Martes, 07 de febrero de 2006
Contin?a la plaga mundial. Ultimo Informe Mundial sobre Drogas 2005, publicado por la Oficina de Drogas y Crimen de Naciones Unidas (UNODC).

Zenit.org
Cerca de 200 millones de personas han consumido drogas en alg?n momento en los ?ltimos doce meses. ?ste ha sido uno de los descubrimientos presentados el 29 de junio en el Informe Mundial sobre Drogas 2005, publicado por la Oficina de Drogas y Crimen de Naciones Unidas (UNODC).


El informe de UNODC, que se sirve de datos hasta el 2003, estima que hay 160 millones de consumidores de marihuana. El n?mero de quienes consumen anfetaminas y ?xtasis, denominados en el informe consumidores ATS, es de 26 y 8 millones, respectivamente. El n?mero de los consumidores de opio se estima en cerca de los 16 millones. El n?mero de consumidores de coca?na es de casi 14 millones.


Aunque los pa?ses en los que se indica que aumentan los niveles de consumo de drogas siguen superando en n?mero al de aquellos en los que se reduce, las proporciones han cambiado en los ?ltimos a?os ligeramente en una direcci?n m?s positiva. En 2000, el 53% de los pa?ses constat? un aumento del consumo de droga en 2000. La cifra luego disminuy? hasta tocar el 44% en 2003.


El informe observaba que ha descendido en todas partes el consumo de drogas sint?ticas. El consumo de opio y hero?na se ha estabilizado y ha empezado a descender en algunas de las principales naciones consumidoras como, por ejemplo, en Europa occidental. La tendencia hacia el consumo de coca?na ha perdido su ?mpetu y ha comenzado ha descender en el primer pa?s consumidor, Estados Unidos. Pero el consumo de marihuana se ha extendido.


Un lucrativo comercio


El informe de UNODC intenta estimar el valor monetario de la industria ilegal de las drogas. ?El tama?o total de la industria ilegal de las drogas se sabe que es enorme?, indica el informe. Pero su naturaleza clandestina hace dif?cil estimar su tama?o.


El valor del mercado mundial de drogas ilegales en 2003 se estim? en 13.000 millones de d?lares en el momento de la producci?n, 94.000 millones de d?lares en su venta al por mayor, y 322.000 millones de d?lares en su venta al por menor. ?Las ganancias de la droga suman el 0,9% de producto interior bruto del mundo?, explicaba el director ejecutivo de UNODC, Antonio Costa, durante la presentaci?n del informe en Estocolmo.


El informe calculaba que en 2003 la venta de drogas ilegales, medida en precios al por mayor, equival?a al 12% de valor de las exportaciones de productos qu?micos, y al 14% de las exportaciones agr?colas mundiales.


El mercado m?s grande, seg?n estas estimaciones, es la hierba del cannabis (marihuana), con un mercado al por menor de 113.000 millones de d?lares. Le sigue la coca?na, con 71.000 millones de d?lares; los opi?ceos, con 56.000 millones de d?lares; y la resina de cannabis, con 29.000 millones de d?lares. Los mercados ATS suman 44.000 millones de d?lares. UNODC tiene motivos para tener certeza en cuanto a las estimaciones sobre opi?ceos, coca?na y ATS, pero est? lejos de tener certezas sobre el cannabis, especialmente de la hierba de cannabis, puesto que la informaci?n sobre la producci?n y el consumo de esta sustancia es sumamente contradictoria.

Los esfuerzos de las autoridades para combatir el tr?fico de drogas han logrado algunos ?xitos. Los 95 pa?ses que informaron al UNODC citaron un aumento multiplicado por cuatro del n?mero de capturas de drogas entre 1985 y 2003.


M?s de la mitad de estas capturas fueron de cannabis, cerca de un cuarto tuvieron que ver con opi?ceos, y las anfetaminas sumaron otro 10%. En la ?ltima d?cada, la principal tendencia significativa ha sido el aumento en el n?mero de capturas de estimulantes del tipo de las anfetaminas. En 2003, sin embargo, esta tendencia se invirti? de modo pronunciado, principalmente como resultado del descenso de capturas de ATS en Tailandia como consecuencia de una gran ca?da en las drogas el a?o anterior.


La vista en Afganist?n


En contraste, la proporci?n de capturas de opi?ceos subi? de modo significativo en el 2003. Esto refleja principalmente el renacimiento de la producci?n de opio en Afganist?n y de m?s capturas en los pa?ses vecinos.


El informe calcula que cerca del 87% del opio de los mercados ilegales se produce en Afganist?n. Esto ha compensado con mucho los grandes descensos de Myanmar (Birmania) y Laos en los ?ltimos a?os.


De hecho, el informe comentaba que lo que ocurra en Afganist?n determinar? el tama?o y desarrollo de los principales mercados de opi?ceos del mundo. Las cosas pueden mejorar el pr?ximo a?o, puesto que, seg?n el UNODC, el gobierno est? consolidando de modo gradual su control sobre el pa?s y sobre quienes est?n envueltos en el negocio del opio. Entretanto, la ?ltima cosecha de opio del pa?s se encuentra todav?a de camino a los mercados consumidores de Europa y otras regiones.


El n?mero de personas adictas a los opi?ceos, cerca de 16 millones, es m?s bajo que el de otras sustancias, pero el n?mero de los que actualmente est?n siendo tratados por consumo de opi?ceos (1.3 millones) es superior al de cualquier otra sustancia. M?s del 60% de los tratamientos demandados en Europa y Asia tienen relaci?n con el consumo de opi?ceos.

La producci?n de coca?na subi? a mediados de los noventa, alcanzando las 950 toneladas m?tricas en 1996. Desde entonces ha bajado de modo significativo, llegando a su punto m?s bajo de 674 toneladas m?tricas en 2003. En el a?o 2004, la producci?n de coca?na aument? de modo marginal hasta las 687 toneladas m?tricas. A pesar de esto, al producci?n total queda en un 26% m?s baja que en 1999. El descenso en los ?ltimos a?os se debe principalmente a los progresos hechos en Colombia. El aumento de 2004 se debi? a la producci?n de m?s hoja de coca en Per? y Bolivia. Pero ambos pa?ses ya han hecho importante progresos cortando la producci?n de hoja de coca unos a?os antes y la producci?n es todav?a m?s baja que en a?os precedentes.

En t?rminos de consumo, el informe observaba que Europa es particularmente vulnerable, habiendo ya sufrido un crecimiento constante de sus mercados de coca?na en la ?ltima d?cada. En 2003, 14 pa?ses europeos informaron de un aumento y 10, de una estabilizaci?n. Ni un solo pa?s inform? de un descenso en el consumo de coca?na. Un desaf?o particular, a?ad?a UNODC, ser? controlar la extensi?n del crack proveniente de la coca?na: siete pa?ses europeos han informado de un aumento, nuevo tienen niveles estables mientras que, otra vez, ning?n pa?s europeo ha identificado alg?n descenso en 2003.


El cannabis sigue siendo la droga m?s ampliamente producida, traficada y consumida en el mundo. Todos los indicadores ? producci?n, capturas y consumo ? sugieren que el mercado a nivel mundial se est? ampliando m?s. Seg?n las opiniones de los expertos de diversos pa?ses, la mayor?a de los pa?ses en el 2003 vieron como el consumo de cannabis aumentaba en vez de descender. El consumo entre estudiantes parece estar tras el aumento en Europa, aunque no en Estados Unidos y Australia.


Proteger la sociedad


No obstante, el director ejecutivo de UNODC, Antonio Costa, destac? la necesidad de mirar m?s all? de los datos. ?Mirar el n?mero o porcentaje de personas que consumen drogas no nos dice todo lo que necesitamos saber?, dec?a en la presentaci?n en Estocolmo. ?Necesitamos un ?esc?ner de cuerpo completo?, como se dice en medicina, que nos permita ver si es cierto, c?mo y a trav?s de d?nde este c?ncer est? intentando invadir las instituciones humanas, sociales y econ?micas del mundo?.


Y a?ad?a: ?El desaf?o hoy es luchar contra el crimen asociado con el tr?fico, mientras protegemos tambi?n la salud de nuestra sociedad contra las drogas?. Un ejemplo del da?o creado por el consumo de drogas es su papel en la extensi?n del VIH/Sida. El m?todo m?s com?n y mejor estudiado de transmisi?n es a trav?s de jeringuillas contaminadas compartidas por los consumidores.


Globalmente, se estima que del 5% al 10% de todas las infecciones del VIH se atribuyen al consumo de drogas. Pero incluso las drogas no inyectables, como la coca?na y los estimulantes del tipo de las anfetaminas, juegan un papel, puesto que suelen conducir a comportamientos sexuales de alto riesgo. El otro lado de las drogas tiene muchas facetas.



No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 12:56  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios