S?bado, 12 de agosto de 2006




Esta medicaci?n cara ha salvado a muchos pacientes, pero deben tomarla de continuo, vigilar las resistencias, y combatir los frecuentes efectos adversos.




De elmundo.es


MADRID.- El tratamiento antirretroviral ha salvado la vida de muchos pacientes seropositivos. Pero ?stos se ven abocados a tomar una medicaci?n cara que en ocasiones se tolera mal y que no est? exenta de efectos adversos.

Una 'condena' de este tipo pide a gritos alg?n tipo de eximente o rebaja. Por ello desde hace tiempo se viene investigando sobre las interrupciones controladas del tratamiento. El principal miedo que deriva de esta actitud es la aparici?n de resistencias que podr?an condicionar que los pacientes no respondieran posteriormente a los f?rmacos de igual forma.

Los estudios publicados hasta ahora han arrojado resultados dispares y la tendencia m?s generalizada es a no interrumpir los tratamientos, especialmente desde que hace unos meses tuvo que suspenderse un estudio porque los pacientes que dejaban temporalmente la terapia ten?an el doble de riesgo de fallecer o desarrollar una enfermedad oportunista que los que no lo suspend?an (estudio SMART).

Un nuevo estudio publicado en la revista 'The Lancet', en un n?mero especial dedicado al VIH, y realizado con los pacientes de la Cohorte Suiza, tailandeses y australianos, da una versi?n m?s positiva de la estrategia. En dicho estudio 430 pacientes, en tratamiento antirretroviral con m?s de 350 CD4 (c?lulas defensivas) por mililitro y menos de 50 copias del virus, fueron divididos en dos grupos: unos siguieron con la terapia y a otros se les indicaron interrupciones del mismo.

Los pacientes a los que se suspend?a el tratamiento se revisaban cada cuatro semanas, si se detectaba una ca?da en la cifra de CD4 por debajo de 350 se repet?a el an?lisis y si se confirmaba se restauraba la medicaci?n durante al menos 12 semanas. Cuando se recuperaban de nuevo las cifras se volv?a a suspender la ingesta de f?rmacos.

Valorar el ahorro

Despu?s de 96 semanas de seguimiento se comprob? que el n?mero de pacientes con carga viral indetectable fue muy similar en los dos grupos (90,5 versus 91,8%). Gracias a la estrategia de interrupci?n se ahorr? un 61,5% de la medicaci?n en comparaci?n con lo que se hubiera gastado si hubieran continuado con el tratamiento.

Durante el seguimiento ning?n paciente tuvo una enfermedad definitoria de sida y no se desarrollaron resistencias con mayor frecuencia en los pacientes en los que se retiraron los f?rmacos. Los efectos adversos fueron m?s frecuentes entre los que siguieron tomando antirretrovirales, pero los participantes que hicieron interrupciones tuvieron m?s candidiasis.

"La vigilancia estrecha de los pacientes y usar el criterio de reiniciar la medicaci?n cuando bajen los CD4 a 350 en vez de esperar m?s, como se hab?a hecho en otros estudios, es una estrategia segura", comentan los autores del trabajo.

Aunque en un estudio anterior los resultados hab?an sido tan negativos que parec?a haberse desechado la posibilidad de hacer "vacaciones de tratamiento", estos investigadores creen que "entre los millones de pacientes que toman tratamiento antirretroviral, cientos de miles pueden suspenderlo por falta de tolerancia y conocer los beneficios y los riesgos que conlleva esta interrupci?n, y pueden decidir esperar a tomarlo a sabiendas de que si se vigilan el riesgo que corren no es muy grande".

No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 20:29  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios