distintos problemas sexuales que puedan surgir y ayudar a las personas con VIH a conseguir una vida sexual saludable y placentera. Está demostrado que los pacientes que reciben apoyo psicológico experimentan bienestar emocional y mejoran su respuesta y su nivel de satisfacción sexual."

Como objetivos: "Promover la incorporación del enfoque de género en los programas asistenciales dirigidos a las personas con VIH."

Con respecto a los proyectos dirigidos a menores. "Deben basarse en una concepción más amplia y rica de la sexualidad y no quedarse únicamente en los aspectos informativos, ni reforzar únicamente la necesidad de prevenir riesgos y evitar problemas, sino

promover una salud sexual integral y participativa, que potencie los factores de protección con los que cuenta este grupo de edad, que incluya la relación entre sexualidad y afectividad y que promueva la creatividad, la autonomí a personal, el respeto, la igualdad entre sexos y

la diversidad, para una vivencia satisfactoria de la sexualidad. Dentro de los contenidos de educación para la ciudadaní a y, concretamente, de promoción de los derechos humanos, se debe incorporar también la sensibilización, tolerancia y solidaridad hacia las personas con VIH."

 

Se reconoce en el Plan Nacional contra el SIDA, la pretensión de incorporar el enfoque de la perspectiva de género en adolescentes y de integrar el enfoque de género en la respuesta a la infección por VIH, pretendiendo además que se convierta el Plan Nacional contra el SIDA en un instrumento de promoción de la igualdad entre mujeres y hombres. También, según el Plan Nacional contra el SIDA, se pretende incluir las campañas de preservativos en los programas de prevención del uso recreativo de drogas, así como promover la inclusión, en las actividades de educación para la salud, de la educación en igualdad entre mujeres y hombres.

 

Dentro de estos objetivos del Milenio tenemos: erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer (refieren: "se trata de un requisito indispensable para superar el hambre, la pobreza y las enfermedades), reducir la mortalidad infantil (de niños menores de 5 años), mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA y otras enfermedades (Dentro de este objetivo: haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015, la propagación del VIH/SIDA), garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

 

El SIDA, y su supuesta prevención, es un elemento clave para conseguir estos objetivos aunque no es un elemento aislado.

Sólo se proyecta una disminución del contagio del SIDA para cuando los objetivos del milenio se hayan conseguido. Se insiste, pues, en que se intenta conseguir que se inicie el descenso del contagio del virus del SIDA en 2015, suponiéndose que cuando esté implantada la "ideología de género" y el SIDA deje de ser útil o ya no haga falta para seguir generando estos cambios.

 

El SIDA, con las medidas de supuesta prevención propuestas, está siendo utilizado en el Mundo y en España para cambiar las costumbres sexuales de la población: para promover la precocidad sexual, para fomentar la promiscuidad, y para alentar las relaciones sexuales homosexuales, todo ello con grave riesgo para la salud física y psíquica de los españoles.

El preservativo no previene el contagio al 100% del virus del VIH, aún en condiciones de conservación y colocación óptimas, en una relación sexual entre dos personas cuando una de ellas está infectada del VIH, sino que se calcula que la prevención está en torno al 70-80%. Esto no es impedimento para que el Ministerio de Sanidad afirme fraudulentamente: "El uso del preservativo impide la transmisión sexual del VIH, otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados". Además de que esta afirmación del Ministerio de Sanidad no es verídica, las campañas de preservativos con su estímulo a las relaciones sexuales indiscriminadas, han aumentado los contagios por vía sexual, ya que la precocidad sexual y la promiscuidad, son los factores que claramente se relacionan con aumento del contagio de enfermedades de transmisión sexual, entre otros efectos.

Existen poblaciones especialmente vulnerables como menores, homosexuales y transexuales. Reconoce, el Plan Multisectorial frente al VIH /SIDA, por ejemplo que las mujeres transexuales con especialmente vulnerables. También son de riesgo las relaciones homosexuales entre hombres, ya que la penetración anal se asocia a mayores traumatismos y que se asocia también a no infrecuentes roturas de condones, único mecanismo de supuesta protección propuesto.

Como no podía ser de otra manera, las campañas de preservativos, junto con la promiscuidad generada, han generado falta de conciencia del problema, sobre todo en menores, llevando a ciertas poblaciones, sobre todo a aquellas más vulnerables, a importantes problemas (menores, mujeres con bajo nivel económico y homo y transexuales).

También la aprobación del matrimonio homosexual ha coincidido con un repunte de ITS en esta población, y todo tipo de riesgos. Así como estamos asistiendo a un todavía más escandaloso incremento de relaciones sexuales al margen de cualquier relación siguiera emocional, el llamado cruising o sexo sin decir ni hola.

La Administración no rectifica en su abordaje del SIDA a pesar de la evidencia de estas graves consecuencias. Pretende seguir utilizando la disculpa de la ya esperada no utilización de preservativos, ante el aumento de la promiscuidad, para insistir en las campañas de preservativos, para proseguir con un intento de generalizar un comportamiento sexual totalmente promiscuo.

 

 

 

 

 

Fuente principal de datos: Plan Multisectorial frente a la infección por el VIH y el SIDA. España. Ministerio de Sanidad.Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida. Diciembre de 2007. http://www.msc.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/docs/PMS200812.pdf

 

 

 


Tags: sida, vih, preservativo, género, milenio, abstinencia, menores

Publicado por AnaVR @ 0:30  | Campa?as contra el Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 26 de marzo de 2008

Fecha: 26 Marzo 2008

El desarrollo material del último medio siglo ha traído un espectacular progreso en salud. La mejora de la higiene, la alimentación y la asistencia sanitaria ha dado sonadas victorias contra las infecciones, que en otros tiempos hacían gran mortandad. A cambio, ha aumentado la incidencia del cáncer, porque ahora la vida es más larga. Y también han pasado a primer plano entre las causas de enfermedad y muerte las malas consecuencias de algunos “estilos de vida”: consumo de tabaco o alcohol, estrés, obesidad, sedentarismo, imprudencia en la carretera...

Pero en los últimos tiempos se observa una excepción en el retroceso general de las infecciones: la expansión de enfermedades de transmisión sexual (ETS), precisamente porque van unidas a un estilo de vida. Como señala un estudio publicado la semana pasada en la revista The Lancet Infectious Diseases, “desde 1996, la sífilis se ha extendido en muchos países de Europa”.

También da la voz de alarma un estudio de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, presentado en el último Congreso Nacional sobre Prevención de ETS (Chicago, 10-13 de marzo). Según se deduce de una encuesta de salud, el 40% de las chicas norteamericanas de 14-19 años que declaran tener relaciones sexuales ha contraído alguna de las ETS más comunes (virus del papiloma humano, clamidia, herpes genital y tricomoniasis). Las chicas infectadas (unos 3,2 millones) son el 26% de las de su edad, lo que invita a suponer que entre ellas, la mayoría ha tenido contactos sexuales. El 15% del total padece dos o más de esas infecciones.

Las jóvenes de 15-19 años, seguidas a corta distancia por las de 20-24, presentan la mayor prevalencia de clamidia, con gran diferencia sobre los demás grupos de edad, según las estadísticas de los CDC relativas a 2006. Estos mismos datos muestran que esta y otras ETS experimentan un repunte últimamente. El mayor aumento, sin interrupción desde 2001, es el de la sífilis, registrado en su mayor parte entre hombres homosexuales. La incidencia de la sífilis se considera un buen indicador de promiscuidad sexual y también de propagación del sida, pues facilita la transmisión del VIH. Se estima que la probabilidad de convertirse en seropositivo se multiplica por cinco si existe una infección previa de sífilis. De hecho, en Estados Unidos ya se observa un nuevo aumento de las infecciones con el VIH en los homosexuales.

Como se ve en la primera parte de este número, en España las estadísticas del Ministerio de Sanidad revelan igualmente un ascenso de las ETS desde el cambio de siglo, después de una considerable reducción en la década anterior. Los casos de sífilis pasaron de 1,77 por 100.000 habitantes en 2000 a 4,31 en 2006; los de gonorrea, de 2,65 a 3,59 en el mismo periodo.

El preservativo, recomendación única y continua del Ministerio, tiene utilidad limitada, como se está comprobando. Lo mejor sería intentar cambiar ese estilo de vida, como las autoridades sanitarias hacen con otros. A mediados de marzo se dio a conocer en España los resultados de la Encuesta Nacional de Salud correspondiente a 2006. En el capítulo sobre estilos de vida, junto a datos menos halagüeños aparece que el 26,4% de los mayores de 16 años fuman a diario. En 1993, la proporción era casi el doble. Si a la vez que se obtienen tan grandes avances contra el tabaquismo, rebrotan las ETS, habría que plantear un cambio de estrategia.





No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 9:59  | Campa?as contra el Sida
Comentarios (0)  | Enviar

Un mensaje contraproducente

El consenso internacional sobre prevención del sida propone una estrategia con tres elementos: abstinencia para los jóvenes sin pareja, fidelidad en las parejas y, cuando lo anterior no sea posible, preservativo para reducir el riesgo. En cambio, las campañas de “sexo seguro” realizadas en España en los últimos quince años solo difunden el tercer mensaje. En el último número de Cuadernos de Bioética (enero-abril 2008), José Jara Rascón y Esmeralda Alonso Sandoica, médicos, analizan los presupuestos y resultados de esas campañas. Ofrecemos un extracto de su trabajo.

El ejercicio de la sexualidad en la población adolescente se ha convertido en un campo de confrontación ideológica. Simplificando las posturas, se podría afirmar que el debate se reduce a dos líneas argumentales. Por un lado se afirma que la única actitud posible, en un Estado donde existe un amplio pluralismo de opiniones, es la promoción del “sexo seguro” mediante la utilización de preservativos u otros métodos de barrera en las relaciones sexuales para evitar tanto embarazos no deseados como posibles enfermedades de transmisión sexual.

Frente a esto, se situaría la opinión por la cual, precisamente debido a esta variedad de estilos de vida, el Estado debe promocionar las conductas que ofrezcan mejores posibilidades de conseguir una estabilidad afectiva y emocional a largo plazo en la vida sexual de sus ciudadanos. Se estaría hablando en esta última opción de “sexo responsable” y esto requeriría una actuación más integral en el campo de la educación abordando diversas facetas.

Los embarazos precoces no bajan

Desde 1995, periódicamente se repiten las campañas de salud sexual por parte del Ministerio de Sanidad. Los matices y lemas escogidos entre dichas campañas suelen oscilar poco, teniendo habitualmente como población diana a los adolescentes y a la población joven. La justificación aducida para su puesta en marcha suele ser la constatación del aumento del número de abortos, la propagación de la epidemia de la infección por el VIH (sida) o el aumento de enfermedades de transmisión sexual (ETS), y la propuesta que se ofrece a la población es siempre la misma: el uso de métodos de barrera mediante la utilización del preservativo.

Dado que cada una de estas campañas tienen un alto coste económico (la iniciada en 2004 bajo el lema “Por ti, por todos, úsalo” requirió la inversión de 1,4 millones de euros), parece ineludible plantearse qué resultados se están obteniendo. Concretamente, ¿se ha logrado, al menos, la estabilización de las cifras de abortos, la punta del iceberg de los embarazos no deseados, en los últimos años?

Según datos del Instituto de Economía y Geografía del CSIC, en el año 2000 cuatro de cada diez adolescentes españolas entre 15 y 19 años que estaban embarazadas optaron por interrumpir la gestación durante ese año. Esa proporción resulta ser el doble de la encontrada en 1990.

Esta línea ascendente en el número de abortos entre los adolescentes se ha mantenido sin apenas mesetas en los informes oficiales emitidos en años sucesivos sin que las sucesivas campañas realizadas hayan sido capaces de frenarla. De hecho, el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) en su informe “Juventud en España 2004” señalaba que, a pesar de que los jóvenes tienen hoy más información que nunca sobre temas sexuales y métodos anticonceptivos, todo indica que no es suficiente: una de cada diez jóvenes españolas se queda embarazada sin desearlo, la mayoría (un 75%) entre los 15 y los 21 años.

Estas importantes cifras de gestaciones interrumpidas y embarazos no deseados en la adolescencia parecen relacionarse con bastante probabilidad con el descenso en la edad de inicio en las relaciones sexuales. De hecho, una encuesta sobre “Sexualidad y anticoncepción en la juventud española”, realizada recientemente con más de 2.000 entrevistas personales a jóvenes entre 15 y 24 años, reveló que en sólo tres años la media de edad de la primera relación sexual había bajado de estar por encima de los 17 años a situarse en los 16 años.

Más infecciones

Por otra parte, llama la atención los escasos (más bien casi nulos) resultados alcanzados con la “píldora del día siguiente” (PDS), de la que se dispensaron en farmacias y hospitales durante 2005 medio millón de unidades.

Sin embargo, como se ha mencionado previamente, la cifra de abortos ha mantenido su evolución progresiva al alza sin inflexiones desde la introducción de este nuevo recurso de anticoncepción de emergencia. La explicación de este fenómeno es fácil de comprender si se tiene en cuenta que las posibilidades de embarazo tras una única relación sexual se sitúan en sólo un 8% y la eficacia de la píldora disminuye en relación al tiempo transcurrido desde el coito hasta su ingesta, por lo que no siempre es eficaz. Por tanto, un enorme número de píldoras dispensadas no habrán servido para interrumpir ningún embarazo, sencillamente porque dicho embarazo no se había producido. En cambio, la publicidad mediática desarrollada en torno a esta PDS, haciendo pensar que si se produce un embarazo no deseado la ingesta de la PDS resolverá el problema, parece aumentar el número de relaciones sexuales de riesgo, por lo que el efecto final conseguido es el inverso al previsto.

Respecto a las infecciones de transmisión sexual, la evolución de los últimos años, después de varias campañas consecutivas, tampoco permite demasiados optimismos respecto a los logros obtenidos. Frente a las 700 infecciones de sífilis y a las 805 de gonorrea declaradas en 2001, en 2005 se registraron 1.255 y 1.174, respectivamente, según datos del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria.

Visión simplista de la sexualidad

El ejercicio de la sexualidad conlleva una gran carga ética al implicar un acto de interrelación humana mediante el cual dos personas ponen en contacto no sólo sus cuerpos sino también su intimidad más profunda, entrando ahí en juego sentimientos, confianza, compromisos, afectividad e incluso disponibilidad para asumir todo lo que supone engendrar una nueva vida. Por el contrario, cuando lo que predomina es una vivencia contraria a la ética, el acto sexual puede ser también expresión de egoísmos, utilización de otra persona en beneficio propio, engaños, deslealtades e incluso ejercicio de vejaciones humillantes para la pareja.

Por tanto, plantear la educación sexual únicamente como aprendizaje de medidas de protección para no contagiarse de posibles infecciones o evitar embarazos parece una visión demasiado simplista de la sexualidad. Cuando este enfoque se vuelca sobre los jóvenes el resultado esperable es lo que se ha denominado una educación tipo “parche”, incapaz de atajar problemas, insuficiente, tardía y demasiado biológica.

De hecho, hay que asumir que el sexo no es, en contra de lo que a simple vista pueda parecer, una práctica estrictamente privada. Su repercusión social es enorme, con claras implicaciones sobre la demografía de los países y la necesidad de un amplio consumo de recursos si se realiza un mal ejercicio. Los embarazos de menores de 19 años, por ejemplo, suponen en una gran cantidad de casos rupturas de la trayectoria biográfica de esas personas, con déficits posteriores en su escolarización y consecuentes dificultades en su entorno social, laboral y familiar que requerirán posteriormente, en muchos casos, la ayuda de diferentes agentes sociales.

Imposible neutralidad

Sin embargo, posiblemente, las autoridades sanitarias, no sólo en España sino en el amplio entorno europeo occidental, se planteen que su función a la hora de diseñar estrategias de prevención en salud sexual para adolescentes debe mantener una postura neutral, lejos de ser calificada como “moralista”, teniendo en cuenta siempre las diferentes sensibilidades sociales ante la sexualidad. Pero, ¿es posible ser neutral en esta materia?

Se puede afirmar que existen dos posturas antagónicas respecto al modo de entender la sexualidad. En un extremo estaría el sentimiento de que la sexualidad se debe ejercer de modo libre, sin ataduras ni compromisos. En la contrapartida a esto, se situaría la idea de que los actos sexuales se deberían realizar en un contexto de amor, lo que implicaría lógicamente un compromiso, ya que no se entiende fácilmente un “amor” que sea de usar y tirar. Por todo ello, es difícil asumir que realmente se pueda mantener una postura estrictamente neutra al promover estilos de conducta sexual. O se acepta promover la estabilidad en las relaciones sexuales de nuestros jóvenes o se estará cayendo insensiblemente, aún sin proponérselo, en promover conductas de sexo entendido como un acto lúdico más, sin compromiso y sin amor.

La prevención realista

Debido a esto, el amplio grupo de expertos que, como expresión de un importante consenso, firmaron un artículo publicado en The Lancet bajo el título “Ha llegado el momento para una actuación conjunta en la prevención de la transmisión sexual del HIV”, optaban por desideologizar el debate sobre estrategias de prevención, en principio aplicables al sida, pero también extrapolables a actitudes y comportamientos de riesgo en cualquier actividad sexual. Mencionaban que una política sanitaria realista de prevención de infecciones por vía sexual debería incluir la promoción de la abstinencia entre los jóvenes sin pareja estable y de la fidelidad entre parejas estables ya constituidas, además de la promoción del preservativo para aquellos que ya hubieran optado decididamente por la promiscuidad.

Al igual que ante cualquier riesgo de epidemia, se intentaría así frenar su expansión disminuyendo el tiempo de exposición a los posibles agentes causantes de la infección y, simultáneamente, disminuyendo el número de posibles contactos capaces de propagar el agente infeccioso. Esta línea de actuación propuesta, básica ante cualquier riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas, no ha sido aceptada en nuestro entorno cultural. Sin embargo, no se han dado razones sanitarias, epidemiológicas, para rechazarla.

En el mismo sentido se ha manifestado la Academia Americana de Pediatría, la cual, a través de su Comité sobre la Adolescencia, elaboró recientemente un informe incluyendo entre sus recomendaciones “promover la abstinencia sexual entre los pacientes adolescentes en el momento apropiado” para conseguir disminuir situaciones de riesgo. Posteriormente, este mismo Comité ha aportado nuevas reflexiones sobre la influencia de los medios de comunicación en la sexualidad de la adolescencia concluyendo de modo bastante realista que parece imprescindible buscar la colaboración de los medios en la promoción de actitudes saludables como la abstinencia y la fidelidad en los adolescentes. Estos postulados, no se ofrecen desde ninguna postura ideológica o religiosa preconcebida, sino que se argumentan exclusivamente en base a motivaciones de prevención en salud pública.

Un clima social favorable

Sin embargo, no se debería caer en posturas demasiado simplistas o excesivamente optimistas, asumiendo que bastaría con promover la abstinencia sexual entre los jóvenes, mediante slogans atractivos en carteles publicitarios, para que el comportamiento de éstos cambiase en un importante porcentaje, lográndose así disminuir las tasas de abortos, embarazos no deseados o ETS.

Para maximizar las posibilidades de éxito en la prevención de actitudes de riesgo promoviendo un ejercicio responsable de la sexualidad, se deberían intentar actuaciones en un doble plano: la formación a nivel educativo (involucrando tanto a profesores como a los propios padres de los adolescentes) y la creación de un clima social favorable (cooperación de medios de comunicación, agentes sociales, apoyo político institucional).

Respecto al clima desarrollable cara a cara con los adolescentes, tanto en la escuela como en las familias, parece básico señalar que sólo una educación integral en valores puede aportar el marco apropiado para que se comprendan conceptos como la lealtad en las relaciones de pareja, el respeto hacia la otra persona, el autodominio en el control de la afectividad, la aceptación del compromiso como un valor positivo, la apertura hacia la entrega que supone aceptar una gestación, etc.

En este sentido, se deberían propiciar encuentros con los padres para encarar posibles dudas sobre la educación de los hijos adelantándose a problemas futuros. Se intentará así fomentar la madurez afectiva del adolescente, intentando prevenir que las primeras relaciones sexuales obedezcan a presiones del grupo que le rodea, por seguir una moda más o menos impuesta pero no deseada o como consecuencia de situaciones de alcoholismo o consumo de drogas de fin de semana. Este último tipo de relaciones compulsivas, precipitadas, realmente no reflexionadas, son las que pueden con más facilidad dejar secuelas psicológicas o dar lugar a embarazos no deseados, de los cuales un importante porcentaje acabará engrosando el número de abortos ya existente.

Esta visión integradora de la sexualidad debe ser respaldada por la sociedad para no crear un clima de esquizofrenia intelectual entre las enseñanzas recibidas en el entorno próximo del adolescente y lo que se percibe a través de otras fuentes de información. De esto se deriva una gran responsabilidad para los poderes públicos, que pueden propiciar un clima favorable a un ejercicio responsable de la sexualidad o favorecer que se considere como una simple actividad lúdica más. El diseño de campañas de salud sexual donde se recuerde a los adolescentes que “las relaciones no son un juego” puede favorecer la aceptación de normas de autocontrol por parte de los jóvenes, al crearse un clima favorable para ello, del mismo modo que se ha propuesto en relación con el abandono del tabaquismo o del consumo de drogas.


ACEPRENSA

No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 9:31  | Campa?as contra el Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 20 de marzo de 2008


 

Se habla de los distintos intereses ( políticos, económicos...) en juego en la campaña de vacunación masiva contra el VPH y aporta unos datos preocupantes sobre la seguridad de la vacuna.

 

Michelle Trounday - Navarra (Para Kaos en la Red) [27.01.2008 00:01]

 

Ante la campaña de vacunación contra el virus del papiloma humano en chicas de 12 a 16 años y considerando que los ciudadanos hemos sido parcialmente informados sobre el tema, quiero aportar unos datos significativos para conocimiento general y de los padres en particular, que son quiénes tienen que tomar la decisión de vacunar o no a sus hijas.

En los últimos meses, hemos vivido una campaña promovida por la administración sanitaria, utilizando diversos medios de comunicación y propaganda, cuyo propósito ha sido la vacunación generalizada de las adolescentes en los institutos.

Esta campaña ha sido repentina y precipitada. Las alarmantes cifras propagadas han creado una sensación de miedo desproporcionada.

De esta manera, en muy poco tiempo, pasó a ser prioritario algo que no lo era a principios de 2007, cuando la entonces ministra de Sanidad, Elena Salgado, declaraba:”No es un problema urgente (…) España es uno de los países con menor incidencia de este tipo de cáncer (…) Tenemos pocos casos y se suelen detectar de manera temprana por lo que los porcentajes de curación son muy altos” (elmundo.es 14/03/2007)

Con el inicio de la campaña en los institutos, los padres han debido optar de manera precipitada entre vacunar o no a sus hijas, con el miedo a las consecuencias que pueda acarrear su decisión. Sin embargo, habrá que esperar bastante tiempo para conocer el impacto de esta vacuna ya que, cómo manifestó Elena Salgado: “La efectividad real de la vacuna sólo se conocerá dentro de 35 años.”

La urgencia de esta campaña de vacunación ha sido cuestionada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. La CAPS, asociación científica socio –sanitaria, aloja en su Web una lista que, de momento, agrupa a 3486 firmantes: médicos, profesionales de la salud y particulares que piden una moratoria sobre la medida.

Los argumentos principales citados por estos colectivos son los siguientes:

 

-No estamos ante una epidemia: la incidencia de cáncer de cuello de útero en España es muy baja.

- No se ha comprobado la eficacia de esta vacuna sobre la prevención del cáncer de cuello de útero ni se conoce lo suficiente sobre su seguridad.

-Se ignora la duración de la inmunidad que confiere.

-Tanto la inmunidad natural de las mujeres como las pruebas de citología y el tratamiento son muy eficaces a la hora de prevenir el cáncer de cuello de útero.

- El precio de esta vacuna es exagerado existiendo otras prioridades sanitarias.

 

Parecería razonable, ante las numerosas dudas surgidas, haber reflexionado sobre la oportunidad de la campaña. Sin embargo, en su momento, comenzaron las presiones políticas. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, anunció que incluiría la vacuna en el calendario de vacunación, independientemente de lo que hiciera el Ministerio de Sanidad.

Después, se unió a la medida Navarra, más tarde Canarias… La vacunación se convirtió en un instrumento de pulso político, una bandera de “modernidad” y de “progreso” dentro de una carrera por ser el primero en adoptarla.

El 6 de Julio de 2007, Elena Salgado fue sustituida en su cargo por Bernat Soria despidiéndose “visiblemente afectada”.

La patronal de la industria, expresó “su satisfacción por el perfil científico-investigador” del nuevo responsable de Sanidad e interpretó el nombramiento cómo “un claro signo del Gobierno a favor de la investigación biomédica, actividad en la cual los laboratorios científicos se sienten totalmente comprometidos.” (Correo Farmacéutico del 06/07/2007)

El Consejo de Ministros autorizó la comercialización de la vacuna el 24 de Agosto de 2007 y Maria Teresa Fernández de la Vega anunció entonces que esta decisión podía situar a España “a la vanguardia en las técnicas de prevención y en el grupo de países europeos punteros en las políticas públicas de salud”.

El 10 de octubre, se reunió el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud; el nuevo ministro logró su aprobación en el calendario de vacunación, con la unanimidad de todas las CCAA.

Lo que, a nivel sanitario, no era urgente meses antes se había vuelto inaplazable a nivel político.

Aparte de los intereses partidistas de nuestros gobernantes, hay otro sector que tiene obviamente mucho que ganar con la generalización de la vacunación… Algunos analistas prevén que las ventas anuales del Gardasil (nombre comercial de la vacuna) superarán los 3000 millones de dólares dentro de los próximos años.

No es de extrañar pues que para conseguir tales cifras de ventas, los laboratorios que la comercializan, Sanofi-Pasteur y Merck Sharp &Dohme (MSD) hayan multiplicado sus esfuerzos de marketing y de lobbying .

En Estados Unidos, ejercieron presiones en instancias gubernamentales para promover en el país la vacunación obligatoria de las chicas a partir de los 9 años. Lo tuvieron que dejar ante una oposición importante cuando se desveló su táctica.

El Washington Post publicó el 22 de febrero de 2007 que el 16 de octubre de 2006, el gobernador de Texas, Rick Perry, reunió a su Gabinete para estudiar la importancia de la vacunación obligatoria el mismo día en que recibía un “donativo” de 5000 dólares del laboratorio Merck para apoyar su campaña de reelección:

Texas se convirtió en el primer estado americano en imponer por decreto la vacuna del VPH.

Es notorio en Estados Unidos que las empresas farmacéuticas, que figuran entre las más ricas del mundo, tienen una influencia económica preponderante en el ámbito político, participando habitualmente en la financiación de las campañas electorales.

Las principales instituciones de investigación médica, de información y de control sobre los medicamentos reciben importantes aportes económicos de ellas: universidades, revistas científicas, organismos reguladores…

Merck organizó y pagó la primera Cumbre Global sobre el Cáncer de Cervix en París en marzo de 2007.

En Europa y en Estados Unidos, se ha denunciado repetidamente la estrecha relación entre las empresas farmacéuticas y algunos agentes expertos de diferentes organismos de control y evaluación de los medicamentos.

Estos últimos años, se suspendieron las ventas de varios medicamentos ante las graves e incluso fatales consecuencias que provocaron en el mundo.

En el caso del Vioxx, anti- inflamatorio estrella comercializado por Merck a partir de 1999, y cuya venta se suspendió en 2004, una de las revistas científicas más prestigiosas, The New England Journal of Medicine, el 8 de Diciembre de 2005, acusó al fabricante de haber conocido tres muertes por infarto y varios problemas cardiovasculares y de haberlos “omitido” en la copia final del ensayo que mandaron a publicar en la revista.

En Noviembre del año pasado, la prensa publicó que Merck pagaría 4850 millones de dólares (3302 millones de euros) para zanjar 26000 pleitos que representan a cerca de 47000 demandantes que acusan al

Vioxx de ser responsable de miles de ataques al corazón, derrames cerebrales, embolias pulmonares, trombosis venosas y muertes.

Este mismo laboratorio fracasó recientemente en su intento de crear una vacuna contra el virus del sida. Los importantes beneficios obtenidos con la comercialización del Gardasil permitirán compensar buena parte de las pérdidas económicas conllevadas por estos fracasos.

Sabiendo todo lo anterior, la pregunta es: ¿tienen las adolescentes todas las garantías de que esta vacuna va a ser beneficiosa para su salud?

La vacuna esta presentada como muy segura, sin apenas efectos secundarios, pero, en Estados Unidos, dónde se aplica desde junio de 2006 y según recoge el VAERS (Vaccine Adverse Events Reporting System, registro público de datos sobre los efectos adversos de las vacunas) (al cual se puede acceder desde Internet buscando “Examine VAERS Database HPV4”), se han notificado hasta hoy 4541 efectos secundarios, entre ellos 11 muertes y 82 reacciones peligrosas para la vida. Y eso que el VAERS, según las fuentes oficiales, recoge como máximo un 10% de los efectos secundarios ocurridos.

Una parte significativa de ellos no es mencionada por el laboratorio: síncopes, convulsiones, síndrome de Guillain-Barré (parálisis), abortos espontáneos en mujeres embarazadas…

Diane M. Harper, científica que ha liderado durante veinte años la investigación sobre la vacuna contra el papiloma humano, hablando sobre la campaña de vacunación en Estados Unidos utiliza los términos de “gran experimento público de salud”, argumentando que la eficacia de la vacuna no ha sido estudiada en las chicas jóvenes de menos de 15 años.

http://www.fwdailynews.com/articles/2007/03/14/online_features/hpv_vaccine/hpv01.txt

Creo que, si queremos tener algún control sobre nuestro poder de decisión en un tema tan esencial como el de nuestra propia salud, en este mundo donde los intereses económicos son cada día más importantes en todos los sectores, nos incumbe , personalmente y en colaboración, buscar una información amplia y completa .

Solo así, podremos elegir libremente y en plena conciencia lo que queremos para proteger nuestra vida y la de los nuestros. Solo así podremos tomar nuestras decisiones.

 

No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 9:06  | sexo seguro safe sex
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 19 de marzo de 2008
AVA gestionará análisis de SIDA gratuitos urgentes a las mujeres que abortaron con Morin

Ante la alarma social generada tras conocerse que Morín sufre SIDA desde hace nueve años
Tal y como se ha conocido en el sumario de la causa, Carlos Morín sufre la infección del VIH desde hace nueve años. Ante el riesgo de contagio por parte del dueño de Ginemedex - Barnamedic, la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA) www.vozvictimas.org se ha ofrecido a gestionar el análisis de infección de SIDA gratuito a todas las mujeres que hayan sufrido un aborto provocado por parte de éste y no hayan sido diagnosticadas todavía.


“Somos conscientes de la doble victimización que han sufrido estas familias, han perdido a sus hijos y además, en condiciones totalmente insalubres. Además, el tratamiento precoz en caso de haber sido infectadas por el virus VIH reduce la mortalidad y morbilidad notablemente”, comenta a Hispanidad un médico colaborador de AVA. Para gestionar ese análisis urgente, AVA ha puesto a disposición el siguiente correo electrónico: [email protected]




No al sida

Tags: Morin, análisis, AVA

Publicado por C.I.A.S @ 16:28  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar

Primer caso reconocido por los CDC de transmisión de SIDA mediante el beso profundo


Una mujer adquirió el virus del SIDA mediante un beso profundo con un hombre infectado, según los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) de Atlanta. Tanto el hombre como la mujer padecían periodontitis (inflamación de las encías). Las encías del hombre solían sangrar cuando se cepillaba los dientes y usaba hilo dental. El hombre además padecía de abultamientos en la lengua, síntoma que a veces afecta a las personas con el virus del SIDA. La periodontitis había debilitado y desgastado las encías de la mujer, lo cual facilitó que el virus contaminara la sangre, explicó la agencia en un boletín. Desde 1986 los CDC han recomendado que las parejas eviten los besos profundos si uno de ellos tiene el virus del SIDA, principalmente por el temor a la infección mediante la sangre de las encías.


A los CDC les llevó tiempo reportar el caso, pues ha transcurrido aproximadamente un año y medio desde que se conoció, en febrero de 1996. Este caso fue detectado en un estudio de parejas en las que uno sólo de los dos compañeros sexuales estaba infectado; el estudio fue dirigido por el Dr. Nancy Padian y la Universidad de California en San Francisco. La pareja fue incorporada al estudio en 1992 cuando el hombre sabía que estaba infectado con el VIH por haber usado drogas por vía intravenosa. La mujer no estaba infectada. Ambos recibieron educación preventiva, contestaron a los cuestionarios y fueron controlados periódicamente de la infección VIH.

Nota: Del periódico "The Miami Herald", Florida, 11 de julio de 1997.




No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 15:32  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 18 de marzo de 2008

  • Un estudio muestra que los casos de esta enfermedad aumentan en Occidente
  • Los expertos achacan a las relaciones sexuales de riesgo el repunte de la infección
Dos espermatozoides infectados con la bacteria 'Treponema pallidum'. (Foto: Dennis Kunkel)
CRISTINA G. LUCIO

MADRID.- Durante siglos, fue uno de los males más temidos. Por su culpa murieron Hernán Cortés, Schubert, Baudelaire o Al Capone, entre otros muchos miles. Pero desde hace décadas, la sífilis se consideraba un problema minoritario en Occidente. Estábamos equivocados. Según un estudio que se publica esta semana en la revista 'The Lancet Infectious Diseases', la enfermedad ha resurgido con fuerza en Europa y Estados Unidos, pillando por sorpresa a los profesionales de la sanidad, que pocas veces piensan en el trastorno al ver a un paciente en su consulta.

¿La causa de este incremento? Principalmente, el aumento de comportamientos de riesgo en las relaciones sexuales. "En los ochenta y noventa, personas como Rock Hudson confesaron que tenían sida y la gente reaccionó, comenzó a tener contactos sexuales con seguridad. Hoy se ha perdido el miedo y ha disminuido el uso del preservativo*, sobre todo en el sexo oral", explica Lola Bou, miembro de la Academia española de Dermatología y Venereología.

La incidencia de la enfermedad en nuestro país ha crecido en un 500% desde finales de la década de los noventa, según indica el Grupo Español para la Investigación de Enfermedades de Transmisión Sexual. Sus datos muestran que, mientras que en 1996 se registraron 682 nuevos casos, las cifras alcanzaron los 1.156 en 2004 y los 1.711 en 2006.

En Dinamarca, tal como muestra la investigación estadounidense, los diagnósticos aumentaron en un 50% entre 1999 y 2002; mientras que en Bélgica el incremento fue más de tres veces superior en ese periodo. Canadá, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda también registraron un importante repunte.

"Ha aumentado mucho, como lo ha hecho la clamidia o el virus del papiloma humano", apunta Fernando Vázquez, portavoz de este grupo y jefe del servicio de Microbiología del Hospital Monte Naranco de Oviedo. "El incremento tan acusado en nuestro país no significa que el trastorno esté peor controlado aquí; sino todo lo contrario. Aquí el número de casos se conoce porque está controlado", remarca.

En el trabajo estadounidense, los autores señalan que este aumento se ha producido principalmente entre el colectivo de varones gays sexualmente activos, las personas marginadas socialmente y con escaso acceso a los servicios sanitarios. Sin embargo, los expertos españoles consultados coinciden en señalar que "cualquiera que no tome precauciones está en riesgo".

La investigación también señala la importancia de la interacción entra la sífilis y la infección por VIH. Ambos trastornos pueden adquirirse a través de prácticas sexuales de riesgo, y su concomitancia puede agravar la situación del paciente. "En estos pacientes con sida hay que hacer un seguimiento más cercano. Eso sí, generalmente responden bien al tratamiento con penicilina, el que se usa con la mayoría de estos enfermos", explica Vázquez.

La sífilis, una enfermedad que en la actualidad no es mortal, se produce por una bacteria, la 'Treponema pallidum', que se adquiere por contacto sexual directo. Tras el contagio, el trastorno se manifiesta en un primer momento como una lesión indolora (chancro sifilítico) en genitales, boca o labios, aunque los primeros síntomas pueden tardar en aparecer.

"En esta primera fase, la enfermedad apenas se diagnostica porque la gente no suele acudir al médico", explica Bou.

Después, en un segundo estadio, la sífilis puede presentar múltiples síntomas: irritación en la piel –sobre todo en las palmas de las manos y en las plantas de los pies-, caída del cabello, manchas, dolor de cabeza, fiebre, inflamación de los ganglios...

Y, precisamente, esta gran variedad de sintomatología puede despistar a un profesional que no está acostumbrado a pensar en la sífilis a la hora de realizar un diagnóstico. "Ante la mínima sospecha hay que pedir estudios microbiológicos, pero muchas veces, como los síntomas son similares a los de otras afecciones esto no se hace", explica José Ignacio Martínez Salamanca, médico adjunto del Servicio de Urología del Hospital Universitario Puerta de Hierro. "Quizás habría que establecer nuevos protocolos en atención primaria para estar más alerta", remarca este experto

Los autores de la investigación publicada en 'The Lancet' reclaman justamente la evaluación e incorporación de nuevas herramientas de diagnóstico, intervenciones preventivas y una vigilancia y monitorización de la enfermedad para volver a minimizar su incidencia mundial.

 

www.elmundo.es

 

*El preservativo no impide la infección.



No al sida

Tags: ETS

Publicado por C.I.A.S @ 21:51  | sexo seguro safe sex
Comentarios (0)  | Enviar


Científicos de la Universidad de California en San Diego y del Laboratorio Nacional de Oak Ridge en Tennessee (Estados Unidos) han descubierto cómo un circuito genético en el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) controla la activación o inactivación del virus y han logrado obligar al virus a que permanezca latente. Los hallazgos se publican en el último número de la revista Nature Genetics.
Redacción 18/03/2008
Leor S. Weinberger, profesor de química y bioquímica de la Universidad de California, junto con Michael L. Simpson, del Laboratorio de Oak Ridge, y Roy D. Dar, de la Universidad de Tennessee, en Knoxville, consiguieron medir el nivel de cambios genéticos en la expresión del VIH y utilizarlos para probar cómo el virus decide replicarse o seguir latente.

"Sorprendentemente, los virus parecen ser buenos modelos para entender este tipo de diseñador de decisiones celulares", ha señalado Weinberger.

Circuito Tat
Los autores del estudio han explorado el circuito genético principal del VIH, el circuito Tat, y para ello han trabajado sobre un estudio previo de Weinberger que mostraba que este circuito no funciona como un interruptor. El científico logró aprovecharse del movimiento genético en el cirucuito Tat para medir cuánto tiempo permanecía activo el virus en la célula.

Los investigadores incrementaron los niveles del gen celular nativo Sir T1, un gen implicado en el envejecimiento, para reducir el período de vida del VIH y obligar a las células infectadas a que permanezcan inactivas. En la actualidad, el equipo de Weinberger está trabajando en la fiabilidad de utilizar esta aproximación para crear nuevas terapias contra el VIH.


No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 21:45  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
La venta legal de cannabis atrae diariamente miles de consumidores extranjeros

Varias ciudades holandesas, más o menos próximas a las fronteras, preferirían librarse de un género de turistas que les dan mala imagen y puede ahuyentar a los visitantes que son bienvenidos. La legalización de la venta de cannabis en Holanda las ha convertido en focos de atracción para extranjeros. Tan sólo el puerto industrial de Terneuzen, situado a una hora de Bruselas y a menos de tres de París, registra todos los días la visita de 2.000 a 2.500 consumidores de drogas. Su destino son los coffee-shops, donde se vende y se fuma libremente hachís y marihuana. En su mayoría, los visitantes son belgas (1 de cada 2) y franceses (1 de cada 3), y tienen un promedio de 27 años de edad, según una investigación de la Universidad de Gante. Como cualquier mayor de edad en Holanda, pueden comprar un máximo de 5 gramos de droga por persona. Pero en  Terneuzen hay dos locales de este tipo, Miami y Checkpoint, por lo que la mayoría de esos turistas aprovecha el viaje para llevarse hasta 10 gramos.

El aumento de los flujos del llamado “turismo del cannabis”, iniciado a raíz de la legalización de la venta, está generando quebraderos de cabeza a la administración holandesa. Recientemente el Tribunal de Maastricht ha desautorizado la propuesta del alcalde de la ciudad, Gerhard Leers, de desplazar tres coffee-shops desde el centro de la ciudad a la periferia. Leers proponía trasladar el Smokey, el Smurf y el Mississippi, los coffee-shops más antiguos y famosos de la ciudad, a la vecina localidad Eijsden, también holandesa pero a un tiro de piedra de la frontera con Bélgica. El plan de Leers incluía también el traslado de otros locales semejantes a la frontera con Alemania, donde, como en Bélgica, la posesión de cannabis para uso personal está autorizada, pero la venta no.

Se trata de una batalla con tintes internacionales en el seno de la UE que dura ya dos años y que parece no tener fin. Con su reciente decisión, el Tribunal deja claro su convencimiento de que el desplazamiento de los locales no resuelve el problema sino que tan solo lo esconde bajo la alfombra... o más bien, bajo el felpudo del vecino. Y es que la política holandesa de tolerancia sobre la venta de drogas blandas y la desaparición de los controles fronterizos como parte del proyecto de unificación europea, ha ocasionado un alud de extranjeros consumidores de marihuana y hachís.

Aunque las ciudades cercanas a la frontera con Bélgica, como Terneuzen y Maastricht, son las más afectadas por la masiva llegada de visitantes, el problema llega hasta la misma capital holandesa, Amsterdam. Su alcalde, Job Cohen, ha manifestado igualmente sus quejas porque su ciudad se está convirtiendo también en centro de atracción del turismo de la droga.



 No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 10:01  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 16 de marzo de 2008
Desde 1998 hasta 2007, una guerra de agresión ha azotado la RD Congo, y ha causado la muerte de más de 4 millones de personas, más de 25.000 mujeres violadas en el este del país. Entre las víctimas se encuentran chiquillas menores de edad, que han sido violadas, y que al huir ante el peligro de nuevas violaciones y la muerte que les amenazaba en sus poblados, han caído en redes de prostitución y están siendo explotadas sexualmente.

 Los objetivos fundamentales de nuestro proyecto son:

 · Rescatar a las chicas, en particular a las menores de edad, de las burdeles donde están siendo explotadas sexualmente.

· Proporcionarles una morada digna y un seguimiento psicológico.

· Proporcionarles una formación profesional que les permita prepararse para el futuro.

· Facilitarles una reinserción social después de tres años de formación.

· Acompañarlas en los primeros meses de reinserción.

Estamos desarrollando dicho proyecto junto con MEPED (Movimiento de Educación y de Promoción para la Infancia Desvalida), una organización no gubernamental de Bukavu, en el este de la RD del Congo, que es la ciudad que más ha sufrido por la guerra de agresión que ha padecido el Congo. Desde marzo de 2007, hemos alquilado una casita de acogida y actualmente viven cinco chicas rescatadas, con unos bebés de 2 años y de 2 meses.

 

Hemos conseguido ya una financiación para construir una casa de acogida, pero nos falta lo necesario para el mantenimiento de las chicas (alimentos, ropa, medicamentos…). Hasta ahora han sobrevivido con lo mínimo, tanto en comida como en cuestiones sanitarias.

Por tanto, nuestra propuesta de Campaña para este año 2008 consiste en apoyar económicamente este proyecto de rescate de niñas prostituidas. Actualmente, el coste de mantenimiento en acogida de una chica al mes es de 45 euros. Sabemos que pueden ser casi 100 las menores víctimas de esta esclavitud sexual y queremos ayudarlas a todas.

Gracias por su aportación económica.

 

Para más información:

Padre Donato Lwiyando

+34 677 329 020
[email protected]




No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 22:55  | Prostituci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 12 de marzo de 2008
Los expertos aseguran que la respuesta inmune celular es la única que tiene una cierta efectividad en el control de la infección por VIH y SIDA

Este hecho se produce, sobre todo, en los pacientes denominados “no progresores” a largo plazo

Madrid (12-03-08).- Con motivo de la celebración del Tercer Curso de formación médica continuada sobre enfermedades infecciosas en relación al VIH y SIDA, numerosos expertos se han reunido en Madrid para debatir sobre los aspectos médicos y de investigación de esta área de la Medicina.

Entre los expertos reunidos destacó el Dr. Carlos Briones, del Laboratorio de Evolución Molecular Centro de Astrobiología (CSIC – INTA) de Madrid, que actualizó las características de los retrovirus humanos y los nuevos conocimientos de su genoma en relación a su aplicación en el futuro para las oportunas terapias.

En esta misma línea de la patogenia de la infección, el Dr. José Miguel Benito, del Área de Inmunología del Laboratorio de Biología Molecular del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, resumió tanto los factores virales como los factores debidos al propio huésped infectado que tienen relación con la patogenia de la enfermedad y la mayor o menor agresividad que en determinados pacientes se aprecia una vez ocurrida la infección. De los datos que el Dr Benito aportó, se puede destacar (entre los factores dependientes del virus que tienen importancia en la progresión de la enfermedad) el fenómeno de escape viral, cuya expresión más importante es la aparición de mutaciones en cada ciclo replicativo del virus, lo que hace que se pierda la capacidad del sistema inmune para reconocerlo y destruirlo.

Además, mostró (incluyendo hallazgos de su propio laboratorio) como la respuesta inmune celular es la única que tiene una cierta efectividad en el control de la infección, sobre todo en los pacientes denominados “no progresores” a largo plazo, donde se aprecia que algunas células denominadas CD8+ anti VIH presentan mayor capacidad funcional que en otros pacientes, según la línea de investigación de su laboratorio.

Las complicaciones asociadas a la infección por VIH fueron otro de los temas analizados. El Dr. Juan María González Castillo (H. Clínico San Carlos) habló de enfermedades bacterianas, donde siempre se destacan las infecciones respiratorias de mayor o menor gravedad. El Dr. Santiago Moreno (H. Ramón y Cajal) detalló las numerosas complicaciones debidas a virus que pueden afectar al paciente con infección por VIH; el Dr. José Medrano (H. Carlos III), evaluó las micosis o infecciones por hongos y la Dra. Victoria Moreno (H. Carlos III), las infecciones por micobacterias, que siguen constituyendo un número muy importante de las complicaciones de los pacientes con SIDA. El Dr. Podzamczer habló de enfermedades por protozoos, y la Dra. Eulalia Valencia (H. Carlos III) de las neoplasias asociadas a la infección por VIH, destacando la importancia del sarcoma de Kaposy y la experiencia en el propio Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III de Madrid en el manejo de esta patología.

Todos estos facultativos destacaron dos hechos fundamentales: el primero, la disminución importante en los pacientes con SIDA de la aparición de todas estas complicaciones y, el segundo, la mejora en las armas terapéuticas que se tiene en el momento actual para el tratamiento de estas complicaciones, a menudo severas y potencialmente mortales.



No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 11:10  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 11 de marzo de 2008
Los pacientes con el virus del sida que reciben antirretrovirales mantienen el VIH, aunque en niveles no detectables por los métodos convencionales, durante al menos siete años siguientes a la terapia.
DM Nueva York 11/03/2008

El virus del sida puede sobrevivir la acometida de los fármacos antirretrovirales durante más tiempo del que se creía.

Para ello, el VIH se refugia en determinados compartimentos de las células, según ha observado un equipo de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), de las universidades de Tufts y de Pittsburgh, y de la compañía farmacéutica Abbott.

Estos investigadores publican hoy un estudio al respecto en Proceedings of the National Academy of Sciences, cuya primera firmante es Sarah Palmer, del Programa de Resistencia Farmacológica del VIH del NIH, en Frederick (Maryland).

Este hallazgo sugiere que hay que desarrollar nuevas terapias para eliminar al virus de sus reservorios. En investigaciones previas se había mostrado que los pacientes registraban un descenso acusado de sus niveles virales durante las 39 semanas siguientes a la administración de la terapia antirretroviral convencional.


Detección sensible

En el trabajo de Palmer, que se ha basado en un seguimiento de siete años de 40 pacientes infectados por el virus del sida, se ha constatado, sin embargo, que la infección persiste, aunque en un nivel bajo, durante al menos siete años desde el tratamiento.

Los autores emplearon métodos de detección de alta sensibilidad y de esta forma pudieron determinar que un 77 por ciento de los pacientes infectados presentaban carga viral por debajo de las 50 copias por ml (que es el límite de detección viral con los métodos usuales).
Al menos una vez durante el tiempo que duró el trabajo, todos los pacientes presentaron la infección. Los investigadores sugieren que estos resultados revelan que, aunque la terapia antirretroviral puede reducir la infección por el VIH a niveles indetectables, no erradica el virus. Ahora, queda por averiguar qué células y qué compartimentos celulares albergan al patógeno y le permiten persistir en el organismo.


(PNAS 2008; 105 (10): 3.879-84).

Más riesgo de transmisión

La carga viral no sólo indica el grado de infección del paciente con VIH, sino que también es un indicador útil para determinar las probabilidades de transmisión del virus.

Un reciente trabajo, también publicado en PNAS, realizado por Déirdre Hollingsworth, del Colegio Imperial de Londres, entre otros investigadores, indicaba que las personas con niveles considerados moderados del VIH son más propensas a contagiar el virus, pues se pueden mantener asintomáticos durante un periodo que oscila entre seis y ocho años.

Durante este periodo pueden ignorar que son portadores del VIH y transmitirlo. Este trabajo corrobora, por tanto, la necesidad de tener en cuenta la carga viral para comprender mejor su contagio.

Diario médico


 No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 19:13  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 08 de marzo de 2008

Los preservativos “no protegen completamente a las mujeres de contraer el VPH”, según el laboratorio que comercializa Cervarix

Dos expertos ginecológicos advierten de que, aproximadamente, la mitad de las jóvenes de entre 21 y 30 años están infectadas por el virus del papiloma humano (VPH). Dado que el VPH se transmite por vía sexual, esta advertencia va especialmente dirigida a aquellas mujeres que practican conductas de riesgo en sus relaciones íntimas.

 

Además, según constata el laboratorio que comercializa Cervarix, la vacuna contra el papiloma humano, los preservativos “no protegen completamente a las mujeres de contraer el VPH”.

 

El jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Salamanca, Juan Luis Lanchares, y el jefe de la Sección de Ginecología y Obstetricia del mismo complejo sanitario, Ángel García Iglesias, anunciaron este martes, 4 de marzo, que el VPH afecta ya al 50 por ciento de jóvenes que han pasado de los veinte años.

 

Zonas turísticas y ciudades universitarias

 

Según los facultativos, que ofrecieron una rueda de prensa en el Colegio de Médicos de Salamanca, el porcentaje en España es más alto en las zonas turísticas como las mediterráneas y las islas Baleares, también en las ciudades universitarias como Salamanca.

 

Por el contrario, el médico García Iglesias expuso que las poblaciones menos afectadas son las del oeste del país, además de provincias como Navarra y Cuenca, entre otras.

 

Asimismo, el doctor Lanchares indicó que “se pueden llegar a comprobar hasta tres virus distintos en una sola persona” y para diagnosticar nuevos casos apostó por realizar pruebas de ADN viral porque es una técnica “más sofisticada”.

 

También lamentó que “hay resultados de citología que dan negativo para la lesión en pacientes que realmente están infectadas”, así que hay que dar “un paso adelante” y apostar por análisis de ADN, aseveró.

 

Riesgo de cáncer

 

Así, Lanchares subrayó que se tratarían con “mejores técnicas” a las jóvenes infectadas por un virus que es “asintomático” y que “actúa oportunistamente, disminuye las defensas y tiene mucho riesgo de padecer cáncer”.

 

Por su parte, García Iglesias destacó que los papilomas inciden “sobre todo” en el cervix; y para evitar los papilomas que puedan desembocar en un futuro cáncer, defendió el suministro de la vacuna Cervarix que proporciona una respuesta “inmune más potente y duradera” frente a una infección por VPH.

 

Con la dotación de este vacuna, García Iglesias expuso que las cifras de cáncer de cuello en el útero podrían reducirse a “casos anecdóticos”; a lo que añadió Lanchares que Cervarix “tiene la misma línea de eficacia que tuvieron vacunas tan importantes como la viruela”.

 

Por otra parte, los responsables de Cervarix informan de que los tipos 16 y 18 de VPH son responsables de más del 70 por ciento de los casos de cáncer de cervix y calculan que “entre el 50 y el 80 por ciento de las mujeres activas sexualmente se infectarán en algún momento de sus vidas; de esas infecciones, aproximadamente el 75 por ciento incluirán un tipo oncogénico”.

 

Fidelidad y abstinencia

 

Sin embargo, lo que no advierten ni unos ni otros, incluidas las Administraciones, es que basar toda la prevención en la vacuna no es precisamente la solución definitiva.

 

Como ya advertíamos en una anterior información, vacunar colectivamente a las adolescentes con riesgo de infectarse con el VPH puede fomentar una falsa sensación de seguridad e incrementar las conductas de riesgo.

 

Cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud considera que la forma más eficaz de prevenir la infección por VPH es retrasar el inicio de las relaciones sexuales entre los jóvenes y la fidelidad entre quienes mantienen ese tipo de relación íntima.



Imagen del virus del papiloma humano
Basar toda la prevención en una vacunación colectiva de adolescentes puede incrementar las conductas de riesgo

Incluso la Organización Mundial de la Salud recomienda la abstinencia y la fidelidad


Forum Libertas


No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 3:17  | sexo seguro safe sex
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 06 de marzo de 2008


 

España sigue siendo el país europeo con mayor número de cocainómanos.

Europa es el segundo mercado mundial de cocaína, la Península Ibérica, una de sus principales...

Mar Tagle

Madrid. España ostenta, una vez más, el dudoso honor de encabezar la lista de principales consumidores de cocaína en Europa. El dato no es nuevo, como declara Ignacio Calderón, director general de la Fundación  de Ayuda contra la Drogodependencia, pero no reiterados por resultar menos graves. También estamos a la cabeza en consumo de cannabis.

La clasificación la presentó ayer en Viena la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), órgano de las Naciones Unidas encargado de velar por el cumplimiento de los tratados internacionales contra las drogas. En su informe, nuestro país destaca además como líder en incautación de cocaína. En 2006 se alcanzó la escalofriante cifra de 49,6 toneladas, un 2,56% más que el año anterior, situando a Portugal en un lejanísimo segundo puesto con sólo ocho toneladas incautadas.

La JIFE también incluye los datos ya conocidos de la Encuesta Domiciliaria realizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo entre noviembre de 2005 y abril de 2006, que reflejan que el consumo de cocaína por parte de la población española pasó del 1,8% en 1995 al 3% en 2005. Aunque quizá lo más preocupante sean las cifras relativas a los adolescentes, entre los que el consumo se ha cuadruplicado en 10 años, pasando de un 1,8% al 7,2%.

Calderón afirma que el problema en España es que "la sociedad ha aceptado la presencia de las drogas como algo normal". Por ello el núcleo de sus últimas campañas publicitarias se ha centrado en la educación preventiva, sobre todo entre los 0 y los 12 años.

Pero no todo en el informe de la JIFE es negativo: elogia la puesta en marcha, desde 2007, por parte del Ministerio de Sanidad y Consumo, del Plan de Actuación frente a la cocaína, cuyo principal objetivo es sensibilizar  a la población sobre los riesgos de consumo y donde se llevan invertidos 7 millones de euros. La JIFE anima al resto de países a seguir el ejemplo español.

Según la Encuesta Escolar de 2006-2007, realizada por el Ministerio de Sanidad a chavales de 14 a 18 años,  "el porcentaje de consumo de cocaína ha descendido más de tres puntos, pasando de un 7,2% de 2004 a un 4,1% en 2007." El ministerio aclaró que la JIFE no ha podido recoger estos datos presentados en septiembre de 2007, ya que su informe se basa en datos de 2005 y 2006.

El organismo también hace referencia a otras drogas. En el caso del hachís, al contrario de lo que ocurre con la cocaína, el consumo se ha estabilizado en torno a un 11%. Aún así, España sigue siendo el país donde más resina de hachís se decomisa del mundo, aunque ha disminuido un 31% entre 2005 y 2006 debido, según la ONU, a la disminución de la producción en Marruecos.

Con respecto a la heroína, España es junto a Alemania uno de los dos únicos países      europeos donde aumentó la incautación de esta droga, exactamente 471 kilos, un 170% más que en 2005.

España e Italia lideran el consumo de cannabis en Europa occidental, que se ha estabilizado en torno al 11%.

Por otro lado, el número de denuncias por posesión o uso de drogas en España no ha dejado de crecer desde 1997 y prácticamente se triplicó entre 1996 y 2004.

 

Gaceta


Publicado por C.I.A.S @ 6:40  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar

«Si plantas, hazlo con discreción»: La Generalitat, ante el consumo de hachís de los jóvenes

Más ‘consejos’ del Departamento de Salud: “conviene que sea de la mejor calidad”; “lleva poca cantidad encima”; “una de las historias ‘guapas’ de los porros es que se comparten”

Que España es uno de los principales consumidores de drogas del mundo no es ninguna novedad. Este mismo lunes, 3 de febrero, informábamos de que un estudio del Departamento de Estado norteamericano constata que somos el país de la UE donde se consume más cocaína, hachís y drogas de diseño.

 

Conscientes de ello, los expertos de la Generalitat de Cataluña han elaborado un pequeño folleto desplegable y colgado en la web del Departamento de Salud una serie de recomendaciones para ‘ayudar’ a los jóvenes y adolescentes consumidores de porros. Algunas de las sugerencias no tienen desperdicio.

 

Si plantas (marihuana), hazlo con discreción”; “conviene que sea de la mejor calidad posible”; “lleva poca cantidad encima” o “una de las historias ‘guapas’ de los porros es que se comparten”. Estos son algunos de los consejos que se pueden leer en Cannabing, el documento que el Gobierno socialista en Cataluña utiliza para combatir el consumo de drogas entre los jóvenes.

 

“Con un tono juvenil”

 

El desplegable, que simula una cajetilla o librillo de papel de fumar del tipo Smoking, tal como lo definen en la web, se trata de un “material de prevención de los riesgos asociados al consumo de cannabis dirigido a jóvenes consumidores de esta sustancia o que tengan relación con consumidores”.

 

“Está escrito y diseñado con un tono juvenil para aumentar la percepción de credibilidad y buscar proximidad con el grupo diana [...] El formato es de bolsillo para poder repartirse en espacios dinámicos donde encontramos jóvenes”, dicen.

 

La Generalitat lo ha dividido en 14 apartados, a través de los cuales se pretende orientar a jóvenes y adolescentes sobre qué hacer ante el consumo de hachís.

 

Algunos de esos consejos, por obvios, no merecen un especial comentario, como es el caso del primero de ellos, donde se recomienda que “si vas fumado no conduzcas”.

 

“Calidad, para fumar menos mierda”

 

Sin embargo, ya en el segundo apartado se puede observar un más que dudoso sentido de la responsabilidad por parte del Departamento de Salud a la hora de recomendar a los jóvenes cómo evitar el consumo de drogas.

 

El costo se corta más de lo que se piensa. Por eso conviene que sea de la mejor calidad posible, para fumar menos mierda (alquitrán, neumático, aceite de motor, cera...).

 

Y sigue: “Con la maría evitas el corte, pero ten cuidado porque corren tipos de hierba muy fuertes, así que toca fumar menos”.

 

En el quinto apartado informa de que “uno puede pasarlo mal o fatal. Hay quien se emparanoia, a quien le da ansiedad... Estos efectos pueden ser puntuales o repetirse demasiado a menudo; en este caso es necesario plantearse dejar de consumir”. O sea, “en este caso”, pero no es necesario planteárselo si no se repite a menudo, parece querer decir este punto.

 

También advierte de que “fumar y tener en un lugar público está castigado” y de que “a la poli le toca hacer su papel, o sea que no des la nota”.

 

“Autocultivo, con discreción”

 

Otro de los puntos conflictivos es el que se refiere al “autocultivo”, que “ahorra el contacto con los camellos y se deja de subvencionar a las mafias”. Informa de que es ilegal y “te expones a multa o juicio”, pero recomienda que “si plantas, hazlo con discreción

 

También avisa de los peligros de cocinar con cannabis y advierte de que “si comes algún preparado con cannabis, piensa que los efectos tardan, como mínimo, una hora en aparecer y pueden ser alucinógenos”. “No te dejes llevar por el hambre; puedes tomar demasiada cantidad y pasarlo mal”, concluye.

 

¿Cuándo me paso?, se pregunta en el punto 9. “Si buscas con ansia, fumas mucho y en todas partes, la postura se te hace corta, te propones no hacerlo y acabas diciendo pásamelo [...] puede que tengas un problema. A veces hay suficiente con reducir el consumo

 

“¿Tráfico?: ¡Lleva poco!”

 

En un nuevo alarde de ‘cordura’ a la hora de aconsejar a los jóvenes sobre los peligros del hachís, el Departamento de Salud alerta sobre los problemas que conlleva el tráfico de esta sustancia: “te pueden caer entre 1 y 3 años de prisión”.

 

¿La solución?, “Lleva poca cantidad encima porque la línea entre lo que se considera tráfico o consumo propio depende de muchos factores”.

 

Por último, en el punto 11, Cannabing recuerda que “una de las historias ‘guapas’ de los porros es que se comparten, pero esto no implica tener que fumar siempre”

 

“Respeta a la gente que haya decidido no fumar, no les “comas la olla”, cada uno toma sus propias decisiones”, concluye.



No al sida

Tags: campañas drogas

Publicado por C.I.A.S @ 5:57
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 03 de marzo de 2008


Víctor Ruiz  


Un informe de EEUU afirma que uno de cada cinco europeos que esnifa coca vive en España

Los Motivos para creer en el proyecto de José Luis Rodríguez Zapatero tienen un nuevo tropiezo: Un informe elaborado por el Departamento de Estado norteamericano afirma que España es el país de la Unión Europea donde se consume más cocaína, hachís y drogas de diseño.

 

Somos más, dice uno de los eslóganes de la campaña electoral de Zapatero; ‘somos más’ consumidores de drogas que el resto de países de la UE, dice el informe Estrategia para el Control Internacional de Narcóticos, que analiza la colaboración de otros países en la lucha de EEUU contra el narcotráfico.

 

El informe también señala que España se ha consolidado como la principal puerta de entrada a Europa de la cocaína sudamericana y el hachís de Marruecos, y además se ha convertido en el punto por donde regresan a Latinoamericana los ingresos procedentes de esta actividad.

 

Uno de cada cinco

 

El informe pone de manifiesto el enorme esfuerzo que están haciendo las autoridades españolas por frenar el tráfico de drogas, lo que permitió, por ejemplo, que en noviembre pasado se incautara una cantidad casi récord de cocaína.

 

Sin embargo, también deja en evidencia el alto consumo de esta droga entre la población española: Hasta un 3% la toma de manera regular.

 

Así, uno de cada cinco europeos que consume cocaína vive en España, y el 50 por ciento de los nuevos pacientes admitidos en centros de rehabilitación españoles son adictos a esta droga.

 

Pero además de la cocaína, el informe denuncia que España es también el mayor consumidor de drogas de diseño y de hachís de la Unión Europea, droga ésta última que procede de los países vecinos del Magreb, como Marruecos y Argelia.

 

“El tráfico marítimo de hachís en el Mediterráneo es un negocio a gran escala”, dice textualmente el informe.

 

“Colombia parece que es el mayor suministrador de cocaína, aunque otras informaciones disponibles sugieren que se está produciendo un incremento en los envíos de cocaína desde Bolivia, vía barco o avión, con escala en Venezuela o Argentina”, añade el informe.


Publicado en Forumlibertas

 





No al sida

Tags: drogas

Publicado por C.I.A.S @ 20:32  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 01 de marzo de 2008

'Más que el oro, mi triunfo ha sido dejar la droga'

Pedro García en un trampolín sobre la piscina del Canoe. (Foto: Carlos Alba)


PALOMA DÍAZ SOTERO

MADRID.- El mismo Pedro García que se dejaba la piel y los músculos en cada partido de waterpolo, el mismo 'Toto' elegido por los dioses del Olimpo para lucir varios oros al cuello, era el mismo que, de noche, en casa, cogía su bebé en brazos para que parase de llorar, y deseaba con todas sus fuerzas que se callara para soltarlo y meterse una raya; exactamente el mismo que llegaba a pasarse tres días puesto de cocaína hasta arriba, odiando a todo el mundo y a sí mismo.

Lo cuenta todo en 'Mañana lo dejo', el libro de la editorial Bresca que ha escrito para enseñar a otros consumidores a prevenir la adicción y a superarla, en caso de haberse perdido ya en ella. Aunque en Barcelona ya está a la venta, al resto de librerías llegará el 10 de marzo.

Es un libro emocionante, salpicado de momentos inolvidables del deporte español, con relatos trepidantes de partidos que están grabados con oro y plata en la historia del olimpismo, y anécdotas divertidas. Pero, con ese trasfondo, 'Mañana lo dejo' es la historia de la lenta degradación de una persona por las drogas y la superación de la adicción, cinco años después de que, al borde del abismo, cuando "estaba más tiempo en estado catatónico que recuperándome de ello", admitiera que estaba "enfermo" y que debía someterse a un duro y largo proceso de desintoxicación.

"Prefiero este triunfo que cualquier medalla de las que he ganado", afirma 'Toto', en una entrevista con EL MUNDO. Ahora exhibe su libro ante quienes supieron que estaba mal y van preguntando por ahí qué habrá sido de él. "¿Quieres saber? Pues mira, lee el libro. Ya no tengo que esconderme".

"Escribirlo ha sido una catarsis; he puesto todas las ideas en orden; ha sido un ejercicio de limpieza", contaba en el mismo club, el Canoe de Madrid, en el que aprendió a jugar al waterpolo hace 25 años.

Pedro García "a secas", como le costó admitirse, lleva cinco años sin probar ni el alcohol –origen de todos sus problemas– ni la cocaína. Estudió un máster de hostelería, planea trabajar en ella y da clases. Cree que lo está superando, aunque con la cautela que le ha enseñado la terapia, advierte de que uno no puede decir que ha ganado la batalla hasta que se muere pudiendo afirmar: "Lo conseguí, no volví a probarlo en todo este tiempo".

Ahora, él mismo es terapeuta en el centro Mare Nostrum de Barcelona, donde aprendió, en 2002, quién era realmente: un drogadicto, por muchas medallas que tuviera y aunque todavía no hubiera llegado a robar o a mendigar (porque tenía dinero); también donde aprendió a vivir sin la muleta de la fiesta y los bares; donde aparcó a 'Toto', el waterpolista olímpico al que no podía cuestionarse nada por darlo todo en los partidos y por ser plata en Barcelona'92, oro en Atlanta'96 y oro de nuevo en el Mundial de Perth'98.

Empezó a consumir cocaína a los 20 años, cuando llevaba tiempo, desde los 14, bebiendo alcohol. "Acepté la primera raya porque un amigo me dijo: 'Con esto se te pasa el pedo". Bebía para huir, tanto que acabó necesitando la coca para recuperarse de la borrachera. Después, pasó a ser normal en las fiestas que hacían tras los entrenamientos o las victorias, o cualquier excusa.

Pese a todo, en la piscina lo daba todo. "¿Cómo iban a preocuparse si rendía al máximo? Éramos los mejores", se decían. "En el centro, tener que tratar con gente que no me conocía ni sabía nada de mí fue un 'shock' y una revelación", cuenta en el libro. "No tengo que ser el mejor; puedo equivocarme", aprendió.

'En deporte se tiende a tapar el consumo'

Pedro García llama la atención al deporte de elite, a las federaciones, porque no se toman en serio el consumo de alcohol y drogas entre deportistas. En su caso, afirma, "no estuvieron a la altura".

"Yo soy el primer responsable", sostiene; pero afirma en 'Mañana lo dejo': "Siempre fue interpretado por los entrenadores y los federativos como algo natural para unos chicos que se fueron de casa muy jóvenes. Llevaban parte de razón, pero no supieron ni ver el problema ni movieron un dedo por atajarlo. Porque ni ellos ni nosotros entendíamos que pudiese degenerar en lo que degeneró. Falta mucha información y, en el mundo del deporte, los protocolos necesarios para detectar adicciones".

"Que pongan a un especialista que sepa decir 'o a ese chico se le reconduce ya o, a expensas de que vaya a ser campeón de todo, cuando tenga 35 años, habrá que meterle en una clínica", decía a EL MUNDO. De hecho, él ha dado "avisos" sobre gente que ahora es como fueron ellos en su momento. "Yo ya puedo decir, dentro de los deportistas que conozco quién, de aquí a seis años, habrá generado una adicción. Lo sé, lo veo en su comportamiento", dice quien no sólo ha sido adicto, sino que ahora es terapeuta.

"Los hay en todos los deportes", afirma. Y destaca: "Las fiestas de natación son impresionantes y beben muchísimo". Pero "¿cómo le dices a un chico de 23 años que debe cortar su carrera deportiva porque tiene un problema de adicción?" "La gente tiende a taparlo", responde.

El Mundo


No al sida


Tags: Pedro García, drogas, deporte, waterpolo

Publicado por C.I.A.S @ 10:19  | Sin sida
Comentarios (0)  | Enviar