Viernes, 06 de febrero de 2009

Los pacientes infectados por el VIH que ya han desarrollado resistencias múltiples a los tratamientos necesitan nuevas alternativas para luchar contra su enfermedad y evitar la progresión al sida. En esta línea se ha presentado en España maraviroc, el primer medicamento de una nueva familia conocida como inhibidores del correceptor CCR5.

Esther Román Cantón 01/02/2008

Hace 26 años que se diagnosticaron los primeros casos de infección por el VIH. A pesar del tiempo transcurrido sigue habiendo pacientes que han agotado todas las vías de tratamiento existentes. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha dado luz verde a la comercialización en España de maraviroc, un nuevo medicamento contra el VIH que va dirigido a aquellos pacientes con múltiples fracasos en los tratamientos actuales.

"Maraviroc supone una importante esperanza terapéutica para los pacientes infectados con el VIH-1, con tropismo CCR5 detectable (alrededor del 85 por ciento de los casos de VIH) y con una historia de múltiples fracasos en el tratamiento del VIH", ha explicado Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid.

Los resultados de maraviroc en combinación con otros tratamientos antirretrovirales en la reducción de la carga viral han sido demostrados en los estudios clínicos Motivate 1 y 2.

Moreno ha explicado que "los estudios Motivate 1 y 2 realizados en los cinco continentes han conseguido cifras de éxito en la mitad de los pacientes. La tasa de toxicidad que ha mostrado maraviroc no ha superado a la de los pacientes que recibieron sólo placebo, lo que demuestra el perfil de seguridad del medicamento".

Maraviroc es el primer fármaco de una nueva familia de antirretrovirales conocida como inhibidores del correceptor CCR5: la vía de entrada predominante del virus en los linfocitos T. En lugar de atacar al virus cuando ya está en el interior de las células, maraviroc bloquea la entrada del virus R5 en la superficie exterior, antes de que éste penetre en ellas.

Según Moreno, "ahora estamos en posición de ofrecer una tasa de indetectabilidad cercana al 50 por ciento en pacientes con múltiples resistencias. La eficacia de maraviroc es excelente, así como su tolerancia: no aumenta los lípidos, tiene menos efectos tóxicos y no parece que la lipodistrofia vaya a ser un problema".

Ya que maraviroc sólo es eficaz en pacientes con tropismo CCR5, es necesario realizar un análisis del tropismo de cada paciente y determinar si se puede utilizar maraviroc.

Nueva revolución
En el año 1996 se produjo la primera revolución en el tratamiento contra el VIH. Según José Ramón Arribas, adjunto de Medicina Interna de la Unidad de VIH del Hospital La Paz, en Madrid, "entonces aprendimos que la esencia del tratamiento antirretroviral es la terapia triple y, además, aparecieron los inhibidores de la proteasa, lo que redujo drásticamente las cifras de mortalidad por VIH".

En 2007 ha estallado una nueva revolución farmacológica. Se ha pasado de disponer de tres familias de medicamentos anti-VIH a seis familias. Esto hace que "en los países desarrollados podamos asegurar al paciente que empieza con la terapia en 2008 que es muy difícil que a lo largo de su tratamiento vaya a consumir todas las opciones terapéuticas disponibles", ha apuntado Arribas.

Maraviroc, a disposición de los pacientes con el nombre de Celsentri, es un medicamento de la compañía biomédica Pfizer y estará disponible en los primeros días de febrero.


No al sida

Tags: maraviroc

Publicado por C.I.A.S @ 21:24  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios