Jueves, 17 de agosto de 2006


WASHINTON, 17 Ago. 06 (ACI).-El odio a la maternidad y la familia, el miedo patol?gico a la fidelidad y la continencia sexual y el desprecio de los valores cristianos son las fuerzas actuales detr?s de la lucha internacional contra el SIDA, seg?n denuncia el activista pro-vida ugand?s, Martin Sempa, uno de los propulsores del programa de abstinencia y fidelidad que logr? un gran ?xito en su pa?s en la d?cada de los ?80s.

Sempa hizo esta denuncian al evaluar la Conferencia Internacional sobre SIDA realizada en Toronto hace unos d?as y que concluy? con un nuevo llamado a usar los preservativos como principal medio para evitar el contagio.

Seg?n informa el sitio LifeSiteNews.com, Sempa es uno de los creadores de la campa?a ABC (abstinencia, fidelidad y como ?ltimo recurso los preservativos) que logr? disminuir la tasa de contagio del SIDA de 30 a 6,2 por ciento en Uganda.

Sempa denunci? que existe una "doble patolog?a" en las organizaciones internacionales que se han reunido en Canad? y trabajan para enfrentar esta pandemia: lo que llama "abstinofobia", es decir el miedo a la abstinencia sexual y la fidelidad; y la "matrifobia", es decir el miedo irracional a los programas que promueven el matrimonio y la familia.

Para el activista "estas dos tendencias son el ?ltimo eslab?n de una revoluci?n sexual que se ha vuelto a?eja en occidente y que usa la crisis del SIDA como un medio para mantenerla".

Desde la ciudad de Las Vegas, donde dicta un ciclo de conferencias, el experto ugand?s dijo que no asisti? a la conferencia internacional que se desarrolla en Toronto, Canad?, por la hostilidad que probablemente encontrar?a all?. El problema, al final, es que los delegados en Toronto, recuerda Sempa, est?n obviando aquello que podr?a salvar la vida de millones de personas.

En opini?n del activista "todo empez? a degenerar" cuando en 1994 se supo que un programa basado en el control personal sexual, que rechazaba el enfoque de las organizaciones internacionales sobre el preservativo y la promiscuidad, hab?a tenido tanto ?xito.

Los grupos que trabajaban con el SIDA comenzaron sus propias contra-campa?as. Uganda se inund? de preservativos y pornograf?a desde ese a?o. Y desde entonces la tasa de infecci?n del HIV/SIDA comenz? a subir. "Tienen miedo de mencionarlo. No quieren ver otros medios para combatir la enfermedad. El problema real est? frente a ellos, pero dicen, ?no me digas que mi promiscuidad est? mal?", precisa Sempa.

Al mismo tiempo, destaca que los programas de abstinencia y de fidelidad s? est?n profundamente arraigados en la cultura cristiana de Uganda. "La gente es muy cristiana en Uganda. Existe un 80 por ciento de adherencia al cristianismo en sus distintas formas y nuestra aproximaci?n resuena en la cultura, en la salud p?blica y es adem?s econ?micamente viable", explica el activista.

Otros cuatro pa?ses africanos (Kenia, Zimbabwe, Rwanda y otro m?s) est?n comenzando a implementar el programa ABC de Uganda.


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 20:34  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios