Martes, 20 de mayo de 2008
 
También se dan casos en los que personas diagnosticadas de trastorno bipolar tienen una mayor probabilidad de adquirir una adicción a sustancias como el alcohol

Castellón, 20 mayo 2008 (mpg/AZprensa.com)

Las sustancias adictivas estimulantes como la cocaína pueden provocar trastorno bipolar, según ha señalado el psiquiatra Gonzalo Haro durante la tercera edición de las jornadas de trastorno bipolar, organizadas por la Asociación Valenciana de Trastorno Bipolar en Castellón.

El doctor Haro, responsable del Programa de Patología Dual Grave que se ha puesto en marcha en el Hospital Provincial de Castellón, destacó en su intervención que se está constatando que aquellas personas que no tienen trastorno bipolar pero que presentan una personalidad cercana al tratarse de “personas muy aceleradas, eufóricas y felices tienen tendencia a recurrir a estimulantes como la cocaína para mantener ese nivel de optimismo”.

Este consumo de estimulantes, sin embargo, puede llegar a provocar un trastorno bipolar, advirtió el doctor, puesto que a esa fase de euforia le pueden seguir episodios maníacos y depresivos.

También se dan casos en los que personas diagnosticadas de trastorno bipolar tienen una mayor probabilidad de adquirir una adicción a sustancias como el alcohol.

El Programa de Patología Dual Grave consiste en el tratamiento integral de pacientes que tienen un problema de salud mental y que, además, presentan una dependencia a sustancias tóxicas.

Desde la puesta en marcha del programa el pasado mes de septiembre se han atendido a 58 pacientes, de los que el 40 por ciento presenta esquizofrenia y una dependencia a la cocaína o alcohol.

El 25 por ciento de los pacientes son personas con psicosis tóxica a quienes el consumo de drogas (cocaína y cannabis) les ha provocado una enfermedad mental.

El 20 por ciento presenta demencias inducidas por el consumo de alcohol, según el doctor, quien subrayó que “en estos casos lo prioritario es desintoxicar al paciente y posteriormente se evalúa el grado de demencia y se decide el tratamiento”.

El resto de los pacientes atendidos hasta el momento presenta trastornos de la personalidad muy graves con dependencia a las drogas.

El doctor ha constatado un cambio en el perfil del paciente, ya que “antes se detectaban más casos de personas a las que el alcohol les provocaba una demencia, mientras que actualmente, con el aumento del consumo de cannabis y cocaína, se están detectando más casos de personas que presentan enfermedades mentales como consecuencia del consumo de drogas”.

“Generalmente, estas personas oyen voces y tienen paranoias, por lo que su tratamiento requiere ingresos hospitalarios de prolongadas estancias”, matizó el doctor Haro, al tiempo que explicó que posteriormente estos pacientes son seguidos en régimen ambulatorio y se someten a controles para comprobar que no han sufrido recaídas.

Los pacientes que participan en este programa son remitidos desde Unidades de Salud Mental y gabinetes de drogodependencias municipales, Unidades de Conductas Adictivas y Asociaciones que trabajan en la atención de drogodependientes.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=36397


No al sida

Publicado por C.I.A.S @ 13:49  | Sin drogas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios