Lunes, 14 de agosto de 2006


Hasta ahora s?lo eran una pieza m?s del rompecabezas del Sida pero las mujeres que el enviado especial de la ONU para el Sida en Africa ha llamado las 'hero?nas' en esta lucha, 'las abuelas del Sida', est?n dispuestas a vencer la tragedia que diezma a ese continente.

Stephen Lewis, el enviado especial del secretario general de la ONU, no pudo contener las l?grimas cuando el viernes abri? la primera 'Reuni?n de Abuelas' ante m?s de 300 mujeres, unas 100 de ellas procedentes de Africa y a las que calific? de 'hero?nas' desconocidas.

Entre las 300 abuelas estaban Matilda Mwenda, Cherry Matimuna y Priscillar Mwanza, tres mujeres de Kabwe (a unos 110 kil?metros al norte de Lusaka, Zambia), abuelas que han adoptado los hijos de sus hijos muertos por el Sida y en muchos casos, los hijos de otras mujeres tambi?n desaparecidas por la enfermedad mortal.

A su vez, algunos de esos hu?rfanos son portadores del virus del Sida.

Es la nueva realidad que diezma el coraz?n de Africa pero a la vez ha forjado el car?cter de la 'Abejas Ajetreadas', la peque?a red de ayuda que las abuelas del Sida de Kabwe han formado para apoyarse mutuamente.

Matilda es una de las cuatro mujeres africanas que protagonizan 'Abuelas', un documental financiado por la Fundaci?n Stephen Lewis y que describe la vida de estas mujeres.

'Ayer fue la primera vez que vi la pel?cula -se?ala Matilda a Efe-. Es muy bonita. Y es un alivio. Cre?a que era la ?nica persona que sufr?a con esta enfermedad'.

Lentamente, Matilda suspira cuando recuerda la vida de Karmela, otras de las abuelas cuya vida est? reflejada en el documental.

Karmela mantiene en su casa a m?s de 25 hu?rfanos. Para mantenerlos, todos trabajan en una cantera siete d?as a la semana, donde pican piedras a mano. Cada dos semanas acumulan lo suficiente para ganar 11 d?lares.

Karmela es portadora del virus del Sida. Lo contrajo a trav?s de las heridas que permanentemente cubren sus manos -por el trabajo en la cantera- al cuidar a su hijo mayor, ya muerto a consecuencia de la enfermedad.

Aunque las cifras son dif?ciles de recopilar, se estima que en los pa?ses del Africa subsahariana viven unos 13 millones de ni?os hu?rfanos por el Sida.

Y la situaci?n no va a mejorar en los pr?ximos a?os. De los cerca de 40 millones de personas infectadas con el virus que hay en todo el mundo, 24,5 millones est?n en Africa y de ellos 13,2 millones son mujeres.

El n?mero de hu?rfanos africanos del Sida va a aumentar y para 2010 ser?n 18 millones. M?s de la mitad sobrevivir?n gracias a las abuelas, como Matilda.

Esta abuela de 51 a?os cuenta los hu?rfanos que mantiene en su casa: 'Dos m?os (de su hija mayor). Cinco de mis hermanos. Otros cinco de otras personas'.

Adem?s trabaja en el orfanato local 16 horas al d?a para atender a los hijos de aquellos muertos con Sida. Durante el fin de semana acude a un hospicio para atender a adultos con Sida.

Matilda recuerda como hace tres a?os decidi? dedicarse en cuerpo y alma a paliar los efectos del Sida en su comunidad. Fue despu?s de que perdiese cuatro hermanos, una hermana y su hija a manos del Sida.

Despu?s se hizo cargo de Mark, entonces de seis meses, hijo de una mujer muerta por el Sida.

'Cuando me lleg? estaba tan delgadito. No cre?a que fuese a sobrevivir', recuerda.

A pesar de ello, Matilda se hizo cargo de ?l. Durante meses lo cargaba en su espalda y andaba varias horas hasta llegar al hospital m?s cercano para que le hiciesen pruebas y dieran medicamentos.

'Ahora me llama mami', declara orgullosa Matilda.

De Terra Espa?a


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 8:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios