Domingo, 29 de octubre de 2006


La prostituci?n infantil asociada al turismo genera cada a?o unos 3.900 millones de euros de beneficios en todo el mundo. Sol Meli? adopta el C?digo de Conducta Contra la Explotaci?n Sexual Infantil en los destinos donde opera.


(EUROPA PRESS)

Sol Meli? presentar? oficialmente el lunes su adhesi?n al C?digo de Conducta contra la Explotaci?n Sexual Infantil, por el que se compromete a asumir de forma responsable todos los compromisos necesarios dirigidos a las buenas pr?cticas en este sentido en todos los destinos tur?sticos en los que opere.

Las empresas del sector que adoptan este C?digo de Conducta est?n de acuerdo en contraer una responsabilidad social en sus destinos y en introducir en sus actividades, entre otros, criterios como una pol?tica corporativa ?tica en contra de la explotaci?n sexual de los menores, formar al personal de sus empresas en los pa?ses de origen y en los destinos en los que opera, introducir una cl?usula en los contratos con sus proveedores en la que declaren su rechazo com?n a la explotaci?n sexual de ni?os, o informar de ello a los turistas mediante cat?logos, tr?pticos, carteles, videos informativos a bordo, billetes, o p?ginas web.

Asimismo, deber?n proporcionar informaci?n a los agentes locales 'clave' en cada destino e informar anualmente sobre la implantaci?n de estos criterios.

Estos compromisos se centran especialmente en la explotaci?n sexual comercial infantil, por ser "una forma de maltrato y una grave violaci?n de los derechos de la infancia", cualquiera que sea su forma: prostituci?n infantil, pornograf?a infantil o tr?fico de menores con fines sexuales, fen?menos todos emergentes en todo el mundo.

Seg?n datos de la Campa?a internacional contra la explotaci?n sexual de la infancia (ECPAT Espa?a), esta explotaci?n comercial constituye el tercer negocio ilegal a escala mundial, por detr?s del tr?fico de armas y del tr?fico de estupefacientes, y la tendencia es que se acabe situando en el primer lugar, pues las ganancias que genera anualmente y las facilidades de infraestructura que presenta hacen de ella una actividad cada vez m?s atractiva para las mafias internacionales.

Tan s?lo la prostituci?n infantil asociada al turismo se calcula que genera cada a?o m?s de 5.000 millones de d?lares (3.900 millones de euros) de beneficios en todo el mundo, y se estima en cien millones de ni?os y ni?as las v?ctimas existentes a nivel mundial.

Los explotadores sexuales de menores no son exclusivamente los ped?filos --personas que sufren des?rdenes de personalidad--, como tradicionalmente se ha pensado, sino que la mayor?a son "abusadores sexuales ocasionales", sexualmente indiscriminados o que desean experimentar el sexo con menores. Muchos de los explotadores son clientes locales. Sin embargo, est? creciendo el n?mero de extranjeros que llegan al destino mediante viajes vacacionales o de negocios.

Estos explotadores aparentemente adoptan la consigna de que "fuera de casa, no se aplica la misma moral". Los turistas que explotan a los ni?os con frecuencia se convencen a ellos mismos de que "todo es m?s aceptable en el pa?s de destino y la gente no tiene los mismos prejuicios que en casa".

Algunos turistas sexuales intentan convencerse de que ?sta es una buena acci?n porque de esta forma les ayudan a obtener dinero para comida y les facilitan la mejora de sus condiciones de vida. Para otros, el hecho de que los ni?os sean f?cilmente accesibles puede tentarles a considerar el sexo con menores como una experiencia ex?tica.

Muchos de ellos buscan ni?os por creer err?neamente que el riesgo de contraer el VIH/sida es m?s bajo manteniendo sexo con menores que con los adultos, y sin embargo la realidad es que en algunas zonas, m?s del 50 por ciento de los ni?os est?n infectados, lo que significa que ellos extienden m?s ampliamente la enfermedad.

RESPONSABILIDAD DEL SECTOR TUR?STICO

A juicio de ECPAT, la responsabilidad en el problema de la explotaci?n sexual comercial infantil "es extremadamente compleja". En ning?n caso, la industria tur?stica ha sido acusada directamente de fomentar el comercio sexual con ni?os, pero s? se ha solicitado su colaboraci?n y su oposici?n a que se utilicen para este fin sus infraestructuras y su red.

La responsabilidad directa corresponde s?lo a aqu?llos que conscientemente difunden, organizan, transportan y alojan viajes de turismo sexual infantil. Tolerar este tipo de actividades implica complicidad, mientras que otra parte de responsabilidad indirecta corresponde a los operadores tur?sticos, agencias de viajes, transportistas, especialmente aerol?neas y establecimientos hoteleros si estos son conscientes de que est?n siendo utilizados como veh?culos para conducir a los turistas sexuales declarados o potenciales a los destinos.

Precisamente el C?digo de Conducta que ahora asume Sol Meli? est? en consonancia con el C?digo ?tico Mundial del Turismo de la OMT, al que recientemente se ha adherido de forma oficial el Gobierno de Espa?a, y que entre sus principios, declara que "la explotaci?n de seres humanos en cualquiera de sus formas, especialmente la sexual, y en particular cuando afecta a los ni?os vulneran los objetivos fundamentales del turismo, y constituyen una negaci?n de su esencia".

Los clientes tienen la posibilidad de apoyar la acci?n en contra del turismo sexual infantil, eligiendo los operadores tur?sticos comprometidos en la lucha contra la explotaci?n sexual comercial de los ni?os, a lo que se suma el hecho de que una pol?tica corporativa basada en principios ?ticos claros "proporciona una imagen positiva de la empresa, tanto interna como externamente, crea los fundamentos de un m?todo de trabajo a largo plazo, constructivo y sobre objetivos y tiene entre sus objetivos expulsar del mercado a los operadores tur?sticos menos serios".

Desde la Campa?a internacional contra la explotaci?n sexual de la infancia recomiendan iniciar la implementaci?n del C?digo de forma "sectorializada", seleccionando o bien unas ?reas geogr?ficas de destino piloto o bien un sector de actividad determinada de la empresa.

Despu?s, se establecer? posteriormente, seg?n lo acordado entre la empresa y ECPAT Espa?a tras la formalizaci?n de la firma del C?digo, un calendario para la extensi?n al conjunto de las actividades de la compa??a firmante. ECPAT facilitar? formaci?n impartidas por personal de la Campa?a de car?cter muy participativo e interactivo con informaci?n general, espec?fica, sectorializada y el estudio de casos.

A partir del segundo semestre tras la firma del C?digo de Conducta, se proceder?n a evaluaciones internas --por parte de las personas designadas como referentes en la empresa-- y externas (miembros del Consorcio ECPAT Espa?a, Secretariado Internacional del C?digo de Conducta y entidades delegadas por ellos a tal efecto). del cumplimiento de los criterios firmados.

Los recursos para la evaluaci?n y el seguimiento ser?n informes de progresos por parte de los referentes de la empresa cada tres meses o en funci?n de situaciones o hechos que afecten el calendario establecido, auditorias puntuales, y reuniones informativas anuales entre los referentes y personas designadas por la empresa y los miembros de ECPAT Espa?a.

A partir del primer a?o, se valorar? la asertividad de las estrategias desarrolladas hasta la fecha con una definici?n de los objetivos a corto medio y largo plazo por parte de los referentes de la empresa junto con los miembros del Consorcio ECPAT Espa?a.

Visite: Comite Independiente AntiSida
No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 21:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios