Jueves, 18 de mayo de 2006

Un estudio elaborado por cient?ficos del Hospital Germans Trias i Pujol, en Badalona, que se publica en AIDS, muestra que la prevalencia del virus del papiloma humano (VPH) es anormalmente elevada en la boca, el ano y el pene de los varones infectados por el VIH.


Los varones infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) presentan una prevalencia anormalmente elevada del virus del papiloma humano (VPH) en el ano, el pene y la boca, independientemente de sus pr?cticas sexuales. Adem?s, el virus suele aparecer en m?s de una de estas localizaciones.

Son las conclusiones principales de un estudio realizado por un equipo del Hospital Germans Trias i Pujol, en Badalona, con la colaboraci?n de la Fundaci?n de Lucha contra el Sida, que se publica en el ?ltimo n?mero de la revista AIDS. "Estudios previos hab?an establecido una mayor prevalencia del VPH en el ano de varones homosexuales, pero no en heterosexuales. Tampoco se hab?a establecido una frecuencia tan elevada en las otras zonas, ni la simultaneidad de la infecci?n", ha destacado Guillem Sirera, uno de los responsables del trabajo.

Los cient?ficos reclutaron a 74 varones infectados por el VIH, a los que se examin? la presencia del VPH en el ano, el pene y la boca. Por otro lado, se les realiz? un cuestionario para determinar, entre otras variables, su historia y preferencia sexuales -heterosexual, homosexual o bisexual-, el consumo de drogas y tabaco, el uso del tratamiento con terapia antirretroviral de gran actividad (Targa) y las enfermedades de transmisi?n sexual.

De los 74 individuos, 22 eran heterosexuales y 52 hab?an tenido relaciones con otros hombres (12 de ellos eran bisexuales). La media de edad de los participantes era de 42 a?os.

Los resultados muestran que el 78 por ciento de participantes tienen infecci?n anal de VPH, con una prevalencia del 83 por ciento en los que han mantenido relaciones homosexuales y del 68 por ciento en los heterosexuales. "Estas diferencias no son significativas. Las preferencias sexuales, el consumo de tabaco, recibir la Targa o el n?mero de compa?eros sexuales no est?n asociados con una mayor prevalencia del VPH".

La presencia del virus se detect? en el pene del 36 por ciento de los participantes -en el 38 por ciento en los que hab?an mantenido contactos homosexuales y en el 32 por ciento de los heterosexuales-. El ?nico factor relacionado con la infecci?n en el pene es la presencia del VPH en el ano.

La prevalencia de la infecci?n en la boca se observ? en el 30 por ciento -el 33 por ciento en seropositivos que hab?an mantenido pr?cticas homosexuales y el 23 por ciento de los heterosexuales-. Los responsables del trabajo tambi?n han constatado la alta prevalencia de infecci?n concomitante en dos o tres de dichas zonas. "Casi la mitad de infectados por el VIH tienen el VPH simult?neamente en m?s de una de las zonas del cuerpo implicadas en pr?cticas sexuales".

Seg?n Sirera, estos datos obligan a realizar un seguimiento m?s estrecho de todos los pacientes con el VIH para detectar precozmente alteraciones precursoras de neoplasias en ano, boca y ano. "Est? demostrado que el VPH promueve el c?ncer en el ano y se estudia su relaci?n con neoplasias de pene y de cabeza y cuello. Por todo ello, hay que extremar la vigilancia en los pacientes infectados por el VIH".

El hallazgo de la vacuna, una prioridad
La elevada prevalencia del virus del papiloma humano en el conjunto de la poblaci?n ha convertido en una prioridad el hallazgo de una vacuna eficaz, viable y segura. En este sentido, en los ?ltimos a?os se han logrado avances importantes. La vacuna tetravalente del VPH ofrece protecci?n frente a los tipos 6, 11, 16 y 18 del virus en mujeres j?venes, seg?n un estudio a cinco a?os que se ha presentado recientemente en la reuni?n de la Organizaci?n de Investigaci?n Europea en Infecci?n Genital y Neoplasia (Eurogin) (ver DM del 3-V-2006). El trabajo refleja que en los cinco a?os transcurridos las mujeres siguen protegidas frente a neoplasia intraepitelial de c?rvix. Una de las asignaturas pendientes es el estudio en varones. En 2007 se espera tener los primeros resultados sobre el efecto de la vacuna tetravalente en la persistencia del VPH 6, 11, 16 y 18, en las verrugas genitales y en la neoplasia intraepitelial anal en varones. Asimismo, tambi?n se han puesto en marcha otros ensayos con otros compuestos.

(AIDS 2006, 12 de mayo, vol. 20 : 1201-1204)

No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 8:36  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios