Jueves, 30 de marzo de 2006



La combinaci?n de varias mol?culas en un solo comprimido para tratar el sida y la farmacogen?tica aplicada a la poblaci?n seropositiva son dos avances con gran futuro en el manejo del sida, seg?n David Dalmau, presidente del IX Congreso Nacional sobre el Sida, en Barcelona.


La simplificaci?n del tratamiento antirretroviral de gran actividad (Targa) a trav?s de combinaciones de f?rmacos presentadas en solo comprimido y la farmacogen?tica aplicada a la poblaci?n seropositiva son dos realidades cada vez m?s palpables, a juicio de David Dalmau, que preside el IX Congreso Nacional sobre el Sida, que arranc? ayer en Barcelona bajo el lema Sida: una epidemia, dos mundos, con una alta participaci?n y coincidiendo con el vigesimoquinto aniversario de la historia de la infecci?n en el mundo.

Todo apunta a que la Targa podr? administrarse con una sola pastilla, ha admitido David Dalmau, del Hospital Mutua de Tarrasa y presidente del comit? cient?fico del IX Congreso Nacional sobre el Sida, organizado por la Sociedad Espa?ola Interdisciplinaria del Sida (Seisida) en Barcelona.

Opciones actuales
En la actualidad ya hay opciones que combinan varias mol?culas en un comprimido y que, por lo tanto, facilitan al paciente el seguimiento del tratamiento. As?, Trizivir combina tres an?logos nucle?sidos (AZT, 3TC y abacavir); Caletra es una co-formulaci?n de lopinavir y ritonavir que debe administrarse cada 12 horas; y tambi?n se ha elaborado una nueva combinaci?n (atazanavir y ritonavir) que, a diferencia de la anterior, se administra una sola vez al d?a. Otra formulaci?n relativamente nueva es fosamprenavir y ritonavir; y han surgido nuevos comprimidos que incorporan dos an?logos nucle?sidos, como Truvada (tenofovir y FTC), y Kivexa (3TV y abacavir).

Adem?s de estas asociaciones, en ensayo cl?nico se halla un comprimido que conjuga an?logos de nucle?sidos (tenofovir y FTC) y no an?logos de nucle?sidos (efavirenz).

De prosperar los ensayos de este comprimido, se convertir?a en la "primera pastilla que incluye tres compuestos diferentes. Seguramente tendr? otros compa?eros de viaje. Creo que s? llegaremos a dar la Targa en un solo comprimido", ha manifestado Dalmau.

Esta posibilidad podr?a favorecer una mejor adherencia a los tratamientos antirretrovirales. La cuesti?n tambi?n va a ser objetivo de debate en el congreso desde diferentes perspectivas, ya que el grado de adherencia es muy variable en diferentes ?mbitos, como el entorno cl?nico o el penitenciario, y entre los distintos colectivos afectados por el VIH. En el entorno cl?nico, por ejemplo, la adherencia es mayor entre los homosexuales que entre los pacientes que se infectaron por ser usuarios de drogas por v?a parenteral. Y, en conjunto, el cumplimiento terap?utico supera al que se logra entre los seropositivos reclusos.

Sin excusas
Algo sorprendente es que la adherencia en el Tercer Mundo es mucho m?s alta de lo que se suele sospechar y, por lo tanto, "la falta de adherencia que tradicionalmente se ha esgrimido como un argumento para no facilitar el acceso a los tratamientos en los pa?ses en v?as de desarrollo ya no sirve como excusa", ha afirmado Dalmau.

El congreso ha querido dar protagonismo a profesionales que trabajan en el Tercer Mundo y en todas las sesiones se ha procurado combinar distintos perfiles: cl?nicos, pol?ticos, ONG, psic?logos, enfermeras y pacientes.

Los mundos del sida
El IX Congreso Nacional del Sida se celebra bajo el lema Sida: una epidemia, dos mundos, con el fin de reconocer el gran abismo que existe en el impacto y manejo de la epidemia entre los pa?ses desarrollados y los pa?ses en v?as de desarrollo. El desigual acceso al tratamiento antirretroviral sigue siendo la principal diferencia entre ambos mundos, ha afirmado Dalmau. Por esta raz?n, el congreso ha invitado a distintos perfiles profesionales que trabajan combatiendo la epidemia del sida en el Tercer Mundo. Pero, adem?s, acoge una sesi?n titulada El tratamiento antirretroviral en distintos escenarios: Primer mundo, Segundo mundo y Cuarto mundo. Seg?n ha explicado Dalmau, este cuarto mundo se refiere a colectivos marginales, bastante num?ricos, que viven en sociedades desarrolladas, como los indigentes o los inmigrantes indocumentados, que tampoco tienen acceso a los tratamientos, bien por desconocer c?mo se accede al sistema sanitario o bien por temor.

En esta edici?n, el encuentro se ha organizado con un marcado enfoque multidisciplinar. La previsi?n inicial de asistencia (500 participantes) se ha doblado pr?cticamente, puesto que al final hay 900 inscritos, sobrepasando con creces la participaci?n de la pasada edici?n. La miscel?nea de temas y de perfiles profesionales es la nota destacada del congreso.

Farmacogen?tica
"La farmacogen?tica tiene posibilidades reales de aplicarse en la pr?ctica cl?nica a la poblaci?n VIH", ha admitido David Dalmau. La opci?n de conocer el perfil gen?tico de las personas seropositivas y, en funci?n de ?ste, el riesgo de toxicidad y de reacci?n al?rgica que pueden tener frente a un f?rmaco es cada vez m?s veros?mil. "No es algo de hoy para ma?ana", pero s? que est? ah?, ha a?adido.

De hecho, el estudio Bicombo, que se lleva a cabo a nivel europeo y en el que est?n involucrados hospitales espa?oles, pretende estudiar el riesgo que tienen los pacientes debido a sus rasgos gen?ticos a padecer hipersensibilidad frente al an?logo nucle?sido abacavir. Se calcula que entre el 3 y el 4 por ciento de los pacientes tratados con este f?rmaco tienen riesgo de hipersensibilidad y, en algunos casos, esta reacci?n puede acabar incluso en fallecimiento. Una sencilla maniobra de cribado que permitiera con un an?lisis gen?tico identificar al subrupo de pacientes en riesgo ser?a de gran utilidad. Para ello se analizar? una terminaci?n del HLA (un marcador espec?fico).


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 21:25  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios