Jueves, 06 de marzo de 2008


 

España sigue siendo el país europeo con mayor número de cocainómanos.

Europa es el segundo mercado mundial de cocaína, la Península Ibérica, una de sus principales...

Mar Tagle

Madrid. España ostenta, una vez más, el dudoso honor de encabezar la lista de principales consumidores de cocaína en Europa. El dato no es nuevo, como declara Ignacio Calderón, director general de la Fundación  de Ayuda contra la Drogodependencia, pero no reiterados por resultar menos graves. También estamos a la cabeza en consumo de cannabis.

La clasificación la presentó ayer en Viena la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), órgano de las Naciones Unidas encargado de velar por el cumplimiento de los tratados internacionales contra las drogas. En su informe, nuestro país destaca además como líder en incautación de cocaína. En 2006 se alcanzó la escalofriante cifra de 49,6 toneladas, un 2,56% más que el año anterior, situando a Portugal en un lejanísimo segundo puesto con sólo ocho toneladas incautadas.

La JIFE también incluye los datos ya conocidos de la Encuesta Domiciliaria realizada por el Ministerio de Sanidad y Consumo entre noviembre de 2005 y abril de 2006, que reflejan que el consumo de cocaína por parte de la población española pasó del 1,8% en 1995 al 3% en 2005. Aunque quizá lo más preocupante sean las cifras relativas a los adolescentes, entre los que el consumo se ha cuadruplicado en 10 años, pasando de un 1,8% al 7,2%.

Calderón afirma que el problema en España es que "la sociedad ha aceptado la presencia de las drogas como algo normal". Por ello el núcleo de sus últimas campañas publicitarias se ha centrado en la educación preventiva, sobre todo entre los 0 y los 12 años.

Pero no todo en el informe de la JIFE es negativo: elogia la puesta en marcha, desde 2007, por parte del Ministerio de Sanidad y Consumo, del Plan de Actuación frente a la cocaína, cuyo principal objetivo es sensibilizar  a la población sobre los riesgos de consumo y donde se llevan invertidos 7 millones de euros. La JIFE anima al resto de países a seguir el ejemplo español.

Según la Encuesta Escolar de 2006-2007, realizada por el Ministerio de Sanidad a chavales de 14 a 18 años,  "el porcentaje de consumo de cocaína ha descendido más de tres puntos, pasando de un 7,2% de 2004 a un 4,1% en 2007." El ministerio aclaró que la JIFE no ha podido recoger estos datos presentados en septiembre de 2007, ya que su informe se basa en datos de 2005 y 2006.

El organismo también hace referencia a otras drogas. En el caso del hachís, al contrario de lo que ocurre con la cocaína, el consumo se ha estabilizado en torno a un 11%. Aún así, España sigue siendo el país donde más resina de hachís se decomisa del mundo, aunque ha disminuido un 31% entre 2005 y 2006 debido, según la ONU, a la disminución de la producción en Marruecos.

Con respecto a la heroína, España es junto a Alemania uno de los dos únicos países      europeos donde aumentó la incautación de esta droga, exactamente 471 kilos, un 170% más que en 2005.

España e Italia lideran el consumo de cannabis en Europa occidental, que se ha estabilizado en torno al 11%.

Por otro lado, el número de denuncias por posesión o uso de drogas en España no ha dejado de crecer desde 1997 y prácticamente se triplicó entre 1996 y 2004.

 

Gaceta


Publicado por C.I.A.S @ 6:40  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios