Viernes, 21 de julio de 2006


ALARGA LA ESPERANZA DE VIDA

20/07/2006 17:58
ISABEL F. LANTIGUA El Mundo

MADRID.- Una reciente investigaci?n ha descubierto que el tratamiento de gran actividad (TARGA), adem?s de controlar la enfermedad en los pacientes seropositivos, reduce la aparici?n de infecciones oportunistas tanto en adultos como en ni?os, lo que disminuye la mortalidad y ofrece a los peque?os una posibilidad de alcanzar la edad adulta.

Hace justo una d?cada las personas con VIH mor?an a menudo por las enfermedades oportunistas, que se aprovechaban del estado inmunodeprimido del paciente para actuar. Esta situaci?n cambi? en 1996 gracias a la llegada del TARGA. Ahora un trabajo, publicado en 'JAMA', compara por primera vez a gran escala c?mo esta combinaci?n de f?rmacos disminuye en los ni?os la aparici?n de las infecciones oportunistas.

Investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard y de la Universidad de Boston(EE UU) siguieron a 2.767 chicos infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana entre enero de 2001 y diciembre de 2004 y compararon su situaci?n con la de 3.331 menores que hab?an participado en otro estudio entre octubre de 1988 y agosto de 1998 (antes de la era TARGA). El objetivo era evaluar la incidencia de 29 infecciones oportunistas.

El equipo registr? un total de 553 primeros episodios de infecciones entre 395 participantes (el 14%) del grupo que ya utilizaba la terapia antirretroviral. Las cuatro infecciones m?s comunes fueron la neumon?a bacteriana, el herpes z?ster, las infecciones dermatof?ticas (de la piel) y la candidiasis oral.

Al comparar la presencia de estos trastornos entre la era anterior al TARGA y la posterior, los autores vieron que por cada 100 personas al a?o, la incidencia de la neumon?a hab?a descendido desde la introducci?n de los antirretrovirales nueve puntos, de 11,1 a 2,15 y el herpes z?ster pas? de 2,9 a 1,11. Lo mismo ocurri? con las otras infecciones.

Los f?rmacos contra el sida y la profilaxis efectiva para cada una de estas enfermedades han reducido sustancialmente su incidencia en los ?ltimos 10 a?os. No obstante, los autores reconocen que "a pesar de los avances y los beneficios derivados del TARGA las infecciones oportunistas no han desaparecido por completo y algunos ni?os seropositivos contin?an desarroll?ndolas, bien porque no responden a la terapia, por falta de adherencia o por intolerancia a los f?rmacos".

Acceso limitado
Un editorial que acompa?a al estudio, explica que en los pa?ses en v?as de desarrollo, donde es especialmente grave la epidemia de sida, los ni?os tienen muchas dificultades para seguir y beneficiarse del tratamiento antirretroviral.

"En los ?ltimos cinco a?os el debate cient?fico y pol?tico ha dejado de centrarse en si estos f?rmacos pueden proporcionarse en esas zonas para fijarse en c?mo se pueden administrar. Sin embargo, para los 2,3 millones de ni?os que viven en el mundo con VIH la cuesti?n no es ni d?nde ni c?mo, sino cu?ndo van a recibir la terapia que les permitir? vivir m?s a?os", escribe el doctor Joseph I. Harwell, de la divisi?n de enfermedades infecciosas del hospital de Rhode Island.

Este experto indica que los pa?ses desarrollados tienen una proporci?n muy peque?a de ni?os infectados con VIH por dos razones: primero, las mujeres embarazadas se someten a la prueba del sida y si est?n infectadas reciben tratamiento antirretroviral, lo que reduce las posibilidades de transmitir la infecci?n a sus hijos y, en segundo lugar, los ni?os infectados tambi?n toman los f?rmacos, por lo que crecen con una enfermedad cr?nica.

"Claramente, la medicaci?n funciona, mejora la calidad de vida de los seropositivos y reduce las complicaciones asociadas a la enfermedad", concluye el doctor Harwell. Por eso, es necesario que llegue a los pa?ses m?s afectados.



No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 19:03  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios