Viernes, 29 de agosto de 2014

Investigadores suecos analizan el consumo de marihuana de 50.000 hombres para observar sus efectos en una posible discapacidad futura.

Un estudio publicado en Drug and Alcohol Dependence realizado por investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) ha descubierto que los hombres que a los 18 años fumaron marihuana presentaban un riesgo mayor a sufrir algún grado de discapacidad a una edad avanzada.

En el estudio el equipo de investigadores analizó a 50.000 hombres nacidos entre 1949 y 1951 que participaron en el servicio militar obligatorio entre 1969 y 1970. Al ingresar en el ejército, se les preguntó por el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, así como aspectos relacionados con la familia y el entorno, su rendimiento escolar y problemas de salud.

El equipo se interesó por el consumo de marihuana a los 18 años y dividieron a este conjunto de hombres en cuatro grupos: nunca, de 1 a 10 veces, de 11 a 50 veces o más de 50 veces. Los investigadores analizaron también los datos de la agencia nacional de seguridad social sueco para comprobar las concesiones de pensiones de invalidez hasta 2008.

Alrededor del 9 por ciento de los adolescentes reconocieron haber fumado marihuana al comenzar el servicio militar, mientras que el 1,5 por ciento afirmó haber consumido más de 50 veces. Observaron que estos consumidores presentaban un 30 por ciento más de posibilidades de padecer algún tipo de discapacidad entre los 40 y los 59 años.

Otros factores relacionados
Otros factores, como el nivel socioeconómico, el consumo de otras sustancias durante la adolescencia, problemas de salud, etc. podían condicionar la discapacidad futura en los consumidores más habituales.

"Puede darse el caso de que el uso de cannabis durante la adolescencia dé paso a una serie de acontecimientos negativos en el futuro, como el uso de otras drogas e incluso posteriores adicciones que podrían derivar en una pensión de invalidez", ha afirmado Anna-Karin Danielsson, del Instituto Karolinska de Estocolmo.

No obstante, los científicos insisten en que el estudio no puede demostrar que el consumo de marihuana derive en una discapacidad en una etapa adulta más avanzada.

No al sida 


Publicado por C.I.A.S @ 14:09  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios