Martes, 19 de junio de 2007



La cuesti?n m?s destacada de la VI Reuni?n de Actualizaci?n en VIH ha sido la posibilidad de prevenir los efectos adversos de la terapia antirretroviral, en especial la lipoatrofia. Tambi?n se ha abordado la necesidad de tratarla una vez que aparece, aunque el ?xito sea menor.
Esther Rom?n Cant?n 19/06/2007
"Hay datos suficientes para suponer que la utilizaci?n de una u otra terapia anti-VIH puede suponer que se desarrollen efectos adversos o no", ha explicado Celia Miralles, del Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario Xeral-C?es, de Vigo, en la VI Reuni?n de Actualizaci?n en VIH, organizada por la compa??a Gilead, que se ha celebrado en Madrid.

Cuando no queda m?s remedio y hay que utilizar medicamentos que pueden provocar efectos adversos como la lipodistrofia, "los usamos, pero hoy en d?a podemos elegir". ?sta es una de las cuestiones que m?s preocupa a los profesionales de la salud que tratan a pacientes seropositivos; prueba de ello es el debate sobre la prevenci?n de la toxicidad metab?lica a largo plazo que se ha mantenido en la reuni?n.

Miralles ha presentado una serie de ensayos cl?nicos que llegan a la conclusi?n de que no todos los f?rmacos anti-VIH son iguales.

"Lo que tenemos claro es que no hay que utilizar medicamentos del grupo de an?logos timid?nicos. Adem?s, sabemos qu? an?logos nucle?sidos est?n m?s comprometidos en el desarrollo de la lipodistrofia".

Prevenci?n
Hoy por hoy, "lo ideal es buscar la prevenci?n primaria antes de que aparezca la toxicidad metab?lica, pero no siempre es posible", ha concluido Joaqu?n Portilla, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario de Alicante. "Hay pacientes que llevan mucho tiempo enfermos, que han recibido diversos tratamientos y que presentan mutaciones de resistencia a diferentes medicamentos.

Si, adem?s, el paciente experimenta una inmunodeficiencia grave se le debe dar un tratamiento que evite el desarrollo del sida y la muerte. En ese caso hay que buscar tratamientos eficaces desde el punto de vista virol?gico, aunque presenten una toxicidad importante".

Los nuevos medicamentos anti-VIH son f?rmacos que apenas producen lipoatrofia (s?lo en un 3-4 por ciento de los casos). "Ahora podemos prevenir este efecto adverso en la gran mayor?a de los pacientes. Pero cuando esto no es as? debemos adoptar soluciones quir?rgicas para corregirlos", ha se?alado Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ram?n y Cajal de Madrid. "Se han realizado estudios en los cuales la sustituci?n de un f?rmaco t?xico por otro menos t?xico consigue incrementar la grasa. Pero lo hace de una forma tan lenta que a los dos a?os de seguimiento son menos de 500 gramos de grasa los recuperados. En este caso, volver a la normalidad llevar?a un m?nimo de diez a?os", seg?n Miralles.

Algo en lo que coinciden los especialistas es en recordar que cualquier f?rmaco puede producir efectos secundarios. "Ahora nos preocupan otra serie de problemas como la toxicidad renal, ?sea y cardiovascular. Pero lo que es evidente es que al utilizar f?rmacos de forma cr?nica es f?cil que aparezcan efectos secundarios".

Estigma
Seg?n Miralles, "la lipodistrofia es un hecho traum?tico para los pacientes porque se ven deformados y porque esto hace que se les identifique de nuevo como portadores de una enfermedad que a?n no est? aceptada socialmente".

La posibilidad de prevenir este efecto adverso se tiene cada vez m?s en cuenta en las consultas porque, cuando aparece, hay pocas alternativas de tratamiento. "Va a suponer una limitaci?n en el tratamiento y existe una conciencia generalizada respecto a esta cuesti?n", ha apuntado Portilla. Adem?s, "la mayor?a de los pacientes conocen este efecto, preguntan por ?l y piden que, en la medida de lo posible, no les administremos f?rmacos que puedan conllevar la redistribuci?n de la grasa corporal".


No al sida


Publicado por C.I.A.S @ 10:43  | Investigaci?n Sida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios