S?bado, 24 de junio de 2006

La mitad de las personas que trat? la entidad el pasado a?o eran v?ctimas de este tipo de droga - Los expertos advierten que el consumo de estupefacientes se est? ?normalizando? en Baleares

El 60% de los atendidos mejora tras un a?o de tratamiento

J. R. R.

PALMA.- Cada vez son m?s j?venes cuando se inician en el consumo de la coca?na. Esta podr?a ser una de las conclusiones del balance de la actividad del Proyecto Hombre en 2005 en este ?mbito. Hace menos de una d?cada Bartomeu Catal? advert?a de la pujanza de esta droga en nuestra sociedad.

Su previsi?n no ha sido infundada. 405 personas iniciaron en 2005 tratamiento en el Proyecto Hombre por consumo de coca?na, un 20% m?s que en 2004 y un 50% del total de usuarios que atendi? esta entidad, con un perfil caracterizado por un inicio del consumo muy temprano, con una media de 15 a?os de edad.

La noticia de un incremento en el n?mero de las personas que pide ayuda es buena y mala: buena, porque supone que m?s personas con toxicoman?as superar?n su problema; mala porque evidencia que el sustrato de personas con toxicoman?a -en concreto con dependencia por la coca?na- se ha incrementado en los ?ltimos tiempos.

El problema de las drogas se agrava -y esto es algo que en nuestro tiempo ha supuesto ya la alarma de los expertos- cuando deja de preocupar, cuando se pierde lo que se denomina percepci?n del riesgo. A muchos, sobre todo a los j?venes, les cuesta creer que ?una? raya, o ?un? porro, vaya a hacerles da?o. Hoy, como dec?an los j?venes de hace 40 a?os, ellos ?controlan?.

Aceptaci?n social

El presidente de Proyecto Hombre en Baleares, Tomeu Catal?, en compa??a de la coordinadora terap?utica, M?nica Macrescu, alertaba sobre la ?normalizaci?n? y la ?aceptaci?n social? cada vez mayor del consumo de drogas y que ha propiciado el descenso de la edad de inicio, lo cual conlleva efectos ?m?s destructivos? en el consumidor porque aumentan sus a?os de adicci?n.

De hecho, se?al? Catal?, la media de a?os de dependencia de la coca?na ha pasado de tres a ocho a?os (cuando se acude a pedir ayuda) desde el 2000 y los tratamientos por consumo de coca?na aumentan cada d?a, de manera que en 2006 Proyecto Hombre prev? que los usuarios por esta adicci?n crecer?n un 28% respecto de 2005.

Las consecuencias de esta ?normalizaci?n?, agreg? Macrescu, se reflejan en el tipo de personas que acuden a la organizaci?n con ?nimo de pedir ayuda, entre las que se detecta un incremento de problemas de salud (un 20% sufren enfermedades psiqui?tricas secundarias a la adicci?n), legales (un 16% tienen antecedentes penales y un 6% ha estado en prisi?n por delitos relacionados con el tr?fico de drogas) y familiares.

Adem?s, en el ?ltimo a?o el porcentaje de mujeres ha crecido hasta el 15% y la edad media de los usuarios se sit?a en los 33 a?os en programas de adultos y 19 en los programas para los j?venes.

En cambio, cuando Proyecto Hombre abri? sus puertas en el 2000, el 93% de los usuarios con problemas con la coca?na eran hombres, con una edad media de 31 a?os y eran trabajadores en activo con empleo estable, con una media de 3 a?os de dependencia y s?lo un 1% hab?a estado en prisi?n y un 12 ten?a antecedentes.

Catal? lament? todo el ?marketing? que rodea el consumo de drogas en Espa?a, en especial de cannabis -del que siempre ha denunciado que una mano negra quiere hacer pasar como inocuo- y coca?na, a su juicio, porque es un ?pa?s de paso? en el narcotr?fico. Ma?ana la ONU celebra el D?a Internacional contra el uso indebido y el tr?fico il?cito bajo el lema ?las drogas no son un juego de ni?os?.

Esta campa?a pretende concienciar a la gente de los efectos que tienen las drogas, un problema que tiene enormes costes sociales y que afecta a personas de todas las clases sociales, asegur?. Catal? destac? los efectos positivos en la integraci?n social y econ?mica de las personas que acuden a Proyecto Hombre, de las que un 60% finaliza con ?xito el tratamiento, reduciendo los casos de violencia familiar y el absentismo laboral.

El Mundo

No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 10:39  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios